Elija un idioma principal para aprovechar al máximo nuestras páginas de la sección Artículos:
English 日本語 Español Português

Hemos realizado muchas mejoras en las páginas de la sección Artículos. ¡Por favor, envíe sus comentarios a editor@DiscoverNikkei.org!

Crónicas Nikkei #4 — La Familia Nikkei: Memorias, Tradiciones, y Valores

Una carta a mis padres

Queridos mamá y papá,

Soy Mary, su hija, y ustedes son mis padres, Yaeko y Yoneto Nakata. Siento mucho haberme demorado tanto en escribir esta carta. Estuve muy ocupada con el trabajo, mi matrimonio y familia. Luego, no pude encontrar las palabras correctas para expresar mi apreciación y gratitud hacia ambos. No me di cuenta de todo el dolor que han sufrido luego de la Segunda Guerra.

El Año Nuevo de 1948 sería supuestamente el evento más feliz para nuestra familia en Japón. Fui la primera bebe mujer, llamada Mary, en nacer a la 1 a.m. Nunca supe que el empezar una nueva vida en Estados Unidos terminaría en tal tragedia el 28 de mayo de 1948.

El abuelo y la abuela cuidaban de mí en Japón cuando llegó la noticia del fallecimiento de papá. Tan solo tenía 29 años de edad. Mamá era una viuda de  21 años de edad.  Yo tenía seis meses de edad y nunca supe de papá. Mientras crecía, mamá me contó que papá fue un veterano del Servicio de Inteligencia Militar (Military Intelligence Service o MIS, por sus siglas en inglés) del Ejército de los Estados Unidos de la Segunda Guerra Mundial. Él fue un ciudadano norteamericano que tenía primos en el Campo de Reubicación de Jerome, en Arkansas, y más parientes en Japón.

Debió haber sido difícil para papá el elegir su lealtad, pero cumplió su deber como estadounidense. Tenía que estudiar duro en inglés y en japonés en la Escuela de Idiomas de la Inteligencia Militar en Fort Snelling, Minnesota. Papá nunca abandonó su sueño de convertirse en un soldado del MIS. Al ver una antigua foto de su funeral militar con doce soldados del ejército estadounidense en posición de firme, me demostró cuánto los Estados Unidos apreciaba a papá. Frente al Cementerio Evergreen en Los Ángeles, allí estaba el ataúd de papá con una enorme bandera estadounidense,  cuatro ramos de flores grandes y muchos que lo velaban vestidos de negro. Entonces, en medio del grupo estaba mamá vestida con un simple traje sastre negro. Se le veía tan triste y frágil bajo su gran sombrero negro. Cuando mamá me contó que ella envió las cenizas de papá a Hiroshima, Japón, lloré porque nunca tuve la oportunidad de despedirme de él. Yo no entendía que papá era hijo único y debía ser devuelto al país natal de sus padres.

Mamá, te perdoné por casarte de nuevo. Tenías que volver a casarte para traerme a casa en los Estados Unidos. Tenía dos años de edad con un nuevo padre y más tarde una nueva hermana bebé. La diferencia de edad y de idioma de tu nuevo esposo hizo que fuera extremadamente difícil hacer sobrevivir el matrimonio. El divorcio debió hacerte sentir sola  e insegura, sin un esposo otra vez.

Tenías 31 años de edad e intentaste una vez más el matrimonio. Recuerdo que yo tenía 13 años de edad y que hacía de niñera de mi nueva hermana. Tú nunca renunciaste al matrimonio y a la familia. Mantuviste juntas a las tres hermanas bajo un solo techo y las tratabas a todas por igual.

Una vez más, la tragedia azotó el hogar. Te convertiste en viuda a los 64 años de edad. Quería saber porqué tus matrimonios nunca duraban. Luego, recuerdo que me dijiste que siempre creíste en el destino. Tu primer matrimonio terminó en tragedia. Por lo tanto, aceptaste que todos los matrimonios futuros terminarían en desgracia. Yo siempre creí que tu destino era por una razón, la cual era ser una mamá más fuerte para tus hijas.

Siempre me dijiste que papá enfatizaba la importancia de la educación universitaria, mientras que tú me dabas ánimos. Me inculcaste el valor de nunca darme por vencida. Fui la primera en graduarme de la universidad y en convertirme en una profesora de primaria. Pude jubilarme del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles luego de 36 años de enseñanza.

Fue difícil ver a mamá sufrir de Alzheimer y verla fallecer a los 86 años el 30 de abril del 2013. Ella siempre fue tan prudente, calmada, muy obstinada, pero honesta. El  Alzheimer definitivamente cambió a mamá. Ella se volvió más dispuesta a que yo la ayudara y cuidara.  Yo realmente empecé a conocerme al saber más de mis padres. Me volví en una mejor y más fuerte persona, esposa y madre. Nunca cambiaría cosa alguna de mi vida. Sé que nunca podré ver físicamente a mis padres otra vez. Aun así, siempre amaré y guardaré conmigo todos los recuerdos que compartimos juntos. Agradezco a mis padres por haberme brindado una mejor vida. Ahora, yo aprecio a mi propia familia con un esposo amoroso, John Sunada, y dos hijos, James y David.

De su hija leal,
Mary 

 

© 2015 Mary Sunada

49 Estrellas

La Favorita de Nima-kai

Cada artículo enviado a esta serie estuvo disponible para ser elegido como los favoritos de nuestros lectores y de los Comités Editoriales. ¡Gracias a todos los que votaron!

Alzheimer's Evergreen Cemetary family funeral MIS Nikkei Chronicles Nikkei Family parents World War II

Sobre esta serie

Los roles y las tradiciones de la familia nikkei son únicos porque han evolucionado a través de muchas generaciones, basados en varias experiencias sociales, políticas, y culturales del país del que ellos migraron.

Descubra a los Nikkei ha reunido historias de todo el mundo relacionadas con el tema de la familia nikkei, que incluyen historias que cuentan la manera cómo tu familia ha influido en la persona que eres y que nos permiten entender tus puntos de vista sobre lo que es la familia. Esta serie presenta estas historias.

Para esta serie, hemos pedido a nuestros Nima-kai que voten por sus historias favoritas y a nuestro comité editorial que escoja sus favoritas.

Aquí estás las historias favoritas elegidas.

  Las elegidas del Comité Editorial:

  La elegida por Nima-Kai:

Para saber más sobre este proyecto de escritura >>

Mira también estas series de Crónicas Nikkei:

#1: ¡ITADAKIMASU! Sabores de la cultura nikkei 
#2: Nikkei+ ~ Historias de Lenguaje, Tradiciones, Generaciones y Raza Mixtos ~
#3: Nombres Nikkei: ¿Taro, John, Juan, João? 
#5: Nikkei-go: El idioma de la familia, la comunidad y la cultura 
#6: ¡Itadakimasu 2! Otros sabores de la cultura nikkei
#7: Raíces Nikkei: Indagando en Nuestra Herencia Cultural