Lidia Antonia Sánchez Fujishiro

Lidia Antonia Sánchez Fujishiro (Santiago de Cuba, 1946). Licenciada en Historia. Actualmente jubilada. Trabajó como profesora en la Universidad de Oriente y como Museóloga especialista en Didáctica Cultural en la Plaza de la Revolución “Mayor General Antonio Maceo” en la ciudad de Santiago de Cuba. Posee reconocimientos nacionales e internacionales como investigadora, divulgadora, docente y promotora cultural. En 2019 le fue conferida la Orden del Sol Naciente. Rayos de Plata por el Emperador del Japón. Es miembro de la Unión de Historiadores de Cuba, de la Asociación de Estudios Latinoamericanos y del Comité Gestor para una Asociación de descendientes japoneses en Cuba, como coordinadora de las provincias de Santiago de Cuba y Guantánamo.

Última actualización en junio de 2020

community es

Una mirada a la migración japonesa a Cuba: 1898-1958 - Parte 2

Lea parte 1 >>

Desde épocas muy tempranas, los japoneses se organizaron en asociaciones1, en sentido general se asegura que sus fines eran de socorro y ayuda mutua, además de la recreación, el fomento de la inmigración y las relaciones amistosas entre Cuba y el Japón. Así aparece la Asociación de Productores Japoneses, en 1915, en Campo de Carmelina, en Cienfuegos. También la Sociedad Japonesa de Cuba en La Habana Vieja, ya en 1927; la importante Cooperativa agrícola de la Isla de Pinos, en 1933, y existieron, sin representación oficial, la de ...

lea más

community es

Una mirada a la migración japonesa a Cuba: 1898-1958 - Parte 1

Introducción 

Estudiar las características del proceso migratorio japonés a Cuba en los primeros cincuenta años del siglo XX, desde una perspectiva holística y articulada con los flujos migratorios que llegaron a Cuba en la misma época, es una deuda y un desafío para los investigadores. Múltiples causas entorpecen tal propósito: la ausencia de fuentes documentales, la distancia en el tiempo, la falta de interés de los descendientes japoneses y el difícil acceso a la información en el idioma del país emisor.

Escribir este somero trabajo basado en la ...

lea más

migration es

Memorias de mi abuelo Kenichi Fujishiro

Mi abuelo Kenichi Fujishiro, un japonés que llegó a Cuba hace más de cien años y fundó la primera familia japonesa-cubana en la ciudad de Santiago de Cuba, protagonizó una emotiva historia de vida que, si bien encierra elementos comunes a la de otros emigrantes japoneses en nuestro país, para nosotros es muy especial y única.

Este japonés que con apenas 21 años llegó a Cuba en 1913, proveniente de Chiba-Ken, desde el pueblo de Fusamoto, que luego formó parte del conocido hoy como Otaki, hijo del matrimonio formado por Haru y Kokichi, quienes ...

lea más