Select a primary language to get the most out of our Journal pages:
English 日本語 Español Português

We have made a lot of improvements to our Journal section pages. Please send your feedback to editor@DiscoverNikkei.org!

Entre el pasado y el presente de la colonia Enomoto, una mirada desde adentro - Parte 3

Parte 2 >> 

PERSONAJES ILUSTRES

Eiji Matsuda

Matzuda Eiji quien durante mucho tiempo se dedicó a la educación en Taiwan, emigro a México llegando a Escuintla en 1921 con el motivo de estudiar la Flora chiapaneca. Bajo este objetivo compró un pequeño rancho ubicado a las orillas de Escuintla y le nombró “Esperanza”. A partir de este momento  estableció su centro de estudio para hacer exploraciones en la montaña ovando, proyecto que abarco cerca de 20 años y que más tarde le diera el reconocimiento como uno de los mejores botánicos del mundo.

Durante su estancia en tierras chiapanecas,  Matsuda Eiji mando a construir en su rancho en 1930 una escuela, con el propósito de alfabetizar a los habitantes del pueblo. El proyecto de alfabetización estuvo centrado para el beneficio de la comunidad. Esta actividad fue uno de los grandes aportes que  dirigió Matsuda, debido a que el pueblo no contaba con escuela, y la única que existía hasta el momento (Aurora) se  había construido por la sociedad cooperativa  para  los descendientes Nisei.

Así también, el compromiso que manifestó con el pueblo de Escuintla, estuvo dirigido a la enseñanza de la lectura de la biblia y la practica de la fe cristiana. Es por ello que comenzó a impartir pláticas en el rancho “Esperanza” que en poco tiempo logró tener mayor importancia. Por lo que se construyó un reciento que pudiera albergar a más personas. Fue así como se llevó acabo la construcción  del templo el “buen pastor” que hoy en día sigue siendo el principal templo de lo que actualmente es Acacoyagua.

Los valiosos descubrimientos de plantas exóticas que realizó Matsuda, le dieron prestigio como investigador botánico teniendo reconocimientos en grandes universidades de Japón, México y Estados Unidos. En 1950 es invitado por la Universidad Autónoma de México (UNAM), para dar clases de estudios botánicos. En su ejercicio como docente e investigador, promovió la creación del jardín botánico de la UNAM en Toluca. Con el tiempo se convirtió en uno de los botánicos más destacados del mundo. Finalmente fallece en 1978 en Perú llevando acabo nuevas investigaciones.

Renji Ota

A esta contribución de personajes ilustres se anexa la labor del Dr. Renji Ota, quien al igual que Takahashi y Terui, formó parte de los 35 inmigrantes de la colonia Enomoto y junto con ellos, trabajó para el progreso de la sociedad Cooperativa. Fue  egresado de la escuela de agronomía de Miyagi y discípulo  del Dr. Jinpei quien fuera médico de Escuintla. Para 1908 el Dr. Ota viajó de regreso a Japón, por  motivo de la enfermedad de su madre quien muere al poco tiempo. Es durante este viaje en Japón que  contrae matrimonio  en Tokio en mayo de 1908 con Hatsu Ota, quien lo acompañó nuevamente de regreso a tierras chiapanecas, habitando en Escuintla de 1909- 1917, fecha en la que fallece.

Durante este periodo la señora Hatsu guardó documentos, cartas y memorias,  que le permitieron redactar en 1970 a la edad de 84, el diario que narra su estancia en Chiapas. En él, se explica que a su regreso a Escuintla el Dr. Ota se dedicó a la siembra de arroz y maíz en un pequeño rancho de 45 metros que para entonces contaba con 30 becerros. El propósito de Renji Ota era establecer una empresa y dejar el ejercicio de la medicina en Escuintla, objetivo que no pudo logar debido a que los habitantes del pueblo lo siguieron  considerando como médico.

La formación medica de Ota, se debió a su compromiso entregado como ayudante del Dr. Jinpei Nihara. Quien muere en Escuintla por la enfermedad de fiebre amarilla. Ota que años antes había cursado estudios de veterinaria, incorporó los nuevos conocimientos para la practica de la medicina, bajo la idea que “la caridad debe inspirar el ejercicio de la medicina o la medicina tiene que ser caritativa” (Ota, 1970:16). El cariño que Renji Ota se ganó con el pueblo, a través de su generosidad, bondad y altruismo, logró que durante poco tiempo lo nombraran consejero municipal, llegando hacer una de las personas más respetadas del pueblo.

La muerte del Dr. Ota, acontecida en 1917, fue de las más significativas para el pueblo de Escuintla y para la colonia Enomoto. El funeral estuvo apoyado por toda la gente del pueblo, sepultándolo en el panteón municipal de Escuintla, lugar en donde se erigió un monumento a su memoria con la leyenda que reza lo siguiente “a la memoria del noble y generoso Dr. Otta. Como testimonio de la gratitud de sus admiradores de Escuintla, Acapetahua y Mapastepec.” “Paz a sus restos”. También se construyó dos monumentos más, por parte del señor horita quien fuera muy amigo de Ota. Así como también, de Eiji matzuda quien mandó  a construir un monumento en 1950. Actualmente la calle principal de  Escuintla tiene por nombre av. Dr. Ota.

Foto del entierro del Dr. Ota

* * *

A manera de conclusión se puede decir, que el esfuerzo que manifestó la colonia Enomoto, pese a las diversas circunstancias como el desconocimiento de las tierras chiapanecas, la siembra del cafeto, así como las enfermedades y el proceso de la revolución mexicana. Permitió abrir los caminos para futuros proyectos migratorios en toda la republica mexicana. Mismo que dio como resultado la emergencia de nuevas inmigraciones masivas en México y América Latina, factor que siguió favoreciendo los convenios internacionales, hasta el día de hoy.

Una mirada desde adentro como bien lo señala el titulo, permite rencontrarnos con el pasado que hoy cumple 115 años de historia, y que sigue siendo presente en la memoria colectiva de los Nikkei del Soconusco Chiapas. Por lo tanto, regresar la mirada hacia aquellos hombres que trazaron los caminos de un proyecto migratorio, es volver a  las raíces, a las huellas marcadas en el tiempo. Que permite  nombrar la historia, recordarla y vivirla, evitando de esta forma, que caigamos en el cajón del olvido. La identidad Nikkei es pasado y presente, se construye en el tiempo, no sólo se nombra.


Bibliografía

Bonfil Batalla Guillermo. 1993. Simbiosis de culturas. Los inmigrantes y su cultura en México. México: Fondo de cultura económica.

Comité Pro Obra Conmemorativa Colonos Enomoto. 1969. Reseña histórica de la migración japonesa a México (1897 – 1997). Kinen koen kensets.

Masaaki, Ono. 2010. Los Samurai de México. La verdadera historia de los primeros inmigrantes japoneses en Latinoamérica. México: Embajada de Japón en México.

Misawa, Takehiro (2004). El caso de Chiapas. En Banco Interamericano de Desarrollo. 2004. Cuando oriente llego a América. Contribuciones de inmigrantes chinos, japoneses y coreanos. (pp.215-236). Washington: Banco Interamericano de Desarrollo.
Ota Mishima, María Elena. 1985. Siete migraciones japonesas en México. 1890 – 1978. El colegio de México, México 1985.
S.d. 2005. Del tratado al tratado, apuntes sobre la historia de las relaciones entre México y Japón. Embajada de México – Japón y Secretaría de Relaciones exteriores.

 

© 2012 Martín Yoshio Cruz Nakamura

chiapas christianity Colonia Enomoto Eiji Matsuda Escuintla immigration mexico migration Renji Ota Soconusco