Elija un idioma principal para aprovechar al máximo nuestras páginas de la sección Artículos:
English 日本語 Español Português

Hemos realizado muchas mejoras en las páginas de la sección Artículos. ¡Por favor, envíe sus comentarios a editor@DiscoverNikkei.org!

Crónicas Nikkei 8 — Héroes Nikkei: Pioneros, Modelos a Seguir e Inspiraciones

Mine Okubo

La artista Mine Okubo es más famosa por su libro Citizen 13660, una memoria gráfica de los campos de concentración japoneses-americanos. Se convirtió en mi heroína mientras yo era una estudiante en la Universidad de California (UC), Riverside,en 1979. Como una joven de veintitantos años, me sentí inspirada por los logros de Mine como parte de la “grandiosa generación” que sobrevivió a la Segunda Guerra Mundial. Ella lo hizo en sus propios términos y sin disculpas. Fue perseverante como mujer artista y en su vida misma. Las dificultades que experimentó la hicieron más fuerte. Ella conservó su identidad nikkei y nunca olvidó a la comunidad japonesa-americana o sus inicios en Riverside. Fue emocionante descubrir a una decidida joven artista japonesa-americana que sabía desde temprana edad lo que ella quería hacer con su vida. En una época en donde se esperaba que las mujeres se casaran y formaran una familia, Mine decidió que ella nunca dejaría que nada interfiera con su arte.

Mine nació en Riverside en 1912. Dejó la pequeña comunidad de Riverside por el gran mundo en la Universidad de California en Berkeley. Aquí, en Berkeley, Mine estuvo expuesta a valiosas experiencias y personas interesantes que definirían su vida y su arte. En 1938, una beca de la Universidad de California le permitió viajar a Europa antes de la Segunda Guerra Mundial.Sus viajes fueron interrumpidos por la guerra, pero antes de eso, Mine pudo viajar mucho y descubrir el color y la luz en sus pinturas.

Al crecer en Albuquerque, Nuevo México, durante los años 60, yo solía ser la única asiática en un lugar. Nuestra familia era la única asiática en la manzana. En la escuela, algunas veces había unos pocos estudiantes chinos, pero no japoneses-americanos, salvo mi hermano y yo. Mis padres se mudaron a El Centro, California,en 1970, cuando comencé la preparatoria. Me enteré sobre los campos de concentración japoneses-americanos en mi clase de Historia de California en la preparatoria. Eso era mencionado brevemente en una única página de nuestro libro de texto.

Mientras que los asiáticos-americanos en Los Ángeles y San Francisco estaban descubriendo su identidad con el Poder Amarillo, yo luchaba por encontrar el mío en un pequeño pueblo conservador. Imperial Valley era un desierto, literal y culturalmente. La comunidad agrícola japonesa-americana de aquí fue mi primer contacto con mi propia comunidad. Noté la diferencia entre mis padres de carácter abierto, que habían crecido en Hawái, y la comunidad japonesa continental.

Después de la preparatoria, comencé a leer libros por mi cuenta sobre los campos de concentración japoneses-americanos. Devoré el libro de Michi WeglynYears of Infamy que explicaba cómo los funcionarios del gobierno estadounidense de las más altas esferas tuvieron complicidad en la colocación de gente en los campos de concentración. Describía qué tan profundamente sufrieron los japoneses-americanos durante la Segunda Guerra Mundial a causa del internamiento. Me sentí indignada por las historias de sufrimiento e injusticia.

Cuando tenía que escribir un artículo de la universidad para mi clase de humanidades Mujeres y Cultura, quise encontrar a una artista que haya estado en un campo de concentración. Por fortuna, yo era estudiante de la Universidad de California en Riverside, porque Mine había crecido en Riverside. Mine había donado artículos y libros a la Biblioteca de Colecciones Especiales de aquí. Su libro Citizen 13660 me pareció revelador por sus ilustraciones en blanco y negro crudamente precisas, combinadas con observaciones objetivas de la vida diaria. Sus comentarios eran con frecuencia humorísticos y algunas veces, conmovedores. Mientras estaba en Tanforan, Mine recibía cartas de amigos europeos diciéndole qué tan afortunada era de estar libre y segura en casa.

El trabajo de Mine en Trek, la revista de arte y literatura del campo de concentración en Topaz, posteriormente le permitió trabajar para la revista Fortune en Nueva York.Mine residiría en Nueva York por el resto de su vida. Citizen 13660 originalmente fue publicada en 1946, justo después de la guerra. Este era un libro arriesgado para ser publicado en ese momento, cuando los sentimientos antijaponeses aún eran elevados. Cuando Citizen fue impreso nuevamente en 1984, ganó el American Book Award.

Lo que me sorprendió del arte de Mine era que ella nunca dejó de explorar diferentes estilos artísticos. Aún después de que Citizen 13660 le había traído fama de por vida, ella continuó evolucionando como artista.Su obra posterior incluía sus pinturas “felices” con colores brillantes y niños, animales o flores como tema. Mine regresó a las tradiciones populares japonesas por inspiración, en lugar de los maestros europeos.

Al final de mi clase, tuve que presentar mi artículo en voz alta. Era uno de los pocos artículos presentados sobre una artista mujer viva. La Biblioteca de Colecciones Especiales tenía la dirección en Nueva York de Mine. Con toda la bravuconería de la juventud, le envié por correo una copia de mi artículo junto con una carta.

Mine comenzó a enviarme sus tarjetas festivas con impresiones de animales del Año Nuevo Chino con llamativas impresiones en blanco y negro. Aún yo seguía escribiéndole cartas cuando me volví activa en la comunidad japonesa-americana y su lucha por la compensación y reparaciones. A medida que los años pasaban,finalmente me casé y tuve un hijo. Seguí escribiéndole cartas hasta su muerte, en el 2001.

Tarjetas festivas de Mine Okubo

Nunca olvidaré el día, en 1981,cuando un pequeño paquete llegó por correo desde Nueva York. Lentamente, desenvolví el paquete con papel marrón, preguntándome qué me había enviado Mine. A medida que retiraba la envoltura, me sorprendiódescubrir una pequeña pintura dentro. Se llamaba “Sol, Chica, Gato”, un acrílico en blanco y negro con un estilo lúdico. Mine había incluido una breve nota. Decía:

Estoy enviando un pequeño dibujo en aprecio a tu tesis. Me impresionó tu escrito y el trabajo muestra que pusiste mucha intención y esfuerzo en él.

Atentamente, Mine Okubo.

Sol, Niña, Gato

 

* * * * *

Nuestro Comité Editorial seleccionó este artículo como una de sus historias favoritas de serie Héroes Nikkei: Pioneros, Modelos a Seguir e Inspiraciones. Aquí está el comentario.

Comentario de Dan Kwong:

El ensayo de Edna Horiuchi sobre Mine Okubo me impresionó en varios niveles: uno, la importancia de arrojar nuevas luces sobre una extraordinaria artista mujer nisei y su creación poderosamente cautivadora, Citizen 13660; dos, el viaje de exploración personal emprendida por la propia Edna; y tres, la feliz intersección de estos dos niveles al final. Fue maravilloso leer cómo la determinación de una mujer inspiró a otra y nos recuerda que nunca sabemos cómo nuestros esfuerzos creativos en la vida pueden tener algún efecto en alguien, en algún lugar, algún día.

El aprecio y respeto de Edna por las decisiones de Mine como mujer artista resonaron fuertemente en mí, puesto que fui educado por una madre nisei, Momo Nagano, quien también tuvo que superar las expectativas tradicionales de una mujer y sus limitaciones, con el fin de cumplir su deseo de ser artista.

Las historias de Mine y Edna son sobre mujeres que siguen un camino de auto descubrimiento y que encuentran formas de compartirlo con otras; Mine Okubo, a través de su arte y escritura, y Edna Horiuchi, a través de su activismo en la comunidad. Qué casualidad que ambas se hayan conectado entre sí.

 

© 2019 Edna Horiuchi

26 Estrellas

La Favorita de Nima-kai

Cada artículo enviado a esta serie estuvo disponible para ser elegido como los favoritos de nuestros lectores y de los Comités Editoriales. ¡Gracias a todos los que votaron!

art artist heroes identity Mine Okubo Nikkei Chronicles Nikkei Heroes World War II writer

Sobre esta serie

La palabra “héroe” puede significar diferentes cosas para diferentes personas. Para esta serie, hemos explorado la idea de lo que es un héroe nikkei y de lo que esto significa para diversas personas. ¿Quién es tu héroe? ¿Cuál es su historia? y ¿de qué manera ha influido en tu identidad nikkei o tu conexión con tu herencia nikkei?

Les pedimos historias desde mayo hasta septiembre de 2019, y la votación concluyó el 12 de noviembre de 2019. Todas las 32 historias (16 en inglés, 2 en japonés, 11 en español y 3 en portugués) que recibimos desde Argentina, Australia, Brasil, Canadá, Japón, los Estados Unidos, México y Perú.

Aquí están las historias favoritas seleccionadas por nuestro comité editorial y la comunidad Nima-kai. 


Las elegidas del Comité Editorial:

La elegida por Nima-Kai:

Para saber más sobre este proyecto de escritura >>


Mira también estas series de Crónicas Nikkei:

#1: ¡ITADAKIMASU! Sabores de la cultura nikkei 
#2: Nikkei+ ~ Historias de Lenguaje, Tradiciones, Generaciones y Raza Mixtos ~
#3: Nombres Nikkei: ¿Taro, John, Juan, João?
#4: La Familia Nikkei: Memorias, Tradiciones, y Valoress
#5: Nikkei-go: El idioma de la familia, la comunidad y la cultura
#6: ¡Itadakimasu 2! Otros sabores de la cultura nikkei
#7: Raíces Nikkei: Indagando en Nuestra Herencia Cultural