ジャーナルセクションを最大限にご活用いただくため、メインの言語をお選びください:
English 日本語 Español Português

ジャーナルセクションに新しい機能を追加しました。コメントなどeditor@DiscoverNikkei.orgまでお送りください。

Crónicas Nikkei 8 — Héroes Nikkei: Pioneros, Modelos a Seguir e Inspiraciones

Elena Yoshida de Kohatsu: una heroína entre héroes

Elena Miyoko Yoshida de Kohatsu (Foto cedida por su hijo, Alberto Kohatsu, actual director del diario Peru Shimpo).

“Por sus obras, la conocerás”. Y por sus virtudes, creo que hasta podemos llegar a admirar a una persona. Realmente, me quedé sorprendida cuando conocí a Elena Yoshida de Kohatsu, la única mujer que ha dirigido a casi todas las instituciones de la colectividad peruano-nikkei, como la Asociación Peruano Japonesa.

Pero nunca la he conocido en persona; sino que eso pasó cuando leía libros, escuchaba testimonios y recuerdos y veía las placas conmemorativas que perennizan su memoria. Incluso, la biblioteca que custodia la historia de nuestra colectividad nikkei, lleva su nombre. Así, ¡cómo podría pasar desapercibida si hablamos de héroes nikkei! Elena Yoshida de Kohatsu destacaba por su modestia y hasta prefería el anonimato y si podía, evadía los homenajes; aunque estas virtudes ahora son aprovechadas por quienes quisieran dejarla en el olvido. Han pasado 21 años desde su partida y hasta ahora, sigue siendo una heroína entre muchos héroes nikkei.

La historia comienza en la ciudad de Lima (Perú), un 11 de abril de 1929, cuando nació Elena Miyoko Yoshida Nakamoto (su nombre de soltera). Estudió la primaria en la escuela japonesa Lima Nikko (promoción XVII), y la secundaria, en la Gran Unidad Escolar Rosa de Santa María. De estas épocas, hay una anécdota que encontré en Discover Nikkei y que fue compartida por Keyko Higa a través del periodista Enrique Higa Sakuda1, que data de las épocas de gakko (colegio). Cuando Keyko estudiaba en Lima Nikko, cuenta que Elena solía llevarla a almorzar a su casa cada vez que la veía llorando, por haberse quedado sin sitio en el shokudo (comedor) de la escuela. En ese entonces, Elena apenas cursaba el cuarto o quinto grado de primaria. Esa preocupación que mostraba Elena por el prójimo desde niña, luego se convirtió en su vocación.

Por eso, quiso ser doctora y cuando terminó el colegio, postuló a la Facultad de Medicina de la Universidad Mayor de San Marcos; ingresando al primer intento. Pero solo estudió cuatro años porque tuvo que dejar la carrera por asuntos familiares; aunque nunca perdió esa inquietud de ayudar al prójimo.

Por la época de guerra, Elena fue maestra de español en Igei Gakuen, la escuela que Ginju Igei, el patriarca de la comunidad nikkei, abrió clandestinamente en Lince para que los niños nisei no se quedaran sin educación.2 En esa época, el gobierno peruano había ordenado el cierre de las escuelas japonesas debido a Japón y su participación en la Segunda Guerra Mundial, por lo que estos gakuen funcionaban en clandestinidad.

Publicidad de Locería Primor, también conocida como “Casa Kohatsu”, publicada en la “Guía de la Colonia Japonesa” de Peru Shimpo, año 1966.

Unos años más tarde, en 1949, Elena se unía en matrimonio con Taro Kohatsu. Juntos formaron una familia y tuvieron la recordada Locería y Regalos Primor, conocida también como Casa Kohatsu, que vendía la afamada vajilla japonesa Noritake. Con esfuerzo y trabajo abrieron varios locales, como el primero que estuvo en Lima (jirón Huallaga) y el último, en Lince.

Pero la señora Elena, como así la gente la llamaba por respeto y cariño, era una mujer proactiva y no se conformó con dedicarse solo a su esposo, sus hijos y sus negocios. Comenzó a servir a la colectividad nikkei, como delegada zonal de Fujinkai y, sin buscarlo, fue destacando su cualidad de líder innata. Mencionar a todas las instituciones que presidió, sonaría a presunción o exageración para algunas personas; pero resulta necesario refrescar algunas de ellas y que podemos encontrar por escrito en libros y memorias.3, 4, 5 Elena Yoshida de Kohatsu fue presidenta de la Asociación Femenina Peruano Japonesa (Fujinkai) en dos periodos (1971 y 1978) y de la Asociación Peruano Japonesa (1991), en donde fue la primera y única mujer en asumir tan alto cargo; logro por el cual es reconocida hasta ahora.

Elena Yoshida de Kohatsu promovió la creación de la biblioteca que lleva su nombre así como del Centro Recreacional para la Tercera Edad Ryoichi Jinnai, al que dedicó cariño y enfocó empatía hacia los koreisha (adultos mayores). El grupo de voluntarias Shiawase que los atiende y el servicio de recojo a domicilio (para que ningún ojichan u obachan se quede con las ganas de ir a su Jinnai) son los principales aportes que incluyó la señora Elena a este programa. Asimismo, su nombre también es recordado como una de las personas que impulsó la construcción del Policlínico Peruano Japonés (inaugurado en 1981), obra del comité de asistencia de la Sociedad Central Japonesa (SCJ), presidido por el Sr. Shozo Kitsuta. En el Policlínico, la sra. Elena estuvo como directora durante 10 años. 

A esta impecable trayectoria, podemos mencionar otras instituciones nikkei que se beneficiaron del entusiasmo, vocación de servicio y liderazgo de Elena Yoshida, como la Asociación Urasenke del Perú (desde donde gestionó la llegada al Perú de los maestros Sakuraba y Shirahase en 1974 para promover la práctica del Chanoyu o Ceremonia del Té), la Asociación Emmanuel, la Fundación Cultural Nikkei del Perú (que vela por el patrimonio de los inmigrantes japoneses a través del Museo de la Inmigración Japonesa al Perú “Carlos Chiyoteru Hiraoka”), la Editorial Peru Shimpo, la Asociación de Exalumnos de la Escuela Japonesa Lima Nikko, la Comisión Conmemorativa del Centenario de la Inmigración Japonesa, entre otras.

Por sus méritos y aciertos, la señora Elena se ganó la admiración de quienes la conocieron y por su extraordinaria trayectoria institucional, fue condecorada por el gobierno japonés en 1996. Sin embargo, dos años después, Elena Miyoko Yoshida de Kohatsu fallece, un 26 de febrero de 1998. En el 2012, el Museo de la Inmigración Japonesa al Perú “Carlos Chiyoteru Hiraoka” inauguró la exposición temporal “Homenaje a Elena Yoshida de Kohatsu”, en donde se revivió la vida y obras de la lideresa nikkei, mostrando fotografías y objetos personales así como una recreación de un chashitsu (casa de té), para representar a una de sus grandes aficiones: el chanoyu o ceremonia del té, que incluso lo perfeccionó, al alcanzar el grado de maestra de chanoyu (Jun-kyoju) por la Escuela Urasenke de Kyoto en Japón. Además, dominaba el japonés y el español y desde pequeña, era una asidua lectora.

Han pasado 21 años desde su partida y hasta ahora la señora Elena sigue siendo guía y ejemplo de las cualidades que debería reunir un líder en nuestra colectividad: sencillez, modestia, entusiasmo, honestidad, tenacidad, una persona de carácter proactivo y de decisión firme y justa, con experiencia y vocación de servicio; como coinciden quienes la conocieron en vida.

Personalmente, creo que era una mujer visionaria que se adelantó a su época, al asumir cargos que hasta ese entonces (incluso ahora), eran exclusivamente “solo para hombres”. Si vemos las fotos institucionales de la época, podemos ver cómo destaca la señora Elena, siendo la única mujer entre señores “de saco y corbata”. Personalmente, a mí me gustaría que su recuerdo no solo se quede en fotos o placas conmemorativas, sino que sea un ejemplo a seguir, por ser una heroína que no llevaba capa, pero sí todas las virtudes como para volar alto.   

Notas: 

1. Enrique Higa “Estudiar durante la guerra”, publicado el 3 de diciembre de 2018 en Discover Nikkei

2. Jorge Igei, director del Museo Carlos Chiyoteru Hiraoka, en una entrevista que realicé para el diario Peru Shimpo el 6 de julio de 2018: “Ginyu Igei, al maestro con cariño”.

3. Daniel Óscar Tagata. Eslabones II. 1998.

4. Asociación Peruano Japonesa. Centenario de la Inmigración Japonesa al Perú. 1999.

5. Asociación Femenina Okinawense del Perú. XX Años.

 

© 2019 Milagros Tsukayama Shinzato

星 3 個

ニマ会によるお気に入り

このストーリーが気に入りましたか?気に入ったら ログイン または アカウントの作成をして、星を投票しよう! ニッケイ・ルーツでは、最も多く星を獲得したストーリーをサイトの他の言語へ翻訳します。ニマアカウントへログインして、投票してください。

Asociación Peruano Japonesa Centro Ryoichi Jinnai Elena Yoshida de Kohatsu Lima peru peru shimpo Policlínico Peruano Japonés

このシリーズについて

La palabra “héroe” puede significar diferentes cosas para diferentes personas. Para Crónicas Nikkei 8: Héroes Nikkei: Pioneros, Modelos a Seguir e Inspiraciones, buscamos explorar la idea de lo que es un héroe nikkei y de lo que esto significa para diversas personas. ¿Quién es tu héroe? ¿Cuál es su historia y de qué manera ha influido en tu identidad nikkei o tu conexión con tu herencia nikkei?

Te invitamos a enviar tus historias, ensayos y otras obras en prosa. Los personajes deberán ser nikkei o tener alguna conexión significativa con la comunidad nikkei. Se puede presentar más de un artículo por autor. Se aceptarán los artículos a partir del 1 de mayo hasta el 30 de septiembre de 2019, a las 6 p. m. (hora del Pacífico). Se publicarán todas las historias enviadas que cumplan con los lineamientos y criterios del proyecto como parte de la serie Héroes Nikkei, en la sección Artículos de Descubra a los Nikkei, de manera continua.

Para mayor información, visita 5dn.org/ESHeroes.


Mira también estas series de Crónicas Nikkei:

#1: ¡ITADAKIMASU! Sabores de la cultura nikkei 
#2: Nikkei+ ~ Historias de Lenguaje, Tradiciones, Generaciones y Raza Mixtos ~ 
#3: Nombres Nikkei: ¿Taro, John, Juan, João?
#4: La Familia Nikkei: Memorias, Tradiciones, y Valoress
#5: Nikkei-go: El idioma de la familia, la comunidad y la cultura
#6: ¡Itadakimasu 2! Otros sabores de la cultura nikkei
#7: Raíces Nikkei: Indagando en Nuestra Herencia Cultural