Elija un idioma principal para aprovechar al máximo nuestras páginas de la sección Artículos:
English 日本語 Español Português

Hemos realizado muchas mejoras en las páginas de la sección Artículos. ¡Por favor, envíe sus comentarios a editor@DiscoverNikkei.org!

Escobar: Capital de la Flor y sus 90 años de la Inmigración Japonesa - Mi reencuentro con mis raíces

La Ciudad de Escobar ubicada a 50 km al norte de la Ciudad de Buenos Aires, Capital de la República Argentina, es conocida por ser la Capital Nacional de la Flor1. Todos los años, desde 1964, en el mes de octubre, se realiza la Fiesta Nacional de la Flor y además del concurso de flores y plantas que llegan de diferentes lugares del país y del exterior se realiza el desfile de carrozas decoradas con muchas flores y la elección de la Reina de la Flor2. En esas dos semanas del evento llegan ciento de miles de visitantes de todas partes y los comercios locales esperan con ansiedad la llegada de octubre. Cabe recordar que Escobar tiene un compacto pero verdadero Jardín Japonés3 que es uno de los atractivos más representativos de la Ciudad inaugurado en 1969.

Fiesta de la Flor de Escobar, Carroza de la AJE, 50º Aniversario del Jardín Japonés de Escobar, Grupo de Gate-Ball de los japoneses (mi padre y sus compañeros de equipo, 2017).  

La floricultura que representa a Escobar ha sido gracias el ingeniero agrónomo japonés Kuhei GASHU, oriundo del norte de Japón, Hokkaido, experto en el rubro que llega y se asienta en Escobar en 1929, aunque el arrivo a la Argentina data del año 1918 y señala que vino desde Chile cruzando la cordillera de los Andes. Al comienzo permanece en Mendoza, conocida por la producción de vinos, pero unos años más tarde se lo ve en la Ciudad de Buenos Aires, en el barrio de Belgrano, abriendo un negocio de flores y plantas.

Kuhei, en sus primeros casi diez años estuvo buscando el lugar más apropiado para el cultivo de las flores y después de hacer los estudios de tierra, clima, etc. pudo llegar a la conclusión de que Escobar tenía tierras fértiles y a que no había terrenos bajos con riesgo de inundaciones4. Asi fueron llegando los Koike, Hisaki, Honda, Nakanishi, Watanabe y otros que forman el grupo de pioneros japoneses en Escobar. De esta manera, Escobar se va transformando en un centro productivo importante de la floricultora argentina.

Cabe recordar que Escobar ya tenía una estación de ferrocarril a finales del siglo XIX por lo que a medida que la producción de flores fue aumentando usaron este medio para enviar las flores frescas a la ciudad capital. Y a fin de mejorar la comercialización, en 1942, los japoneses constituyen una cooperativa de floricultores con los productores italianos y portugueses. Y en la posguerra, más hacia los ’70, cuando aumenta considerablemente el volumen de las flores frescas aparecen camiones de carga solo para este objetivo a fin de llevar directamente los paquetes en grandes canastas al mercado central de flores. Tanto Gashu como los demás pioneros no dejaron de desatender la formación de una asociación japonesa, escuela de idioma japonés, la cooperativa, boletín informativo y demás actividades sociales e institucionales que permitieron ampliar la cooperación con los demás paisanos de otras localidades del conurbano bonaerense.

Mi padre llegó a Escobar en 1961 cuando se casó con mi madre pero a la Argentina fue en 1957 como Técnico Agrícola del Ministerio de Asuntos Exteriores de Japón. En 1956 mi padre había escuchado una charla de la esposa del Kuhei Gashu, la Sra. Shizuko, en el Instituto de Capacitación y Desarrollo Tecnológico del Ministerio de Agricultura ubicado en Kanagawa, donde se encontraba estudiando. Y gracias a la recomendación de su profesor tutor y haber cumplido con todos los requisitos del gobierno argentino que no recibía masivamente colonos japoneses pudo emigrar a la Argentina. Los primeros cuatro años trabajó en una quinta de hortalizas de un okinawense de Vicente Casares (Pcia. de Buenos Aires) y al contraer matrimonio se instalaron en Escobar con ayuda de paisanos “sempai” como Hosokawa e Hirai que ya se dedicaban a la floricultura. Siempre comenta que pudo contar con los consejos y recomendaciones de Kuhei y el apoyo de la familia Gashu5.

Yo mismo también tuve el gusto de conocer y recibir muchos conocimientos de esta familia porque la hija de Kuhei, Teresa, fue mi profesora de Geografía en el colegio secundario (luego es Directora). Y cuando vine becado para estudiar en Japón pude conocer y entablar una grata amistad con la abogada y fotógrafa, Irene Gashu6, nieta de Kuhei. Con ella como con Gustavo que es médico, otro de los nietos de Kuhei, mantengo esta relación y son personas muy respetadas en lo personal y profesional7.

Dra. Irene Gashu (abogada), Reunión informal de Graduación de la secundaria (en el medio en la última fila está la Prof. Teresa Gashu quien ya era directora del Colegio, 1979), Dr. Gustavo Gashu (médico), Flia. Hisaki y la bisnieta Josefina (2017), Colegio San Vicente de Paul, Verónica Koike y Abril Koike (ambas, como becarias de JICA).

Yo nací en 1962 y Escobar ya era un pueblo próspero y en constante crecimiento. En aquellos tiempos se contabilizaban unas 140 familias y la colectividad japonesa era de unas 400 personas. La Asociación en ese entonces se llamaba Club Belén y la escuela japonesa era uno de los más exigentes y calificados de la comunidad nikkei Argentina. Durante la primaria tuve clases de japonés todos los días al igual que en el colegio argentino donde casi el tercio de los alumnos de la clase eran nikkei (descendientes de japoneses). En la escuela japonesa estaban los maestros Kawano-Sensei, que era una pareja que vivían allí y se turnaban para darnos clases de 1º hasta 6º grado. Además de aprender lenguaje y kanji (ideograma) tuvimos actividades culturales y deportivas como en las escuelas de Japón por lo que gracias al esfuerzo de los pioneros y nuestros padres tuvimos la suerte de tener una educación cuasi-bilingue8.

A medida que la integración nuestra a la sociedad escobarense se fue ampliando la valoración general hacia los japoneses fue incrementando y eso permitió que prosperara también las actividades de la Fiesta de la Flor y otros eventos. Si bien no hubo una participación política muy llamativa de los nikkei en Escobar no se puede dejar de mencionar que el hijo mayor de Kuhei, Angel Kiyoshi, ocupó diversos cargos en la administración municipal y nacional y luego fue legislador nacional9. Y el segundo hijo, Alberto, contador público, fue Consejero Económico en la Embajada Argentina en Tokio.

Y un par de décadas después varios nikkei escobarenses con muy buen nivel de idioma japonés trabajaron en las tareas de electrificación de la Línea Roca ejecutada por firmas japonesas en calidad de intérpretes, técnicos e ingenieros; y en los ’90 pudieron aportar nuevamente buenos recursos humanos para la fábrica de Toyota, en Zárate10. Sin embargo, el avance generacional y los matrimonios mixtos han recreado una colectividad más diversa donde no siempre la enseñanza del idioma japonés es fácil de continuar.

De todos modos, sea por lo cultural o por nuevas curiosidades, generaciones de tercera y cuarta generación de nikkei prestan mucho interés en las becas de JICA para capacitarse en alguna especialidad y conocer la tierra de sus ancestros. En las clases de orientación que doy en JICA Yokohama he tenido la suerte de conocer a jóvenes nikkei oriundos de Escobar que son de familias muy conocidas o que fueron compañeros de la primaria. Hasta tuve la grata sorpresa y la alegría de conocer a nietos de amistades como es el caso de la familia Koike e Hisaki.

Actualmente, la Ciudad de Escobar cuenta con 55.000 habitantes y el Partido con 220.000, por lo que es una localidad importante dentro del conurbano. En el censo realizado en 2019 dentro del proyecto conmemorativo de los 90 años de la inmigración japonesa se pudo saber que residen cerca de 300 nikkei en Escobar, de los cuales se pudo identificar que 50 son de la primera generación “issei”, 144 de la 2º “nisei”, 149 de la 3º “sansei”, 84 de la cuarta “yonsei” y 3 de la 5º “gosei11. Algunos pocos nissei y sansei continúan con las flores y hortalizas pero los que están en este gremio se dedican más a las plantas.

En noviembre de 2019 se realizó un acto y una comida en las instalaciones de la Asociación Japonesa de Escobar conmemorando la llegada de Kuhei GASHU a Escobar, o sea por los 90 años de la inmigración japonesa. Estuvieron presentes autoridades y nikkei que han contribuído al desarrollo de la colectividad como de Escobar en sí, y este evento fue declarado de interés público por el municipio como por la gobernación12.

Y desde Yokohama donde yo resido hice un pequeño brindis por los pioneros como Kuhei Gashu sin dejar de agradecer por los encuentros y reencuentros con las amistades de Escobar, aún estando en Japón.

Fiesta Conmemorativa por los 90 años de la Inmigración Japonesa a Escobar, Kuhei GASHU en los años ’50 (foto cortesía de su nieta Irene Gashu), evento en la Asociación Japonesa de Escobar, 2º grado de la primaria (yo y mis compañeros nikkei ocupamos casi el tercio de la clase).

Notas: 

1. Canto Nicolás Iacouzzi (Rotary Club Escobar), La Fiesta de la Flor, escobarsite, 1983.5.10.
Fiesta de la Flor (sitio oficial)

2. La primera Reina de la Flor de esta Fiesta de la Flor fue la nikkei escobarense de 2º generación “nissei”, Ester Yoshimiya. Este año 2020 por la pandemia solo es un Festival Virtual y desde el 2021 señalan que la reina sería una Embajadora de la Amistad.

3. Ciro Jacuzzi, Un clásico que no pierde su encanto: 50 años del Jardín Japonés de Escobar, El Día de Escobar, 2019.10.08
Qué ver en Escobar (Escobar turismo) 

El Jardín Japonés de Escobar fue diseñado y dirigido su construcción por el ingeniero y paisajista Yasuo INOMATA, graduado en la Universidad Agrícola de Tokio que llegó a la Argentina en 1966. El jardín fue inaugurado el 4 de octubre de 1969 en ocasión de los 40 años de la inmigración japonesa a Escobar. El año pasado (2019) se conmemoró el 50º Aniversivario (2019) de este Jardín y estuvieron presentes el Intendente (alcalde) y funcionarios del Partido de Escobar como de la Gobernación de Buenos Aires, el Embajador Nakamae y el Cónsul Furukawa de la Embajada de Japón, Roberto Hirose (Presidente de la Asociación Fiesta Nacional de la Flor) y otras autoridades y personalidades destacadas. En esa ocasión INOMATA ha sido reconocido por su importante labor. Este Jardín contó con importantes donaciones de los inmigrantes japoneses y amigos de Escobar y posteriormente fue donado a la Ciudad de Escobar, que actualmente es la que hace el mantenimiento.
- “El primer Jardín Japonés” (Escobar Web TV)

4. Kuhei GASHU no solo se estableció en Escobar por las condiciones óptimas para el cultivo de flores sino que contribuyó enormemente a la creación de diversas instituciones de la colectivadad y a la formación de jóvenes para las siguientes generaciones. Fue condecorado por el Gobierno de Japón (medalla del Emperador) y falleció a los 90 años, en 1987.

5. “Coloquio de los Jóvenes nacidos en la era Taisho sobre su experiencia en la zona norte de Buenos Aires”, Libro Conmemorativo de la Prefectura de Kagawa, por los 35 años de la Asociación de Paisanos de Kagawa en la Argentina, Pág. 3 a 44, Editado por la Comisión de Oriundos de la Prefectura de Kagawa de la Argentina, Año 2005.  

6. Irene es la hija del seguno hijo de Kuhei, Alberto GASHU.

7. Gustavo es hijo del hijo mayor de Kuhei, Angel Kiyoshi. Actualmente se desempeña como médico de terapia intensiva en el Hospital Militar Central de Argentina y es uno de los que está en el frente de combate contra el coronavirus.

8. En la época en que Kuhei GASHU llegó a Escobar en la Ciudad de Buenos Aires había varios japoneses con buena formación intelectual que se dedicaban a los negocios y entre ellos había un fuerte debate sobre la necesidad de enseñar o no el idioma japonés porque consideraban que eso incidiría en la integración de sus hijos a la sociedad local. Kuhei y otros como Keiya KOMATSU y Fujitaro ARIMIZU eran los que promovían el estudio del japonés a los nissei, pero los que se oponían fundamentaban sus razones en cuestiones políticas por la expansión colonial del Japón en Asia y la tensión ideológica existente entre los mismos inmigrantes. Escobar se destacó por priorizar la enseñanza del japonés y gracias a esa postura formó nisei y sansei que lograron las primeras becas de estudio en Japón y la de trabajar en firmas japoneses y en proyectos bilaterales. Referencia de Noriko Mutsuki, papel publicado en la Rabei Kenkyu Nempo Nº 29, 2009.

9. Angel Kiyoshi GASHU ocupó cargos públicos de importancia durante la administración Perón como Director de la Secretaría de Asuntos Técnicos de la Presidencia de la Nación (1952/54), Director Nacional de Estadísticas y Censos (1955) y Diputado Nacional de la Pcia. de Buenos Aires (1995/61, aunque por el golpe de estado y derrocamiento de Perón solo estuvo 6 meses como legislador). Posteriormente, se desempeñó como Revisor de Cuentas de la Bolsa de Comercio de la Pcia. de Buenos Aires (1963/65) y trabajó como consultor de empresas nacionales y extranjeras. Falleció el 2 de agosto de 1985 a la edad de 59 años.

Ref: Juan Pablo Biliera, Historia de los Pueblos del Partido de Escobar, Fermata Ediciones, 2001, Pág.197-199.

10. En la electrificación ferrea del Roca estuvo empresas como Marubeni y Hitachi y años después la NEC estuvo muy presente como inversor en la modernización del sector telecomunicaciones. La Planta de Toyota en Zárate está a unos 40 km al norte de Escobar y exporta cerca de 30.000 unidades al año generando unos 800 millones de dólares en divisas. Desde 1979 han producido un total de 1 millón de unidades. 
- “Toyota alcanzó el millón de unidades exportadas desde su planta de Zárate”, ámbito 2020.8.3,

11. Es un censo realizado en el marco de este evento conmemorativo donde se pudo saber que los que realmente viven en Escobar son 285 nikkei, aunque si se incluye a los que residen en otras localidades y en el exterior totalizan 430 personas. Se pudo saber que entre 1948 y 49 hubo varias familias que llegaron del Paraguay y en la posguerra también llegaron de países limítrofes y del mismo Japón hasta 1970, aproximadamente. Y desde 1990 hubo varios jóvenes nikkei que han ido a trabajar a Japón y algunos se han quedado en el país de sus ancestros. Ref: Información provisto por Humberto Koike, Asociación Japonesa de Escobar, 14 de octubre de 2020.

12. Varios medios locales y de la Provincia han cubierto el Evento Conmemorativo.
Escobar: 90 años de la colectividad japonesa”, Canal Provincial Noticias, 2019.11.22  

Asociación Japonesa de Escobar (Facebook)

 

© 2020 Alberto Matsumoto

argentina Escobar floriculture Kuhei Gashu