Escolha o seu idioma de preferência para tirar o máximo proveito das páginas do nosso Jornal:
English 日本語 Español Português

Fizemos muitas melhoras nas seções do nosso Jornal. Por favor, envie-nos a sua opinião ao escrever para editor@DiscoverNikkei.org!

culture

es

Kizuna 2020: Bondad y solidaridad nikkei durante la pandemia de COVID-19

El arte siempre une: ilustrando sobre el coronavirus

Portada de la publicación “Distancia” (izquierda) y dibujo de Ana Sofía Villanueva Imafuku (derecha). Créditos: Lucho Chumpitazi (diagramación y diseño) y Elliot Tupac (lettering), y Ana Sofía Villanueva Imafuku.

Al principio, la primera reacción social promovida por el gobierno peruano debido a la emergencia sanitaria que originó el virus covid-19 fue cumplir una cuarentena estricta para evitar el contagio que se ha convertido en una catastrófica pandemia. A muchos les pareció peculiar ver las calles vacías, pero pronto este aislamiento desató distintas manifestaciones (creatividad, solidaridad y también de caos y crisis de salud, económica y educativa), que se han hecho notorias durante todas estas estas semanas.

La cuarentena ha causado efectos letales, pero también una respuesta social que, en el caso de los ilustradores, han buscado ofrecer un aporte colectivo desde su especialidad. Son parte de la comunidad de ilustración peruana, entre los que se cuentan a los jóvenes nikkei Celeste Vargas Hoshi, Ana Sofía Villanueva Imafuku y Víctor Ynami, quienes participaron en el proyecto “Distancia”, ilustración peruana en épocas de cuarentena bajo la coordinación del gestor cultural e ilustrador Kike Mendoza, expresa lo que estos creadores están sintiendo durante el aislamiento por el coronavirus.

Más de cincuenta ilustradores de peruanos, algunos de gran trayectoria que incluso han expuesto fuera del país, han participado de este proyecto que está disponible desde el 23 de abril y que es la respuesta de estos creadores a la nueva realidad que nos mantiene distanciados. La idea original es de Gabriel Alayza, la diagramación y diseño es obra de Lucho Chumpitazi y el lettering de portada de Elliot Tupac, quienes ofrecieron su talento para esta noble iniciativa. El fin fue resaltar múltiples temáticas, como la toma de conciencia, la cotidianidad del encierro, la empatía con la naturaleza, el distanciamiento con la comunidad y amigos, y una nueva realidad a través de una visión poética, infantil, social, educativa e incluso humorística.

Aquí seguimos

El documento es un manifiesto artístico en el que se reflexiona sobre “la futilidad de la existencia”, sobre el planeta y la naturaleza. “La idea era contar con una multiplicidad de temas y de estilos”, ha dicho Kike Mendoza en una entrevista; concientizar sobre lo que ocurre en el mundo y la realidad que estamos viviendo. Muerte, soledad, tristeza y terror expresados a través de gráficos que hacen referencia a las redes sociales (David Ávalos), la educación interrumpida (Iván Ciro Palomino), o el aislamiento (María Paula Núñez), entre otros temas.

El dibujo del virión del coronavirus resalta en muchos trabajos como el símbolo del terror (José Jáuregui, Kelly Agrada, Jean Kolbert Izquierdo, Avril Filomeno), mientras otros han empleado el arte para dar un mensaje en el que se destaca la precaución (Gabriel Alayza, Jorge Lévano, Daniela Zamalloa) o el refugio en la lectura (Pamela Monzón, Natalí Sejuro, Mauri Apaza, Lucía Quispe). Tres artistas nikkei cuentan su experiencia en esta cuarentena y qué significó para ellos participar de este singular proyecto de perspectivas distintas que busca despertar la empatía y autoconsciencia de cada uno.

Contra la ansiedad

Celeste Vargas Hoshi buscó retratar la ansiedad que produce el aislamiento por la cuarentena. Créditos: Celeste Vargas Hoshi.

Celeste Vargas Hoshi estudió en la Facultad de Arte y Diseño de la Pontificia Universidad Católica del Perú y se especializó en grabado, pero trabaja como ilustradora. Ha hecho la portada del libro “Había una vez una peruana” (Xilófono, 2019), así como otros dibujos para libros, cuentos infantiles y otras publicaciones. “Si me preguntas qué quería en la vida… yo sólo quería dibujar. Para mí la ilustración es como un diálogo con quien interactúa con ella”, dice Celeste.

Cuando fue convocada por Kike Mendoza, pensó en el estrés colectivo y la incertidumbre, “el saber que compatriotas mueren y la única forma de ayudarnos entre todos es quedarse en casa y no hacer nada… nos da una nueva forma de ansiedad a la que no nos habíamos visto frente antes”. De allí salió el nombre de su dibujo en tinta y acuarela “Instrucciones para lavarse las manos en la ansiedad cuarentenosa”, que contiene un mensaje muy útil para estos tiempos: “frota tus manos con jabón mínimo 20 segundos. Respira 10 segundos. Enjuaga”.

“La ‘depresión de cuarentena’ es una situación real. Pienso en amigos que ya son neurodivergentes como yo: depresión, ansiedad clínica, borderline. Ir a tu doctor o a tu psicólogo ya no es una opción sencilla, pero a la vez es un tema importante. Quise adaptar las recomendaciones del Ministerio de Salud a lo que también es necesario: la salud mental. Centrarnos, respirar y continuar. De repente tenemos mucho tiempo libre y a la vez sentimos que nos escapa de las manos en un santiamén”, comenta.

El llamado del arte

Para Ana Sofía Villanueva Imafuku,la cuarentena ha generado la unión de la comunidad cultura ante la crisis del sector. Crédito: Ana Sofía Villanueva Imafuku

A Ana Sofía Villanueva Imafuku desde siempre le gustó pintar. Para esta artista, el trabajo creativo es un motivo para descubrir cosas, ya sea a nivel plástico (jugar con las texturas de los materiales o colores contrapuestos) o a nivel personal, al ver cómo confluyen imágenes y temas de su subconsciente. “Busco crear imágenes expresivas que brinden paso a conexiones personales”, cuenta la artista que ha diseñado anuncios publicitarios, pintado murales e ilustrado libros.

Para esta diseñadora nikkei, la cuarentena ha generado la necesidad de unión y comunidad en la actividad cultural, un efecto positivo frente a la cancelación de diversas actividades y la crisis en el sector. “Pienso que este periodo de emergencia ha sido un llamado de atención por los vacíos que existen en el sector cultural y un llamado a la acción, a la formación de comunidad en los distintos rubros del arte”.

En “Distancia”, Ana Sofía participó con un dibujo en técnica mixta que muestra una experiencia del aislamiento y la vulnerabilidad. “Refleja mi percepción durante el primer mes de la cuarentena, donde la idea del exterior al ser tan incierta ameritaba la búsqueda de un espacio personal de calma para la reflexión y contemplación de uno mismo”. En su caso, la repentina pausa de proyectos personales y del negocio familiar ha afectado su vida y la de sus seres queridos. “Sin embargo, estoy bastante agradecida pues todos estamos bien de salud y creo que en este momento eso es lo más importante”.

Soñando con el final feliz

Para el artista Víctor Ynami, "hay que agradecer por todas esas cosas que en nuestro mundo regular y caótico pasaban desapercibidas". Crédito: Víctor Ynami.

Víctor Ynami ingresó a la Facultad de Arte de la Pontificia Universidad Católica en 2009. Estudió diseño gráfico, pero siempre se interesó más por la ilustración, lo que lo llevó a involucrarse en el mundo editorial, donde descubrió la ilustración de literatura infantil y juvenil (ilustró el libro “Papadipatata”, escrito por Diana Solórzano, además de dibujos sobre los cuentos infantiles de los hermanos Grimm). También ha diseñado para artes escénicas. “Para mí es indispensable estar constantemente explorando técnicas, formas, estilos para alimentar el discurso que pueda tener cada imagen”.

“Distancia” le permitió conectarse con otros diseñadores peruanos, “una oportunidad para realizar algo en conjunto”. Con pesar, Víctor señala que esta coyuntura ha afectado a la cultura (en su caso, lo ha constatado por el tema de libros ilustrados), por lo que parece difícil que este sector se recupere pronto. Él ha continuado sus labores como docente a través de la modalidad virtual y ha tenido la oportunidad de estrechar la relación con su familia. “Hay que agradecer por todas esas cosas que en nuestro mundo regular y caótico pasaban desapercibidas”, dice Víctor.

La ilustración de Víctor Ynami cierra la publicación con un mensaje de esperanza en el código de la literatura infantil. Crédito: Víctor Ynami.

La ansiedad y el miedo a salir han sido parte de la propuesta visual de Víctor, la cual está ligada a la literatura infantil. De hecho, es la ilustración que cierra el libro porque parece el final feliz que todos esperamos para esta pandemia. “Y tras no encontrar a nadie, el virus murió de pena”, escribe en su ilustración. “Mi propuesta siempre ha estado bien cercana al formato de álbum ilustrado y sus parámetros de texto-imagen”, añade Ynami. “No sé si el arte sea el camino más efectivo, pero les ha servido a muchos para comunicar tanto una luz de esperanza como también para decir ‘oye, yo también tengo miedo’. Es humano sentir miedo”.

Unión y solidaridad

Crear conciencia, afrontar esta crisis con responsabilidad y solidaridad son parte de los mensajes que se desprenden de las reflexiones de estos jóvenes artistas nikkei. Para Celeste Vargas Hoshi, el arte ha sido una de las tantas áreas afectadas, con grandes eventos que han sido cancelados, como la Feria Internacional del Libro de Lima. “Pienso que es tiempo de buscar nuevas alternativas, aprovechar el tiempo para la difusión en las redes”. Por un lado, es consciente de la inequidad en esta crisis, pero rescata las colectas y donaciones, además del sacrificio de muchos por sus familias. “Hay muchas iniciativas para devolvernos los ánimos”.

Ana Sofía Villanueva Imafuku recalca la importancia de velar por el mantenimiento y el desarrollo de las instituciones y sistemas públicos en todos los niveles. “La pandemia nos ha hecho ver que es necesario el bienestar común para un desarrollo personal”. Opina que, si bien para los nikkei la idea de lo colectivo está interiorizada, “es un buen momento para llevarla a la práctica e involucrarnos en los diversos ámbitos que implica la vida en comunidad, desde el rubro donde nos desempeñemos o desde nuestras capacidades”.

Víctor Ynami apunta que no estamos de vacaciones, son momentos duros y la unión es la mejor forma de afrontar esta grave situación mundial. “De ahí para adelante”, dice con el entusiasmo que transmite su ilustración. Al respecto, añade que hay otras iniciativas que se están dando a partir del Covid-19, como el concurso de la marca de ropa M.bo para crear una línea nueva de polos a partir de ilustraciones que resalten un aspecto positivo de esta pandemia, y donde resultó elegido el trabajo de otro artista nikkei, Diego Uehara. Con una iniciativa como “Distancia”, los artistas peruanos están más unidos que nunca.

 

© 2020 Javier García Wong-Kit

Ana Sofía Villanueva Imafuku art Celeste Vargas Hoshi coronavirus covid 19 Kizuna2020 peru Víctor Ynami

Sobre esta série

En japonés, kizuna significa fuertes vínculos emocionales. 

En el 2011, habíamos invitado a nuestra comunidad nikkei global a colaborar con una serie especial sobre cómo las comunidades nikkei respondieron y apoyaron a Japón tras el terremoto y tsunami de Tohoku. Ahora, nos gustaría reunir historias sobre cómo las familias y comunidades nikkei se han visto afectadas y cómo están respondiendo y adaptándose a esta crisis mundial. 

Si te gustaría participar, revisa nuestras pautas de presentación. Recibimos artículos en inglés, japonés, español y/o portugués. Estamos buscando distintas historias de todo el mundo. Esperamos que estas historias ayuden a conectarnos, creando una cápsula del tiempo de respuestas y perspectivas de nuestra comunidad Nima-kai global para el futuro.

* * * * *

Aunque muchos eventos en todo el mundo han sido cancelados debido a la pandemia del COVID-19, hemos visto que se están organizando muchos nuevos eventos únicamente online. Como son eventos online, cualquier persona puede participar desde cualquier parte del mundo. Si tu organización nikkei está preparando un evento virtual, ¡publícalo en la sección Eventos de Descubra a los Nikkei! Además, compartiremos los eventos en Twitter (@discovernikkei). Esperamos esto nos ayude a conectarnos en nuevas maneras, aún si todos estamos aislados en nuestros hogares.