Elija un idioma principal para aprovechar al máximo nuestras páginas de la sección Artículos:
English 日本語 Español Português

Hemos realizado muchas mejoras en las páginas de la sección Artículos. ¡Por favor, envíe sus comentarios a editor@DiscoverNikkei.org!

Crónicas Nikkei #7 — Raíces Nikkei: Indagando en Nuestra Herencia Cultural

Mi tradición nikkei

Desde que tenía seis años de edad, mi madre y mi padre siempre llevaban a mi hermana mayor y a mí al festival de la Semana Nisei en Little Tokyo del centro de Los Ángeles. Recuerdo a mis padres comprando por primera vez dango fresco y korokke a mi hermana y a mí en uno de los numerosos vendedores situados a lo largo del pueblo. La salsa dulce del dango seguida de la apetitosa salsa del tonkatsu del korokke hacía una combinación tan perfecta que se convirtió en una costumbre de mi familia para comer todos los años en la Semana Nisei.

Mientras mi familia y yo recorríamos el pueblo, disfrutando del paisaje y los aromas, me di cuenta de que mi papá saludaba a muchas otras personas que yo no conocía. Siempre me preguntaba quiénes eran y me imaginaba que eran sus amigos del trabajo. Resulta que tenía algo de razón. Algunas de estas personas eran amigos del trabajo, pero muchas eran solo amistades que mi padre había hecho mientras trabajaba en Little Tokyo. Me di cuenta que todos en la comunidad japonesa/japonesa-estadounidense eran amigables entre ellos, tratándose mutuamente como familia.

El desfile de la ceremonia de inauguración siempre era el primer domingo del evento. Adultos, niños y ancianos hacían fila en las aceras de la Calle 1 y 2, de modo que la policía tenía que cerrar las calles toda la tarde solo por el desfile. Recuerdo que siempre veía a la policía y pensaba sobre qué tan importante era este desfile ya que ellos tenían que intervenir. Mi familia y yo tratábamos de encontrar cualquier espacio libre, siempre y cuando mi hermana y yo pudiéramos sentarnos (porque comenzamos a quejarnos de estar parados por dos o tres horas como mucho).

El desfile siempre abría con la policía del centro de Los Ángeles recorriendo las calles en sus motocicletas seguidos de una serie de importantes miembros del consejo municipal de origen japonés y japonés-estadounidense y sus familias encaramados en autos relucientes.

Las dos carrozas que siempre atrajeron mi atención fueron el equipo de básquetbol local japonés/japonés-estadounidense y la Corte de la Reina y la Princesa. El equipo de básquetbol siempre tenía aros de básquetbol en donde la gente del público podía intentar encestar. Nunca lo hice porque era joven y tímida, pero recuerdo que uno de los miembros se dio cuenta del entusiasmo en mis ojos y me pasó la pelota. Dudé, pero todos los que me rodeaban me animaban a subir y hacer el tiro. Decidí subir y acabé perdiendo. Recuerdo que mi hermana me fastidiaba y me sentí muy avergonzada, pero todos los que me rodeaban aplaudían y decían palabras de aliento como “Buen intento” y “Está bien, cariño.” En ese momento, me sentí mucho mejor de inmediato y como si hubiera sido aceptada en la comunidad.

Con la carroza de la Corte de la Reina y la Princesa, viendo a la reina y a las princesas sentadas y saludando con la mano desde la carroza adornada con flores, hizo que yo deseara poder ser parte de ese grupo. Cada vez que yo las saludaba, una de las princesas siempre notaba mi presencia y me devolvía el saludo. Recuerdo que yo me sentía como si una celebridad hubiese notado mi presencia, de forma similar a la carroza del equipo de básquetbol, me sentí como si fuera aceptaba y recibida en la comunidad.

Después del desfile, mi familia siempre comía en Oomasa donde mi hermana y yo siempre compartíamos un plato combinado de pollo teriyaki colocado en un plato tipo caja bento. Nunca he olvidado la orden de mi padre, porque siempre pedía este inmenso bote de sushi y sashimi que llenaba la mesa. Siempre estaba exquisitamente decorado con flores y hojas de bambú y el jengibre siempre era moldeado en forma de una hermosa flor.

Mientras crecía, el desfile de la Semana Nisei ha sido el único momento en donde me he sentido realmente conectada con el lado japonés de mi familia (mi madre es taiwanesa y tenía familia en los Estados Unidos, de modo que siempre nos inclinábamos más por el lado de su familia). Todos los años, siempre aprendía más y más sobre mi identidad así como la comunidad y raíces japonesas/japonés-estadounidenses. Conforme iba creciendo, me di cuenta que una característica de la comunidad es que es muy unida. Todos, de hecho, se tratan como familia (aún si no te conocieran) y todos, de alguna manera, se conocen sin importar qué. Me di cuenta de esto al verlo de mi padre. Siempre me presentaba a sus amigos de modo que cada vez que yo regresaba a Little Tokyo, todos siempre me recordaban, aun si yo no venía con él.

La Semana Nisei de Little Tokyo fue la base para que comenzara mi interés y deseo de explorar más a fondo mi lado japonés. Estoy tomando estudios de japonés y clases del idioma en mi Universidad y me he unido, además, a la organización del Sindicato de Estudiantes Nikkei para crear una plataforma en donde las voces de la comunidad japonés-estadounidense compartan sus historias con la comunidad. Creo que es importante para los niseisansei y futuras generaciones seguir aprendiendo de sus generaciones anteriores y difundiendo estas historias de modo que no olvidemos de dónde vinieron nuestras raíces.

 

© 2018 Kate Iio

28 Estrellas

La Favorita de Nima-kai

Cada artículo enviado a esta serie estuvo disponible para ser elegido como los favoritos de nuestros lectores y de los Comités Editoriales. ¡Gracias a todos los que votaron!

community identity little tokyo Los Angeles Nikkei Chronicles Nikkei Roots Nisei Week parade

Sobre esta serie

Las historias en la serie Crónicas Nikkei han explorado las diversas maneras en que los nikkei expresan su cultura única, ya sea a través de la comida, el idioma, la familia o la tradición. En esta oportunidad, estamos ahondando más a fondo, ¡hasta llegar a nuestras raíces!

Les pedimos historias desde mayo hasta septiembre de 2018. Todas las 35 historias (22 en inglés, 1 en japonés, 8 en español y 4 en portugués) que recibimos desde Argentina, Brasil, Canadá, Cuba, Japón, México, Perú y los Estados Unidos. 

En esta serie, le pedimos a nuestros Nima-kai votar por sus historias favoritas y a nuestro Comité Editorial elegir sus favoritas. En total, cuatro historias favoritas fueron elegidas.

Aquí estás las historias favoritas elegidas.

  Editorial Committee’s Selections:

  La elegida por Nima-Kai:

Para saber más sobre este proyecto de escritura >>


Mira también estas series de Crónicas Nikkei:

#1: ¡ITADAKIMASU! Sabores de la cultura nikkei 
#2: Nikkei+ ~ Historias de Lenguaje, Tradiciones, Generaciones y Raza Mixtos ~ 
#3: Nombres Nikkei: ¿Taro, John, Juan, João? 
#4: La Familia Nikkei: Memorias, Tradiciones, y Valoress 
#5: Nikkei-go: El idioma de la familia, la comunidad y la cultura  
#6: ¡Itadakimasu 2! Otros sabores de la cultura nikkei