Elija un idioma principal para aprovechar al máximo nuestras páginas de la sección Artículos:
English 日本語 Español Português

Hemos realizado muchas mejoras en las páginas de la sección Artículos. ¡Por favor, envíe sus comentarios a editor@DiscoverNikkei.org!

Crónicas Nikkei #4 — La Familia Nikkei: Memorias, Tradiciones, y Valores

No te preocupes, sé hapa

Mis hermanas y yo tenemos el mismo sentido del humor mordaz y estatura verticalmente conservadora, pero es allí donde nuestras obvias similitudes terminan. Todas tenemos la misma madre sansei okinawense y padre sureño de Florida, pero no nos parecemos. Quizás podría describir nuestra conexión general mientras crecíamos con nuestra «japonesidad» tan tenuemente como pueda. Comíamos arroz con cada comida y siempre llevábamos regalos a las casas de nuestros amigos. Pero entonces también escuchábamos el pidgin y el inglés estándar cuando visitábamos a nuestra familia. No había ningún hablante de japonés a la vista. Y amamos a nuestros primos hapa1 y parientes okinawenses en Hawái, pero crecimos lejos de ellos en la costa este del continente. No hay japoneses por acá tampoco.

Parte de aceptarte como birracial o multirracial es aprender a ver la multifacética etiqueta mitad japonesa mitad blanco/europea como un todo coherente, en vez de un desorden dividido de partes únicas. Y aunque todas somos  percibidas e interactuamos con nuestra herencia de manera muy diferente, basado en nuestras apariencias y personalidades individuales, sé que hablo por las cuatro de nosotras cuando digo que estamos orgullosas de ser hapa. De ser ambos, nikkei y caucásicas.

¡Pero es hasta allí donde puedo ir para hablar por mis hermanas! Todas nos relacionamos con ser hapa de maneras diferentes, así es que naturalmente debo dejarlas que hablen por sí mismas cuando se trata de sus propias experiencias. Entrevisté a cada una de ellas, le pregunté a Mariko, Aiko y a Keiko cómo se sentían de ser hapa. Y cómo pensaban que eso impactó en sus  vidas mientras crecían. Sus respuestas fueron reflexivas, más concisas de lo que yo he sido en mi propia verbosa vida (he incluido mis propios pensamientos más detallados al  final), y echan luz sobre la experiencia sumamente propia  de ser birracial en la plenamente no nikkei costa este.

Mariko

Creo que la gente definitivamente se da cuenta que soy asiática. Los haole2 nunca preguntan de dónde soy, y alrededor de 80-90% de los brasileños* preguntan si soy de Sao Paulo, en donde existe una población de ascendencia japonesa enorme.  Los brasileños de tez clara, y les hablo en portugués así es que ellos asumen que soy brasileña, son casi siempre de ascendencia europea. Y dicen que mis ojos son como los de todos los japoneses allá. Ojos «rasgados». No es ofensivo ni nada. Es tan solo la palabra para ello en portugués.

Mientras crecía, creo que el ser hapa realmente tan solo me afectó subconscientemente. Creo que las personas tienden a acercarse a las que se ven como ellas, y como los adultos asiáticos reconocían mis orígenes, me trataban con mayor familiaridad que a los niños haole alrededor mío. Como la Sra. Kuo (nuestra profesora taiwanesa de Kumon).

Mis amigos eran de procedencias diversas, pero yo pasé mucho tiempo con el equipo de atletismo. Y subconsciente o no, ahora que lo pienso, definitivamente sí conocía a cada una de las pocas chicas asiáticas allí.

*El esposo de Mariko es del noroeste de Brasil, y ellos viven juntos en una zona predominantemente latina de Boston.

Aiko

Soy a la que se le ve menos asiática de todas nosotras, así es que nunca nadie ha cuestionado mi etnicidad. Creo que todo el mundo simplemente asume que soy haole.

Mientras crecía habían dos cosas que siempre quise cambiar de mi misma:

1)    Quería verme más asiática
2)    Quería ser bilingüe

Creo que ambas cosas son el resultado en su mayoría de haber sido criada por nuestra madre asiática, ya que era casi como haber aprendido a tener en su mayoría valores asiáticos en el fondo, pero no parecerlo por fuera. Ahora, por supuesto, ya no tengo esos sentimientos. Soy feliz de simplemente ser hapa, lo que fuera que eso implique. Son distintas cosas para todos, supongo.

Y trayendo algo no relacionado, siempre sentí que podía congeniar con mis amigos americanos porque me parecía a ellos, y con los amigos asiáticos porque fuimos criados de maneras similares.

Keiko

Creo que yo medio que siempre deseaba haber tenido un sentido de identidad más fuerte. Es decir, está la abuela y todo el mundo en Hawái, pero yo nunca pasé tanto tiempo allá. Amo ser hapa, pero aún quiero realmente aprender sobre la cultura nikkei. Quiero llevar japonés en la universidad y quizás aprender taiko.

En la secundaria yo principalmente noto la diferencia porque mis amigos blancos me perciben como asiática y mis amigos asiáticos me ven como blanca.

Por ejemplo, hace un tiempo, le hice una broma a uno de mis amigas chinas, que yo era una banana. Ella me dijo «no eres una banana, eres leche». Confundida le dije que era mestiza. Ella dijo, «chica, eres blanca por dentro y por fuera». No estaba segura cómo responderle, ya que supongo que es técnicamente verdad.

No estoy avergonzada de ser hapa, pero todavía quiero aprender más sobre el lado japonés. Medio que tenemos que trabajar en ello, ya que no conocemos a muchas personas japonesas. Creo que nunca me voy a acostumbrar a que las personas expresen sus propias opiniones sobre mi etnicidad o trasfondo cultural, pero el saber más sobre mí misma definitivamente me ayudaría a aceptarlo mejor.

Kimiko (la autora)

He estado medio que hiperconsciente  de mi etnicidad desde que tenía alrededor de siete años, cuando las personas me preguntaban si me habían adoptado de México, o si hablaba español. Ellos sin embargo me preguntaban si hablaba español enespañol, así es que naturalmente no tenía idea de lo que me decían.

Incluso ahora, ambos amigos y extraños teorizan sobre mi ascendencia. Se me ha dicho generalmente que se me ve latina, mexicana, ibérica, griega e incluso inuit.

Mi favorito sin embargo vino de una mujer haole ya mayor en un supermercado cuando estaba en la secundaria. Trabajaba en la caja medio tiempo, y esta cliente pasó más de 3 minutos explicándome que su impresión de mí como latina debía estar en lo correcto: «Querida debes ser hispana. Quizás aún no lo sepas. Pero sabes, leí en alguna parte que alrededor de hace 300 años atrás, un barco de españoles salió fuera de curso y naufragó en la costa irlandesa. Y sus descendientes se quedaron en Irlanda. ¡Debes descender de ellos!» Ese fue uno de mis días favoritos. Porque ¿quién sabe? Quizás tenga razón. Eso sería hilarante.

Recibo al menos 1-2 comentarios a la semana sobre mi «rostro étnico» o  asombro en general de que «no me veo japonesa». Y creo que no tengo que mencionar que tal interacción constante con todo el mundo que asume que soy latina me obliga a pensar mucho sobre la identidad. De hecho, tengo que explicar tanto el lado asiático de mis orígenes que me he dedicado a la investigación académica (¡e incluso escribo para Discover Nikkei!) de manera que pueda aprender sobre la cultura nikkei. Para aprender de la costa oeste, sobre la historia de nuestra familia en las plantaciones de azúcar de Hawái, sobre Okinawa y sobre exactamente qué es lo que explico a la gente cuando me preguntan sobre mis orígenes.

Y estoy tan contenta de haber iniciado este proceso de aprendizaje. Porque ahora tengo 25 años, y he aprendido qué tan valiosa es la cultura nikkei. He comenzado a identificarme con ella, a estar orgullosa  de ella y a amar compartirla con otras personas.

*********

Para las cuatro de nosotras, el corazón de nuestra herencia nikkei quizás esté a 3000 millas y a media línea sucesoria en el muy nativo vecindario okinawense de Honolulu de nuestra madre. Pero somos nikkei de todas maneras. Y blancas. Hapas sin preocupaciones, con mucho orgullo nikkei y haole combinados.

Notas:

1. Persona de herencia étnica mixta

2. Caucásico en hawaiano

 

* * * * *

Nuestro Comité Editorial seleccionó este artículo como una de sus historias favoritas de serie La Familia Nikkei. Aquí están los comentarios.

Comentario de Norm Ibuki:

Esperanzador es la palabra que resonaba en mí cuando leía este artículo inspirador. Kimiko captura la complejidad y lo asombroso que significa ser nikkei en el 2015. La realidad actual es que definir por uno mismo lo que significa ser descendiente de japoneses en nuestra cultura estadounidense es un viaje complejo que nunca terminaría. Por ello, estoy encantado que Kimiko y sus tres hermanas muestren interés por explorar las facetas de su identidad, que incluye el ser nikkei, caucásico y hapa “con mucho de orgullo nikkei y haole mezclados”. Con jóvenes miembros de nuestra comunidad reflexivos, inteligentes, positivos y prometedores como Kimiko, el futuro de nuestra comunidad es realmente brillante.

Comentario de Akemi Kikumura Yano:

El ensayo de Kimiko Medlock No te preocupes, sé Hapa aclara el significado multifacético de lo que significa ser “hapa” al entrevistar a sus tres hermanas, Mariko, Aiko y Keiko. Nacidas de la misma madre okinawense y de padre caucásico europeo, las hermanas cuentan sus experiencias únicas y puntos de vista así como el orgullo que comparten de ser birraciales.

 

© 2015 Kimiko Medlock

54 Estrellas

La Favorita de Nima-kai

Cada artículo enviado a esta serie estuvo disponible para ser elegido como los favoritos de nuestros lectores y de los Comités Editoriales. ¡Gracias a todos los que votaron!

east coast family haole hapa identity Mixed multicultural Nikkei Chronicles Nikkei Family

Sobre esta serie

Los roles y las tradiciones de la familia nikkei son únicos porque han evolucionado a través de muchas generaciones, basados en varias experiencias sociales, políticas, y culturales del país del que ellos migraron.

Descubra a los Nikkei ha reunido historias de todo el mundo relacionadas con el tema de la familia nikkei, que incluyen historias que cuentan la manera cómo tu familia ha influido en la persona que eres y que nos permiten entender tus puntos de vista sobre lo que es la familia. Esta serie presenta estas historias.

Para esta serie, hemos pedido a nuestros Nima-kai que voten por sus historias favoritas y a nuestro comité editorial que escoja sus favoritas.

Aquí estás las historias favoritas elegidas.

  Las elegidas del Comité Editorial:

  La elegida por Nima-Kai:

Para saber más sobre este proyecto de escritura >>

Mira también estas series de Crónicas Nikkei:

#1: ¡ITADAKIMASU! Sabores de la cultura nikkei 
#2: Nikkei+ ~ Historias de Lenguaje, Tradiciones, Generaciones y Raza Mixtos ~
#3: Nombres Nikkei: ¿Taro, John, Juan, João? 
#5: Nikkei-go: El idioma de la familia, la comunidad y la cultura 
#6: ¡Itadakimasu 2! Otros sabores de la cultura nikkei
#7: Raíces Nikkei: Indagando en Nuestra Herencia Cultural