Elija un idioma principal para aprovechar al máximo nuestras páginas de la sección Artículos:
English 日本語 Español Português

Hemos realizado muchas mejoras en las páginas de la sección Artículos. ¡Por favor, envíe sus comentarios a editor@DiscoverNikkei.org!

Los 8 valores de Japón que los nikkei brasileños quieren dejar a las generaciones venideras

Los 8 valores de Japón que los nikkei brasileños quieren dejar a las generaciones venideras
X

“La responsabilidad de seguir transmitiendo el legado nikkei

La pandemia del nuevo coronavirus se ha expandido en todo el mundo y los gobiernos de cada país han tomado medidas que difieren unos de otros y por ende las reacciones de la población también han sido muy diferentes.

A diferencia de Europa y los Estados Unidos las medidas contra el Covid-19 de Japón ha sido mucho menos rigurosos porque el número de contagios y de fallecidos se ha mantenido bastante bajo. Muchos quieren saber las razones pero por ejemplo el Vice Primer Ministro Aso señaló que es porque los japoneses tienen “un nivel cultural y moral elevado” y el científico y premionovelista Shinya Yamanaka considera que podría ser el “factor X” (una cuestión genética).

Más allá del debate entre priorizar las medidas sanitarias contra el coronavirus o reactivar la actividad económica y la no satisfacción del pueblo japonés en las medidas ambivalentes de su gobierno, es casi nulo la gente que no lleva la mascarilla o el barbijo en la vía pública. En los países occidentales muchos se oponen al uso del barbijo porque consideran que es un atropello a la libertad individual, pero en una situación como la actual, tanto a mí como a los japoneses en general, esa conducta es incomprensible. Además, en algunos países se han prohibido las reuniones religiosos para evitar al excesiva concentración de personas.

Y en cuanto a las vacunas que tantas expectativas están generando también están los que se oponen a colocarse y en esto sí en Japón puede haber personas que rechazen vacunarse. No será fácil que las autoridades obliguen a todos la vacunación e incluso hay que ver si eso es jurídica y operativamente posible.

Personalmente he realizado innumerables viajes al exterior, mucho por trabajo, y en cada ocasión uno siente las diferencias culturales de cada lugar pero este fenómeno del coronavirus ha reflotado las particularidades y las contradicciones en las medidas contra la pandemia de muchos países.

Y en Brasil he podido apreciar que muchas personas al percibir las diferencias de valores del entorno eso forma y consolida una conciencia propia aunque cuando esa percepción de valores se da dentro de una colectividad fortalece mucho más la identidad del grupo.

Considero que eso es lo que están experimentando los nikkei brasileños en su propio país y quisiera comentar algunos de esos aspectos.

Tenemos la responsabilidad de seguir transmitiendo el legado nikkei

Hace dos años y medio, el 6 de junio de 2018, se realizó en la ciudad de Honolulu, Hawaii, la 59º Convención de los Japoneses y sus Descendientes del Exterior (Kaigai Nikkeijin Taikai) organizado como siempre por la Kaigai Nikkejin Kyokai. Usualmente, este evento internacional se realiza cada otoño en Tokio, pero en esa ocasión se realizó en Hawaii para conmemorar los 150 años de la primera migración japonesa al exterior. Estos colonos japoneses fueron a trabajar a las plantaciones de caña de azucar de estas islas.

El tema de la Convención fue “el legado de la comunidad nikkei”. Participaron 298 personas de 15 países de los cuales 15 de Brasil eran miembros del Proyecto KAKEHASHI. Estos nikkei de 20 a 40 años de edad aproximadamente fueron elegidos por su actividad comunitaria en Brasil e invitados a participar en la Convención realizada en Hawaii con una visita posterior de capacitación a Japón, todo eso gracias al patrocinio de un empresario japonés que guarda gratos recuerdos de Brasil y la colaboración también del diario japonés local San Paulo Shimbun.

Quien lideró esta misión fue el doctor Ricardo Nishimura, odontólogo nikkei de tercera generación, de 41 años. Después de vivir esta experiencia envió un escrito que fue publicado en el libro “Las 60 Convenciones de la Kaigai Nikkeijin Taikai” y dice lo siguiente:

“En el panel debate de la Convención se discutió sobre los nikkei y el legado de los nikkei y pude apreciar las duras experiencias de los inmigrantes japoneses que llegaron a esas tierras lejanas. Tuvieron que superar innumerables obstáculos pero a la vez contribuyeron en muchos aspectos y dieron lo mejor de sí para el desarrollo del país de destino. Y en Brasil, ahora, todos nosotros, estamos cosechando los frutos de esos esfuerzos y sacrificios de nuestros abuelos, pues ellos son los que nos enseñaron y nos inculcaron el orgullo de ser nikkei. Nosotros tenemos la responsabilidad de seguir transmitiendo este legado nikkei a la siguientes generaciones. Eso es lo que sentí en esos momentos.

Pude apreciar que los valores de los nikkei de Hawaii estaban tallados en una piedra y al ver eso pensé cuáles podrían ser los valores de los nikkei de Brasil. Puede ser el orgullo de los nikkei y el sentimiento de seguir manteniendo la cultura japonesa para el futuro. Mi corazón se había hinchado de emoción y de esa manera regresé al Brasil y dentro de la Comisión Nihon Brasil KAKEHASHI de Bunkyo iniciamos el Projeto Geracao”.

Nishimura también agrega lo siguiente: “El objeto de ese proyecto fue la de redescubrir los valores de los nikkei brasileños que forman la personalidad de cada uno de los ellos a través del método de gestión del conocimiento (knowledge management). Muchos de estos valores es seguramente una mixtura de los valores culturales japoneses y brasileños por lo que la fusión de ambas podría incidir a cada uno de nosotros como personas o en la manera de conducir una organización y su relación con el entorno. De esta manera, manteniendo los vínculos con nuestros ancestros de Japón podemos aprender muchas cosas para contribuir a la sociedad brasileña

(Extracto del artículo publicado en “Las 60 Convenciones de la Kaigai Nikkeijin Taikai”, lo que está en negritas es de quien escribe este artículo).

El monumento que señala Nishimura son los pilares de piedra ubicados en el Centro Cultural Japonés de Hawaii (Japanese Cultural Center of Hawai'i).

Los valores de los nikkei de Hawaii estaban tallados en una piedra. Foto por Brian Suda. Cortesía del Centro Cultural Japonés de Hawaii.

Este Centro Cultural fue construído en 1989, en ocasión de conmemorar los 100 años de la llegada a Hawaii de los colonos japoneses, por la Cámara de Comercio e Industria Japonesa de Honolulu en el distrito Moiliili de la misma ciudad. En la entrada de la sección de exhibición permanente hay varios pilares de piedra donde están talladas una serie de palabras en japonés que los inmigrantes japoneses de la primera generación “issei” dieron suma importancia: amor filial “kooko”, gratitud filial “on”, paciencia “gaman”, esfuerzo contínuo “gambari”, resignación para seguir adelante “shikataganai”, sentimiento de gratitud “kansha”, lealtad y fidelidad “chugi”, responsabilidad “sekinin”, verguenza “haji”, orgullo “hokori”, honor “meiyo”, obligación y sentido del deber “giri”, sacrificio “gisei”, y demás conceptos.

Muchos de los participantes y el mismo grupo de los nikkei brasileños cuando visitaron este Centro Cultural de Hawaii y vieron estos pilares donde estaban inscritos los valores y principios que guiaron a los pioneros japoneses, se sintieron muy motivados y pensaron que para constatar el orgullo nikkei sería importante realizar un estudio de valores entre los nikkei brasileños.

A los japoneses que llegaron a Brasil, a los de la 1º generación se los llamó “issei”, los de 2º que son sus hijos “nissei, a los de 3º que son los nietos “sansei y así sucesivamente. Actualmente, se dice que hay nikkei de 6º generación o sea “rokusei”. Han aumentado los matrimonios con otras etnias y se estima que el 60% de los “yonsei” (4º generación) se casan con no nikkei. Por eso, hoy en día no es fácil definir el concepto de nikkei. En Brasil se calcula que son 1.900.000 nikkei, o sea casi el 1% de la población total.

Como es sabido la inmigración japonesa a Brasil ha sido desde los inicios grupos de colonos que se dedicaron a la agricultura y en su propia comunidad enseñaron el idioma japonés a sus hijos, se ayudaron mutuamente y realizaron eventos culturales como el “bon-odori”. Luego, hubo una migración a las ciudades y hoy en día se puede decir que casi el 90% de los nikkei están en ciudades como Sao Paulo y otras. El porcentaje de ingreso a las universidades es elevado y se dice que en la prestigiosa Universidad de Sao Paulo un poco más del 10% son alumnos nikkei y sus graduados son médicos, abogados, funcionarios de la burocracia y ejecutivos de grandes empresas. Se han ubicado en diferentes empleos y su prestigio social es indiscutible. Por otra parte, ese aumento de jóvenes en los estudios superiores provocó un migración a las ciudades y no son pocos los que han ido a trabajar en lo que fuese a otras latitudes. Eso significó un declive de muchas instituciones nikkei y de hecho hoy como consecuencia de eso hay un aumento de organizaciones que son gestionadas por no nikkei.

Al ver esta situación es lógico que personas en plena edad activa como Nishimura han sentido la necesidad de recuperar el orgullo de lo construído hasta ahora y evocar el esfuerzo y los logros de sus padres y abuelos dentro de la diversidad social brasileña para transmitir estos valores a los nikkei de las generaciones venideras.

Los 8 valores elegidos

Al regresar a Brasil, Nishimura y varios miembros del grupo decidieron realizar un estudio de valores de los nikkei brasileños. Este proyecto se denominó Projeto Geracaopor tratarse de un estudio intergeneracional y como asesor académico del proyecto fue nombrado el Sr. André Saito que es el Presidente de la Asociación de Knowledge Management de Brasil. Saito es graduado de la Facultad de Administración de la Universidad de Campinas y luego obtuvo su doctorado en la Japan Advanced Institute of Science and Technology (JAIST).

Realizaron talleres para el manejo de la metodología de gestión del conocimiento e hicieron un relevamiento de valores a más de 300 nikkei brasileños en 8 regiones donde habitan estos descendientes. Y en base a los resultados de este estudio se ha elegido 8 valores que más identifican a los nikkei brasileños. No es que uno tenga más valor que otro y por ende no está por orden de prioridad. Lo mencionaré en portugués pero el significado e interterpretación es mía, como autor de este artículo.

  • Responsibilidade】La traducción literal es responsabilidad pero por lo que se puede apreciar es la importancia de sentir el compromiso “giri”.

  • Aprendizado】Darle suma importancia a la educación “kyoiku” de los hijos y uno mismo tener una actitud de querer aprender siempre.

  • Integridade】Ser íntegro, fiel y honrado “seijitsu”, “shojiki”.

  • ColetividadeColaboracao)】Es el sentido grupal y comunitario y significa llevar a cabo algo entre todos “kyodo”.

  • Perseveranca】Es paciencia “nintai” y perseverancia ante los obstáculos y fracasos “konjo”.

  • Gentileza】Ser comprensivo y amable con los demás “omoiyari”, “shinsetsu”.

  • Gratidao】Ser agradecido “on” y agradecer “kansha” por lo que ha recibido de los demás.

  • Respeito】Respeto “kei-i” hacia los ancestros y a los que están alrededor de uno.

Desde luego hubo otros valores como “aplicado al trabajo y al estudio (kinben)”, “considerado y respetuoso con los padres o amor filiar (oya kouko)”, el sentimiento de no desperdiciar (mottainai kimochi)”, la resignación de que no hay otra alternativa pero que es para buscar otras (sikata ga nai)”, etc. Sin embargo, en este colectivo que fue objeto de este relevamiento los nikkei brasileños señalaron esos 8 valores mencionados como los que más han constribuído a los cimientos de los nikkei dentro de la sociedad brasileña.

En concepto de Coletividadese podría decir como una conducta dentro de un grupo haciendo prevalecer justamente lo que se decide en grupo y es el equivalente al “wa” (armonía) de grupo que hay en Japón. Sin embargo, en ocasiones estos conceptos pueden no tomar en cuenta las opiniones de las minorías o exige que se tenga en consideración los diversos intereses y no perturbe la “armonía” ya existente, por ende hay una parte negativa que no se puede dejar de lado. Cuando le expresé esta preocupación al lider del proyecto me respondió que: “la sociedad brasileña respeta la diversidad y se caracteriza por darle mucha importancia al individuo como tal por lo que nuestra tarea colectiva y mancomunada será que “1+1” sea mucho más que dos.

Debo recordar que estos 8 valores de los nikkei brasileños no son necesariamente la de los japoneses en general pero deseo que los japoneses sepan que estos nikkei sienten orgullo por ello y anhelan seguir con este sentimiento. Esa es la principal razón de este artículo.

 

© 2021 Masayoshi Morimoto

hawaii Japanese Brazilians JCCH Kaigai Nikkeijin taikai Project Kakehashi value