Elija un idioma principal para aprovechar al máximo nuestras páginas de la sección Artículos:
English 日本語 Español Português

Hemos realizado muchas mejoras en las páginas de la sección Artículos. ¡Por favor, envíe sus comentarios a editor@DiscoverNikkei.org!

NOVELA: Evodio el suertudo - 16 de 16

Parte 15 >>

Otto Himi hoert auf, das Tagebuch zu lesen. 
(Otto Himi termina de leer el diario de Ojisan).


Con limitaciones del castellano, en inglés y en alemán, un día completo ha leído las cien hojas manuscritas en japonés por Kenji Arima (Kumataro Kneko) (Tomatu Yukota). La profesora Celia Terry ha escrito en su cuaderno de taquigrafía la traducción de este valioso documento.

En segundos ha regresado a su infancia cuando vivían con su abuelita Irlandesa en Eagle Pass. Recuerda la reciedumbre con la que ella fue educada; clases de inglés de lunes a viernes, de alemán sábados y domingos. “Camina derecha”, “Saca  el pecho y mete el estómago”  Etcétera, Etcétera. ¡Qué fastidio!  Hasta hoy valora el trabajo de su abuela al poder ayudar a su marido como traductora.

Celia, Sagen: .¡Vielen Dank fuer Ihre grosse Hilfe, Herr Himi. Sagen Sie mir einfach, wie viel ich zahlen soll, denn ich mache das gerne! 

Gracias por su gran ayuda señor Himi; cóbreme lo que sea, yo, con mucho gusto le pagaré.

"Sie brauchen nichts zu zahlen. Heute habe ich viel ueber Geschichte gelesen, und aus diesem Grund sollte ich bezahlen. Bis bald!  Morgen fahre ich ab nach Argentinien."  
(No tienes que pagarme nada, yo he aprendido mucha historia en este día y creo que el que debe pagar soy yo. ¡Hasta pronto! mañana parto para la República de la Argentina.)

Evodio el suertudo, el consentido de Ojisan, que ha invocado su ayuda, está emocionado. La descripción por su abuelo de su complicada vida lo ha conmovido hasta las lágrimas. “Pobre de Ojisan, cuando salió de Japón, perdió a su familia”

Ciertamente la lectura y traducción de estas hojas le ha devuelto la tranquilidad; ahora tiene las respuestas a las preguntas que él mismo se formuló sobre la misteriosa vida de Ojisan

Entrando la oración, Celia y Evodio a caballo regresan a “El Cerezo”, Federica la criada sale a recibirlos y les dice: “Un viejote fiero los está esperando”

Un hombre blanco, anciano, con anteojos, sombrero y bastón, que le cuesta estar de pie, camina hacia Evodio:

¡Hello señor!

¡Tú no conocerme, yo ser Tim Danovan, amigo de tu grandfather, de tu abuelo!

¡Mi ya no trabajar más para el gobierno de Los Estados Unidos!

¡Ahora yo venir en plan de business, negocios!

¡Ahora yo tener una companía editorial de New York!

¡Nosotros hacer libros!

¿Tú comprenderme?

¡Ahora yo venir a Chiapas para saber si tienes algo escrito  por tu abuelo, me interesa mucho leerlo y quizás publicarlo!

¡Yo puede pagar muchos cientos o miles de dólares!

¿Qué respondes?

Evodio, con ternura y gratitud mira a su mujer y responde:

“Señor, mi abuelo si dejó un escrito, pero mi mujer y yo lo tiramos al río”.

Tim Danovan borra la sonrisa de su cara, mira al cielo, alza los brazos y sin despedirse da media vuelta; camina lentamente y aborda un automóvil que lo está esperado.

MAKAZA: “I shall return

En la historia moderna El General norteamericano Douglas MacArthur, Comandante Supremo de las Fuerzas Aliadas en la Segunda Guerra Mundial, es el militar más condecorado, el más reconocido del mundo, admirado por los filipinos, japoneses, nombrado Gobernador Militar de Japón por el Gobierno de Estados Unidos. Nació en el seno castrense, fogueado en diversas trincheras desde muy joven. Participó en las dos guerras mundiales, hombre con muchas inteligencias, protegido por el azar y por sus jefes. Aún en las derrotas fue rescatado, liberado, llamado y reinstalado en puestos estratégicos.

Protector del Emperador japonés, símbolo de la identidad nacional, al capitular Japón hizo una purga de los militares culpables del desastre por la guerra. De acuerdo a su hipótesis, muchos de ellos eran miembros de la Sociedad Secreta Reformista para la Modernización y prosperidad de El Japón. Planeaban eliminar al Emperador porque veían en él a una figura retrógrada que impedía el avance y la modernización intelectual del pueblo japonés.

El General MacArthur, llamado MAKAZA por los japoneses, trabajó en una nueva Constitución para convertir a Japón en un país moderno, democrático, similar a lo que aspiraban los miembros de La Sociedad Secreta Reformista para la Modernización de El Japón.

Formó  un grupo  de contraespionaje conocido como Los Makazos para eliminar a todos los espías que Japón antes de la guerra había destacado en países estratégicos en el mundo para trabajar en su expansión militar, política y comercial. La consigna del General MacArthur fue: cortar de raíz toda posibilidad de resurgimiento, de sabotajes por ese grupo de talentos nacionalistas de élite que habían sido preparados con esmero desde niños. ¡Hasta Las Palmas llegaron los Makazos, sobornaron a la fondera y envenenaron a Kumataro Kaneko!

Nota de editora: Ésta es una obra de ficción. No está patrocinada ni afiliada de manera alguna por ninguna institución, instalación o familia. La historia está basada en lugares, personas y hechos históricos, pero está escrito enteramente desde el punto de vista del autor.

Referencia:
Evodio el suertudo - Modismos >>

 

Bibliografía

Historia Universal Siglo XXI.
El Imperio Japonés.
John Whitney Hall.

 

AGRADECIMIENTOS:

Dra. Ma. Del Rosario Iríe, ex vice presidente de la Asociación ENOMOTO de Chiapas A.C.  Por facilitarme su archivo histórico de la migración japonesa que arribó a Escuintla, Chiapas, en mayo de 1897.  Tapachula, Chiapas.

Sra. Celia Daykumachi, por contactarme con la Srita. Carolina Katoku. México, D.F.

Sra. Consuelo Tzusuki, por contarme experiencias vivenciales en Las Palmas,México, D.F.

C.P. Carlos Kasuga Osaka. Por sugerir cambios en el diseño de la portada.

Sr. Oscar Tzusuki, “Conocí a nueve migrantes de 1897, además  al alemán de Las Palmas, amigo y proveedor de los japoneses”. Escuintla, Chiapas.

Sr. Hachiro Katoku (R.I.P.)  Con gratitud por su generosidad durante cuatro años de convivencia en la ciudad de México, D.F.

Srita. Carolina Katoku (R.I.P.)  Por facilitarme copia del documento “Cacería de japoneses”,  escrito por  David Pérez López. México, D.F.

Sra. Alejandra Dávila, asesora del idioma alemán. Puebla, Pue.

Sr. Alberto Cruz, “Conocí a los migrantes japoneses, en sus casas tenían espacios para practicar artes marciales”. Acacoyagua, Chiapas.

Sritas. Leslie Barrios y Silvia Cruz. Por facilitarme el acceso a información en la Biblioteca pública “Alberto Montaño”, Acacoyagua, Chiapas.

Dra. Margarita López Cano. Por leer el borrador de la novela “Evodio el Suertudo” y  hacer la depuración Gramática y el Prólogo. Puebla, Pue.

Sr.Alberto Cruz, 95 años. “Siendo un niño conocí a los migrantes japoneses, en sus casas tenían espacios para practicar las artes marciales. Acacoyagua, Chiapas, México. (Fotografía tomada por Florentino de Mazariegos, julio del 2012.)

Sra.Cástula Kanayama Mazariegos. Hija de Kaso Kanayama, integrante de la primera migración japonesa que arribó en 1897 al Puerto de San Benito (hoy Puerto Chiapas). Radica en la colonia Cintalapa municipio de Escuintla, Chiapas, México. (Fotografía tomada por Florentino de Mazariegos, Julio del 2012.)

 

© 2013 Florentino de Mazariegos

chiapas fiction mexico