Elija un idioma principal para aprovechar al máximo nuestras páginas de la sección Artículos:
English 日本語 Español Português

Hemos realizado muchas mejoras en las páginas de la sección Artículos. ¡Por favor, envíe sus comentarios a editor@DiscoverNikkei.org!

Los nikkei de América Latina y los nikkei latino

Los nikkei dentro del debate de la CONVIVENCIA MULTICULTURAL en Japón

La convivencia multicultural debe ser manejado con prudencia

En Europa y países como Canadá, es usual escuchar el concepto de convivencia multicultural entre etnias y grupos extranjeros con la sociedad local, aunque en los últimos años se ha podido apreciar aquí, también en Japón, el uso de este término. Los países que han y siguen recibiendo un importante número de inmigrantes suelen evaluar las relaciones de convivencia bajo este concepto que tienen la particularidad de poner acento en los aspectos multiculturales y en los derechos humanos, civiles, sociales y hasta políticos de los extranjeros. Desde luego, también implica la debida aplicación de estos derechos; aunque, según las particularidades locales y regionales de una sociedad y el trasfondo histórico que puedan tener, es de entender que este concepto que parece tan armónico y desprovisto de vicios, no necesariamente es valorado ni aplicado de la misma manera.

E incluso, a pesar del caracter universal que tiene la Declaración Universal de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, sus Pactos y demás Declaraciones, existen de hecho situaciones en que un colectivo, por razones religiosas, costumbres y tradiciones, rechacen parte de estos principios, como así también que la misma sociedad receptora por las mismas razones no pueda o no quiera tratar de igual manera a los migrantes extranjeros.

Tampoco, se puede desconcer que hoy las corrientes migratorias no solo van de los países en desarrollo a los industrializados, sino que por las facilidades de traslado y los costos accesibles de transporte se movilizan a países vecinos o cercanos que tienen un mejor ingreso dentro de la misma región, sea de manera legal o ilegal, permaneciendo de manera temporal o permanente. Es por eso que, aunque se tratare de un país poco propenso a recibir inmigrantes extranjeros, la existencia de una pequeña oportunidad, si las razones económicas lo justifican, es motivo de que lleguen un sinnúmero de personas hasta ese entonces casi inexistentes en esa sociedad, provocando la presencia de individuos con idiomas, nacionalidad, pensamiento, estilo de vida, pautas culturales, tradiciones, historia y religión, diferentes. Si bien depende de la estructura productiva del país receptor, es usual que estos nuevos colectivos se instalen de manera más o menos concentrada y, por ende, provoquen diversos efectos sobre esa sociedad.

Consejos que discuten y servicios públicos que, de hecho, ayudan

Dentro de este contexto internacional, si bien Japón aun no posee un política migratoria concreta ni una política nacional de integración social de los extranjeros, sí existe una gama bastante amplia de servicios públicos que facilitan la vida en Japón. La llegada masiva de trabajadores extranjeros se ha dado a partir de la reforma de la Ley de Migraciones de 1990, como consecuencia de una aguda escasez de mano de obra en el sector manufacturero desde finales de los ochenta. Desde dicha reforma comenzaron a llegar miles de sudamericanos nikkei -descendientes de japoneses- y con eso quedó desbloqueado, en principio, la prohibición de ingreso de mano de obra extranjera no calificada. Esta tendencia se mantiene, aunque con restricciones1 . Estos migrantes nikkei que al comienzo llegaban solos a medida que ha pasado el tiempo comenzaron a llamar a sus familiares o a formar familia en Japón, por lo que esa temporalidad llamada "dekasegi " (trabajar un tiempo, ahorrar y retornar al país de origen) se ha tranformado en una verdadera migración "imin " (establecerse y radicarse como inmigrantes).

Hoy, llegan a contabilizar unos 390.000 nikkei latinos registrados y ocupan el 20% de la población extranjera de este país 2. Muchos, viven y trabajan en donde están instaladas las industrias automotrices, de autopartes, firmas constructoras, elaboraboras de alimentos, etc, conformando importantes concentraciones poblacionales, que a la fecha totalizan más de 20 municipios. Estos, a fin de intercambiar información sobre las políticas locales de asistencia a los extranjeros y conocer la situación en cada una de ellos, han formado lo que se denomina el Consejo de Municipios de Alta Concentración de Extranjeros (Gaikokujin Shuju Toshi Kaigi ), cuya anterior reunión, en noviembre de 2007, se realizó en la ciudad de Minokamo (Gifu)3 .

Dentro del contexto municipal y prefectural, desde mediados de los noventa, se han formado Consejos, Comisiones o Grupos de Discusión para debatir el tema de los extranjeros con la participación, limitada o amplia, de algunos dirigentes de las comunidades extranjeras para construir un ámbito de convivencia social armónica. Desde luego que estos grupos han tenido un matiz diferente según el municipio o prefectura, pero el primero fue el de la ciudad de Kawasaki (Kawasaki-Shi Gaikokujin ShiminDaihyo Kaigi ) en la Prefectura de Kanagawa, y luego el de la misma Prefectura (Gaikokuseki Kenmin Kanagawa Kaigi ), desde 1998, en donde el que escribe ha sido miembro hasta el año 20004 .

En otros municipios también se han formado consejos similares, pero de hecho, han sido las entidades descentralizadas de los municipios y prefecturas, las llamadas Asociaciones de Intercambio Internacional, las que están implementando diversos programas de convivencia multicultural a través de directrices u ordenanzas municipales, donde se observan algunos logros que benefician y facilitan la vida de los extranjeros. Parten de la premisa de que los extranjeros son también miembros activos de la comunidad local, por lo que las ventanillas de atención y asistencia a los extranjeros en diversos idiomas en temas cotidianos, laborales, viviendas, educación de los hijos, etc, ocupan un papel preponderante. En este aspecto el rol activo de las ONGs y demás entidades civiles ha sido y es de suma importancia5 .

Toda esta estructura de apoyo a los extranjeros tuvo su inicio en las cuestiones laborales por iniciativa del Ministerio de Trabajo de Japón, implementada en 1991, a través de una fundación gubernamental y plasmado en el Centro de Asistencia y Empleos de Tokio y Nagoya Nikkei. En el 2002 cerró sus puertas después de casi 12 años de servicio, aunque la atención sobre los temas laborales los continúa las Oficinas Pública de Empleo y las Inspectorías de Trabajo de diversas jurisdicciones, y en cuanto a los temas generales (tributario, educativo,etc.) sigue siendo canalizado por el Centro de Consultas para Nikkei , de la Fundación Japoneses y sus Descendientes del Exterior - Kaigai Nikkeijin Kyokai que presta asistencia telefónica todos los días6 .

Y a nivel nacional, hace unos años atrás, el Ministerio de Asuntos Interiores y Comunicaciones ha conformado un grupo de estudio para diseñar una política nacional de convivencia multicultural, y hace dos años, en el 2006, ha publicado el informe "Hacia la Convivencia Multicultural en los Municipios", cuyas propuestas y sugerencias sirven de base para las políticas de internacionalización y de convivencia con los extranjeros a nivel local7 .

Aunque no exista una ley nacional para los migrantes extranjeros existen innumerables mecanismos de asistencia, algunas superpuestas, pero que ayudan a vivir y progresar, por lo que urge que los mismos migrantes comprendan, al menos en esta etapa inicial de la migración, los diversos sistemas que constituyen la sociedad japonesa. Hasta hace 15 años atrás era casi imposible imaginar que en muchas ciudades del Japón llegasen a vivir tantos extranjeros de culturas, nacionalidades y etnias diferentes, por lo que los municipios y vecinos japoneses del lugar que casi nunca habían recibido extranjeros, siquiera como turistas, han sabido y aun hoy no saben, en realidad, qué priorizar y cómo ordenar y encaminar este nuevo fenómeno.

De todos modos, a pesar de que era algo difícil de predecir, la experiencia en muchos países occidentales enseña que una vez que ingresan a un país desarrollado y forman familia, casi siempre se instalan de manera casi definitiva e incluso adoptan la nacionalidad del país receptor8 . Este tipo de conductas es mucho más patético y evidente en migrantes que tienen poca educación y formación profesional, pues son muy conscientes de que aunque regresen a su país las posibilidades de ubicarse laboralmente y mejorar su nivel de vida son escasas9 .

La convivencia multicultural dentro de la globalización

Partiendo de este razonamiento, la convivencia multicultural es un mecanismo donde las partes aprenden, ceden, negocian y comparten cosas, cuyo elemento clave es que los mismos migrantes deben transformarse en factores que permitan mejorar o fortalecer los aspectos culturales y económicos de la sociedad donde han optado vivir.

Los países latinoamericanos que han recibido una importante corriente migratoria nos enseñan que aunque no haya leyes concretas de convivencia multicultural ni políticas o normativas que ofrezcan un trato preferencial a los extranjeros se puede convivir10 . Los inmigrantes han asumido sus limitaciones ante el sistema y han superado con grandes esfuerzos las actitudes a veces discriminatorias en lo social y económico. De hecho, aun teniendo el mismo idioma y pautas culturales comunes suele ocurrir que migrantes limítrofes sean objetos de conductas que poco o nada tienen que ver con los preceptos de una convivencia multicultural.

La globalización ha permitido que muchas personas puedan trasladarse de un lugar a otro, de un país a otro, mucho más que hace dos decenios atrás; también, permite dar más expectativas y crear una suerte de "ilusión óptica" que permiten acercar, al menos físicamente, personas de diversas culturas e idiomas de un momento a otro, pero eso no implica que en ese mismo tiempo permita aprehender y transmitir experiencias o modos de vida diferentes. Es por eso que diferenciarse demasiado de los demás puede hacer surgir vecinos y gobiernos, locales o de nivel nacional, que propongan aislar, ignorar o expulsar a los extranjeros que integrarlos y convivir con ellos. También se puede dar que algunos de los que están "comprometidos" con las políticas de convivencia multicultural estén solo para justificar "esfuerzos" inútiles o para saciar el ego personal, dando vueltas sobre el asunto sin ofrecer resultado alguno.

Lo mejor es que los inmigrantes extranjeros, aunque la sociedad receptora no siempre sea muy cálida ni comprensiva, realice un esfuerzo mayor en pensar y reflexionar qué efectos o rechazos pueden provocar sus conductas, sea en el vecindario o en el municipio. Aunque mantengan sus pautas culturales y costumbres o tradiciones, también es cierto que en muchas cosas se hace necesario adaptarse al ambiente local, no exentas de fricciones y tratos injustos, pero de esa manera podrán conquistar de manera más contundente los derechos y los beneficios que el sistema ofrece, y lograrán, seguramente, el respeto de los vecinos locales. Así ha sido la historia de los inmigrantes japoneses en el exterior y sus descendientes nikkei en ambientes donde siquiera existía la palabra "convivencia multicultural", del que tanto, ahora, se habla. Ellos han dejado el legado de que con esfuerzo, tenacidad y respeto, se puede lograr que lo diferente se transforme en un valor agregado dentro de una sociedad. Se puede decir que los inmigrantes que han logrado cierto éxito y reconocimiento transitaron y siguen transitando este duro sendero.

NOTAS:
1. En cuanto a los trabajadores nikkei no es que estén llegando más nuevos, sino que se esté dando por el aumento de nacimientos, tanto de brasileños y peruanos, dentro de Japón La actual ley migratoria admite solamente hasta los de tercera generación - sansei -, por lo que es difícil pensar que puedan venir más jóvenes y adultos de estas nacionalidades.

2. Según las estadísticas oficiales al mes de diciembre de 2006, los brasileños son 320.000, los peruanos 58.000, los bolivianos 6.000, los argentinos 3.800, etc. La población laboral de estos latinos nikkei, comprendidos entre los 19 y 64 años de edad, son unos 270.000, y si incluímos a los mayores de 15 años llegaría a los 285.000. Por el tipo de visado les permite trababajar en cualquier rubro, pero la mayoría están en el sector manufacturero, construcción y procesamiento de alimentos.

3. Consejo de Municipios de Alta Concentración de Extranjeros: http://homepage2.nifty.com/shujutoshi/

4. Consejo de Extranjeros de Kawasaki (en japonés): http://www.city.kawasaki.jp/25/25zinken/home/gaikoku/index.htm , http://www.city.kawasaki.jp/25/25zinken/home/gaikoku/kaigi/index.htm
  Consejo de Extranjeros de Kanagawa (en japonés): http://www.pref.kanagawa.jp/osirase/kokusai/seisaku/gaikokuseki/gaikokuseki-index.htm

5. Servicios de atención a los extranjeros de los municipios y entidades públicas, ONGs.
  TOKIO: http://www.tokyo-icc.jp/map/nihongo.html
  Asoc.Internacional de SHIGA: http://www.s-i-a.or.jp/advice/index.html
  Municipio de OTA-GUNMA: http://www.city.ota.gunma.jp/gyosei/0020a/007/01/sodan-j.html
  SHINJUKU TABUNKA PLAZA: http://www.shinjukubunka.or.jp/tabunka/japanese/soudan/index.html
  Pref. de KANAGAWA: http://www.pref.kanagawa.jp/osirase/rosei/soudan/netosoudan/gaikokujin.html ?
  Center for Multilingual Education and Research-UNIV.LENGUAS EXTRANJERAS DE TOKIO: http://www.tufs.ac.jp/blog/ts/g/cemmer/
  NPO TABUNKA KYOSEI CENTER OSAKA: http://www.tabunka.jp/osaka/forum2007.html ??
  NPO KANAGAWA SUMAI SUPPORT CENTER: http://sumasen.com/ ?
  AMDA ORIENTACION MEDICA: http://homepage3.nifty.com/amdack/

6. TOKIO NIKKEIS: http://www.tfemploy.go.jp/ , http://www.tfemploy.go.jp/jp/coun/
  NAGOYA JOB CENTER: http://www.pref.aichi.jp/shugyo/sigoto/gaizin.html ?
  NIKKEI SODAN CENTER: http://www.jadesas.or.jp/consulta/index.html ?

7. WEB del Ministerio de Asuntos Interiores y Comunicaciones-Convivencia Multicultural: http://www.soumu.go.jp/s-news/2006/060307_2.html

8. Tramitar la naturalización implica obtener la nacionalidad japonesa, aunque por las diferencias en los criterios de nacionalidad se puede dar que queden en situación de doble o varias nacionalidades.

9. Es difícil saber cuántos se quedan y cuántos retornan, pues depende de muchos factores, pero se puede estimar que un 70% en líneas generales opte por quedarse. A pesar de que en muchos países latinoamericanos hay una recuperación económica y una tasa de desempleo aceptable del 8% en promedio, eso no signfica que aumenten los buenos empleos, sino al contrario muchos no tienen más alternativa que trabajar en el sector informal, con salarios bajos, empleos de poco valor agregado y baja productividad laboral.

10. No existen ventanillas públicas de asistencia a los extranjeros como en Japón y mucho menos una atención pormenorizada en varios idiomas. Lo que existe en estos países son las Oficinas de Derechos Humanos, Defensoría del Pueblo, ONGs, entidades religiosas, etc. que prestan ayuda a los extranjeros. Lo que sí es destacable a nivel de gobiernos es que existen entre los mismos Convenios de Seguridad Social y otros como el de la Doble Nacionalidad. Y de tanto en tanto, los gobiernos adoptan medidas especiales, no necesariamente amnistías en el sentido estricto, para regularizar a los ilegales.

© 2008 Alberto J. Matsumoto

Sobre esta serie

El licenciado Alberto Matsumoto encara las distintas facetas del Nikkei en Japón. Desde la política migratoria sobre la inserción al mercado laboral del inmigrante hasta su inculturación a las costumbres y lenguaje japonés a través de la educación primaria y superior. Analiza la vivencia interna del Nikkei latino con su país de origen, su identidad y su convivencia cultural personal y social en un contexto cambiante de globalización.