Elija un idioma principal para aprovechar al máximo nuestras páginas de la sección Artículos:
English 日本語 Español Português

Hemos realizado muchas mejoras en las páginas de la sección Artículos. ¡Por favor, envíe sus comentarios a editor@DiscoverNikkei.org!

OHAYO Bom dia

Capítulo 20 (Parte 2): “OHAYO Bom Dia” en el aire

Parte 1 >>

La comida japonesa también tenía sus adeptos. Por ser un programa matutino en día de semana, la mayoría de los oyentes era compuesta por ama de casa. Pero me di cuenta que también había hombres que lo sintonizaban. 

Como los brasileros se interesan en recetas que usan soja, un día, di una receta de un pastel de “okara” (residuo de soja molida y exprimida). Los otros ingredientes son mayormente usados por los brasileros, como la banana y el fubá. Al terminar de dar la receta, llamaron por teléfono. “Por favor, me podrá repetir los ingredientes. Mi esposa no está en casa. Quisiera prepararle cuando  regrese”. Me estremeció este y pensé “Qué esposo generoso.” 

Otro día, presenté un salteado de “Chinguensai” y comenté que es recomendable usar salsa de ostra para darle más sabor. Días despúes, cuando estaba comprando verduras en el puesto de verduras del mercado, el dueño del puesto me dijo”Un señor vino a comprar Chinguensai, y me dijo que aprendió la receta en el programa de radio”. “Qué bueno, estoy de feliz de saberlo” le respondí. Luego preguntó sobre salsa de nosé qué. Y le respondí que era una recomendación que les dí para darle más sabor al plato. Me dijo “Va a comprar esa salsa para hacer la receta. Estaba muy contento por eso. “

Me emocioné mucho por eso. ¡Qué poder maravilloso tiene la radio!” Claro, yo lo hacía de corazón y los oyentes recibían ese sentimiento. 

Había una oyente que llamaba 1 vez por semana. Ella era descendiente árabe y tenía mucho interés en la cultura japonesa. Los temas que hablábamos eran “té verde,” “Tofu” “Yakisoba” “Acupuntura”. Pero un día llamó preocupada y me preguntó “¿Qué está pasando con Asasyouryu?!

“Disculpe, podrá repetir la pregunta” “Asashoryu. Tanto mi esposo y mi hijo somos fanáticos del él. ¿Por qué no está luchando?”

Sorprendida, me quedé sin palabras. No tenía el menor interés en Sumo, tuve que responder de la siguiente manera “ Hola, no estuve viendo televisión. Lo voy a averiguar”. Ese día y al día siguiente estuve viendo las noticias de NHK y los torneos de lucha de sumo. Pregunté a mis amigos de Japón que me expliquen en detalle. Al fin comprendí lo que sucedía y le expliqué. Ella se lamentó mucho y para ella no había otro gran luchador como él.

Un colega de la misma emisora me pidió que lo ayude con una sección del programa “Acierte la palabra”. Los oyentes tenían que responder el significado de una palabra en japonés por carta o por teléfono. 2 personas salían sorteadas quienes recibían Cds. Como esa región fue antiguamente una colonia de inmigrantes japoneses, me pidió que elija una palabra díficil. Elegí “Shorinsha”. 

Durante 1 mes, fueron poco las cartas que se recibieron, pero llamaban mucho por teléfono. 

El encargado de atender las llamadas me comentó la siguiente anécdota: Un hombre con tono enojado llamó y dijo ”Como quiero el CD, pregunté a los nikkeis conocidos y a los que viven en el vecindario, pero nadie sabía. Pensé que una persona con estudios sabría. Asique fui a un consultorio médico nikkei y al final de la consulta le pregunté pero no sabía hablar japonés.!”.

Había oyentes que venían a visitar la radio. Los que se dedicaban a la agricultura me llevaban frutas y café torrado fresco. Los niños, con sus ojos lleno de alegría, por haber conocido a “Laura Honda”, se quedaban viendo el programa. En una radio comunitaria, el presentador del programa tiene que hacer de todo, creo que ellos me veían como una super mujer. 

Cuando caminaba por la calle, me reconocían y me decían “Laura Honda”. Una vez, estaba en un negocio con muchas personas y de repente entró un hombre y me dijo “ Estoy yendo a buscar a mi madre, vi que era “Laura Honda”. Asique paré el automóvil y vine a saludarla. La escucho todos los días. Que siga muy bien.” Luego, los clientes que estaban alrededor mío empezaron a saludarme. 

Para finalizar, les cuento el origen del nombre “OHAYO Bom Dia”. Cuando estaba buscando un título para el programa, me encontré con una vecina en el elevador. La saludé con un “Bom dia” y la abuela con ojos azules, hija de italianos, me respondió con una sonrisa “OHAYO”.  En ese momento nació el  nombre “OHAYO, Bom Dia”. 

Gracias al programa “OHAYO Bom Dia” pude realizar un trabajo gratificante. De repente tuve una oferta de trabajo en Japón por 2 años y así a fines de 2007, terminó mi programa de radio. Comenzó así mi historia como dekasegui. Sobre esto, quiero escribir algún día.

© 2011 Laura Honda-Hasegawa

Brazil ohayo bom dia radio

Sobre esta serie

Mi tío llegó al Brasil hace aproximadamente 100 años. Yo nací en Brasil, por eso quiero ser “puente” entre Brasil y Japón. “Japón” está grabado en mi corazón y es mi tesoro. Quisiera protegerlo en mi tierra natal que es Brasil. Esta es una serie escrita con estos sentimientos. (Bon dia en portugúes significa Buen día)