Elija un idioma principal para aprovechar al máximo nuestras páginas de la sección Artículos:
English 日本語 Español Português

Hemos realizado muchas mejoras en las páginas de la sección Artículos. ¡Por favor, envíe sus comentarios a editor@DiscoverNikkei.org!

Kizuna 2020: Bondad y solidaridad nikkei durante la pandemia de COVID-19

Las dudas y esperanzas de los nikkei latinos de Japón ante el COVID-19

Ilustraciones de prevención del gobierno de Japón y sitios en lengua extranjera.

Siendo el día 16 de abril de 2020 la pandemia del coronavirus está haciendo estragos en el mundo generando miedo e incertidumbre y los cambios son a diario. En Japón comenzó esta batalla con un enemigo no visible ni conocido con la llegada a principios de febrero del presente año de un enorme crucero al Puerto de Yokohama1. A fin de evitar la propagación del nuevo coronavirus, durante el mes de marzo, se suspendieron las clases en las escuelas y muchas actividades y eventos fueron sujeto de abstención voluntaria denominada “jishuku”. En esos momentos se produce una mayor restricción de ingreso y egreso de extranjeros, principalmente de los procedentes de Italia y España que luego se extiende a toda Europa y posteriormente de los de América Latina, aunque estas medidas fueron tomadas primero hacia los países asiáticos. Muchos han declarado el lockdown o aislamiento total de sus jurisdicciones, principalmente en las grandes metrópolis con una fuerte presencia policial y hasta de militares con toque de queda en horarios nocturnos.

En Japón desde un comienzo se dió mucha importancia al uso de los barbijos o mascarillas, al lavado correcto de las manos y las consignas 3 “mitsu” que son las de no estar en espacios cerrados “mippei”, de no reunirse masivamente “misshu” y de no conversar cerca o estar en contacto cercano con otras personas “missetsu”. También, se nos ha sugerido que no salgamos si no es necesario y que solo sea para las cosas urgentes lo que se denomina “fuyoofukyu”, aunque cabe agrergar que no son medidas coactivas que impidan la libre circulación o salida fuera del trabajo o del domicilio. En el resto del mundo la situación es más grave con muchas víctimas fatales y el número de contagiados es alarmante, por lo que en las redes sociales no son pocas las voces que cuestionaban la no declaración del Estado de Emergencia o aislamiento total, con el agravante de que muchas de las medidas que toma el gobierno de Japón son lentas2. Hasta hay apreciaciones de conjura de que Japón está ocultando el número de contagiados y muertos por el coronavirus. Dentro de este contexto, el 7 de abril el gobierno nacional decretó el Estado de Emergencia a 7 Prefecturas y el 16 de abril lo extendió a todo el país.

Actualmente en Japón residen unos 260.000 latinos de ascendencia japonesa, los nikkei y sus familias, donde los brasileños son 206.886 y los peruanos 48.517 (datos de junio de 2019)3, conformando entre estos dos colectivos más del 90% del total. Ya tienen dos a tres decenios de residencia y por ende hay medios étnicos en español como en portugués, cuyas revistas se pueden adquirir gratuitamente en las tiendas y restaurantes de comida latina (también están digitalizados). También hay radios FM y muchas de las entidades tienen web y muros en redes sociales como el facebook. Desde luego, las entidades públicas como los municipios y las asociaciones de intercambio internacional ofrecen información en varios idiomas sobre las medidas de prevención del coronavirus.

Sin embargo, los latinos no pueden dejar de ver lo que pasa en sus países y dentro de lo que hay en internet muchas veces son noticias sensacionalistas y sesgadas que generan más dudas y temores. Al ser un fenómeno nuevo hay muchísimas consideraciones que no facilitan identificar la información certera y confiable. Los programas de variedades en los canales de televisión, sea en Japón como en otros países, aún con la presencia de “expertos” es muy posible que confundan y provoquen más incertidumbre. Dentro de este contexto, muchos comparten en las redes sociales esas notas y artículos muy parcializados que no dejan ver lo que realmente está pasando. Encima, no faltan los llamados “fake news” o información falsa que son puestas bajo determinadas intenciones para confundir más a la población.

Obviamente, los latinos de Japón al ver la situación cada vez más grave en sus países comprendieron la importancia de acatar las medidas cuasi-voluntarias de Japón para no formar focos de infección ni ser contagiados de este virus. El hecho de estar dentro de un sistema integral médico con un nivel de higiene pública importante donde el uso de los barbijos es ya costumbre por el polen o una simple gripe ha generado una excesiva y preocupante tranquilidad en la población motivando en parte los retrasos en las medidas gubernamentales. Será por eso que hasta hace unas semanas (finales de marzo) no faltaban quienes organizaban pequeños conciertos y hasta realizaban oficios religiosos en lugares cerrados.

Algunas personas allegadas me han llamado para ver si se podía suspender ciertos eventos o si se podía llamar a la policía o al centro municipal de salud para evitar la realización de actividades de riesgo. Un joven peruano, artista de cumbia, había llegado a Japón después de realizar una breve gira por España e Italia y organizó 6 presentaciones en Kanagawa, Ibaraki, Mie, Aichi, Tokio y Shizuoka. Muchos de sus connacionales pusieron reparos e incluso el Consulado General de Perú en Tokio y Nagoya había puesto anuncios en su web a que se abstuvieran de realizar eventos de esta naturaleza. Dado que uno de los acompañantes de esta gira por Europa había salido positivo en el test de coronavirus a su regreso a Lima, se cancelaron las presentaciones. Por otra parte, el oficio religioso del dia 5 de abril por parte de un grupo evangelista de brasileños en la ciudad de Okasaki, Prefectura de Aichi, no hubo forma de impedir su realización a pesar de que muchos de sus connacionales notificaron al municipio, al centro de salud e incluso al Consulado General de Brasil.

Espectáculo de cumbia cancelado, anuncio del Consulado General, brasileños en un bar de Nagoya.

En la redes sociales, muchos residentes nikkei piden la prohibición de salidas (cuarentena obligatoria) con sanciones de arresto, multas o embargo del vehículo como ocurre en otros países del mundo para evitar nuevos focos de contaminación, pero en Japón no hay herramientas jurídicas para obligar por ley el “quédate en casa”4. Solo se apela a la persuación, a la solicitud gubernamental y a la conciencia ciudadana que no siempre responde como deberían, pero muchas de las consignas básicas lo cumplen mucho mejor que otros países empezando por el uso de la mascarilla y otras medidas preventivas.

A pesar de que algunos no han dejado de hacer fiestas familiares o pequeños eventos musicales que son publicados en internet, la gran mayoría ha acatado las recomendaciones de las autoridades. Además, en la ciudad de Kosai en la Prefectura de Shizuoka, dos señoras nikkei brasileñas confeccionaron a mano más de 600 barbijos y los donaron al municipio para ser entregados a escuelas o geriátricos. Son ejemplos loables que los medios locales han publicado como un gesto gratificante digno a imitar5.

Los sitios de internet de los medios latinos de Japón y del Perú, donación de barbijos de las brasileñas.

De mi parte, en base a mis anteriores experiencias estoy tratando de brindar información a través de la red social y otros medios latinos. Cuando sucedió el sismo-tsunami del 2011 que afectó una vasta región del Este de Japón decidí sintetizar la información provista por los medios japoneses, traducirlos al español y colocarlos en mi muro de facebook y en ocasiones conversar por skype con canales de radio y televisión de Argentina y otros países vecinos. En esta ocasión ya fui entrevistado por la revista PARA TI de Buenos Aires y al parecer ha tenido buena acogida para aclarar un poco la situación de Japón6. Y cuando el gobierno de Japón ha establecido el Estado de Emergencia7 he intentando graficar los contenidos para que nuestra gente lo pueda entender mejor y no se produzcan falsas expectativas o que ciertos rumores desemboquen en interpretaciones no correctas.

Al dia 16 de abril no tenemos o no sabemos si hay algún latino residente en Japón contagiado con coronavirus8. Sin embargo, ya se están dando algunas situaciones de suspensiones temporales en el trabajo o la no renovación del contrato, cuya situación podría empeorar si la cuarentena y las medidas de cierre de comercios y servicios se prolonga por mucho tiempo. Para eso se requerirá orientar más sobre las medidas económicas de ayuda a las pequeñas y medianas empresas para el mantenimiento del empleo (koio chosei joseikin) y las del seguro de desempleo (koio hoken)9. Hace unos días la Organización Internacional de Trabajo anunció que si esta pandemia se profundiza cerca de 200 millones de trabajadores en el mundo podrían perder sus empleos10.

Ante esta crisis sin igual el gobierno de Japón anunció una partida presupuestaria especial equivalente al del año fiscal en curso y que es el 20% del PBN de este país, cerca de 1 billón de dólares11, que contempla soporte financiero a las empresas que mantienen el empleo y asignaciones para free-lance y trabajadores de bajos ingresos, etc. Dado que habrá ayudas directas en efectivo será necesario analizar bien los contenidos y las condiciones de solicitud a efectos de informar bien para que los beneficiarios puedan cobrarlo sin inconveniente.

Japón adoptó en esta pandemia la estrategia de identificar con prematura los focos de contagio, aislar e internar a los más graves y no tan graves mientras se pidió a la población no realizar reuniones o eventos masivos para evitar la expansión del virus. Y desde abril se solicitó la colaboración de los hoteles de Tokio y Osaka para transferir a los pacientes asintomáticos identificados o con síntomas leves para aliviar la carga sanitaria de los hospitales que están sobrecargados12. No es fácil ver lo que puede pasar en las próximas semanas y meses, pero viendo la cantidad de contagiados y fallecidos en el mundo y en América Latina, el número de infractores a la cuarentena obligatoria y las limitaciones del sistema de salud; es muy posible que los latinos residentes de Japón sigan y confíen - con las dudas y temores existentes - en las instrucciones que irán dando las autoridades japonesas para sobrellevar de la mejor manera las enormes dificultades de esta pandemia que azota a nivel mundial.

Notas:

1. Al comienzo el gobierno de Japón fue objeto de fuertes críticas desde todas partes sobre el trato que se le dió a los 3700 pasajeros y a la tripulación, pero el resultante fue que solo hubo 711 contagiados, 11 muertos y cuando terminaron las dos semanas de cuarentena todos regresaron en vuelos charteados a sus países (buena parte eran extranjeros) y a sus domicilios los nacionales japoneses. Después hubo casos similares de cruceros en varios lugares del mundo pero en ningún caso tuvieron el apoyo y el trato como el que tuvieron en Japón. Muchos estuvieron y siguen estando en alta mar hasta que puedan desembarcar. En tal sentido, esta primera experiencia del coronavirus en Japón tuvo un resultado nada despreciable.

國井修、「クルーズ船の隔離は「失敗」だったのか、専門家が語る理想と現実」(『ニュースウィーク日本版』2020年3月4日)

2. El 7 de abril el Primer Ministro Abe decretó el Estado de Emergencia de 7 Prefecturas: Tokio, Kanagawa, Chiba, Saitama, Osaka, Hyogo y Fukuoka. Días posteriores, Aichi, Gifu, Kyoto, lo declararon como Prefectura y varios otros han tomado la misma medida. El primero que adoptó esta medida fue Hokkaido. Es muy posible que cada jurisdicción tome además medidas más específicas y duras (10 de abril de 2020). El dia 12 de abril nuevamente Hokkaido y la Ciudad de Sapporo anunciaron medidas de restricción de salidas y la suspensión de clases en todas las escuelas.Y el dia 16 de abril se extendería este Estado de Emergencia a todo el país para exigir las mismas recomendaciones y pagar las asignaciones.

Sin embargo, el uso del barbijo, el lavado de las manos y otras consigans que recién en abril se están aplicando con obligatoriedad en Europa y América Latina, Japón ya lo venía haciendo desde un comienzo e incluso el barbijo es algo común en esta sociedad.

3. Ministerio de Justicia, “Estadística de extranjeros” 

4. Según los medios locales, desde mediados de marzo hasta principios de abril en Perú hubo unos 50.000 y en Argentina más de 100.000 infractores a la cuarentena por lo que la carga administrativa de la policía, de la fiscalía y de los tribunales es enorme. En Italia como en España, a pesar de las restricciones de movilidad muchas personas se han traslado a otros países de la Unión Europea.

Coronavirus en Perú: suman más de 51 mil los detenidos desde que inició el aislamiento social obligatorio,” (El Comercio, 2020.4.6)

Amantes, partidos de fútbol y asados: las insólitas excusas para romper el aislamiento obligatorio,” (infobae, 2020.4.8)

5. 「ブラジル人が手作りマスク 湖西市に寄付」(Diario Chunichi Shimbun, Shizuoka 2020.4.3)

6. Revista PARA TI, cuya editora es la nikkei Paula Ikeda, quien ha tenido la gentileza de entrevistarme y confeccionar esta nota.

Japón vs el Coronavirus: aciertos para copiar (y errores que podemos evitar)”

7. Conferencia de Prensa del Primer Ministro Abe donde anuncia y explica el establecimiento de Estado de Emergencia el dia 7 de abril de 2020.   

Noticias en español del Canal NHK: “El primer ministro de Japón declara el estado de emergencia en siete prefecturas” 

8. El dia 14 de abril el diario Nihon Keizai Shimbun publicó esta nota señalando que en Izumo, Prefectura de Shimane, se produjo varios infectados de coronavirus en una planta de Murata Seisakusho donde trabajan muchos nikkei brasileños. Al dia 16 no se ha producido ningún anuncio al respecto. 

出雲市=村田製作所でコロナ感染者発生=在日ブラジル人が多数勤務」(Nikkey Shumbun, 2020.4.16)

9. Ya en Hamamatsu y otras ciudades de la región Tokai hay consultas y solicitudes de seguro de desempleo de brasileños que han perdido el empleo o no le renovaron el contrato.

『仕事がない』浜松のブラジル人 収入減で娘は学校退学 それでも『日本と一緒に立ち直りたい』」(Teleshizu, 2020.4.15)

外国人労働者、失業保険の手続きに列 鈴鹿のハローワーク」(Diario Chunichi Shimbun, 2020.4.16)

10. Diario El Pais, dia 8 de abril de 2020, donde señala que la OIT alerta que puede haber casi 200 millones de desempleados en el mundo por la pandemia. Solo en los primeros dos meses de este fenómeno impactó sobre el empleo de 25 millones.

11. Ministerio de Economía e Industria (Keisansho): 「新型コロナウイルス感染症関連」Información de apoyo a las Pymes del mismo Ministerio: 「新型コロナウイルス感染症で影響を受ける事業者の皆様へ

12. Al dia 16 de abril en el mundo hay 1.9 millón de contagiados y 122.000 muertos. En Japón son 8,582 y 136, respectivamente, con 901 recuperados o dados de alta. Actualización constante en: 「新型コロナウイルス感染症まとめ

* * * * *

Sitios en español que dan información en Japón:

 

© 2020 Alberto J. Matsumoto

coronavirus covid-19 Japan Kizuna2020 nikkei in japan

Sobre esta serie

En japonés, kizuna significa fuertes vínculos emocionales. 

En el 2011, habíamos invitado a nuestra comunidad nikkei global a colaborar con una serie especial sobre cómo las comunidades nikkei respondieron y apoyaron a Japón tras el terremoto y tsunami de Tohoku. Ahora, nos gustaría reunir historias sobre cómo las familias y comunidades nikkei se han visto afectadas y cómo están respondiendo y adaptándose a esta crisis mundial. 

Si te gustaría participar, revisa nuestras pautas de presentación. Recibimos artículos en inglés, japonés, español y/o portugués. Estamos buscando distintas historias de todo el mundo. Esperamos que estas historias ayuden a conectarnos, creando una cápsula del tiempo de respuestas y perspectivas de nuestra comunidad Nima-kai global para el futuro.

* * * * *

Aunque muchos eventos en todo el mundo han sido cancelados debido a la pandemia del COVID-19, hemos visto que se están organizando muchos nuevos eventos únicamente online. Como son eventos online, cualquier persona puede participar desde cualquier parte del mundo. Si tu organización nikkei está preparando un evento virtual, ¡publícalo en la sección Eventos de Descubra a los Nikkei! Además, compartiremos los eventos en Twitter (@discovernikkei). Esperamos esto nos ayude a conectarnos en nuevas maneras, aún si todos estamos aislados en nuestros hogares.