Select a primary language to get the most out of our Journal pages:
English 日本語 Español Português

We have made a lot of improvements to our Journal section pages. Please send your feedback to editor@DiscoverNikkei.org!

Nikkei Chronicles #8—Nikkei Heroes: Trailblazers, Role Models, and Inspirations

Mi héroe, Don Gerardo Maruy Takayama

Mi héroe, Don Gerardo Maruy Takayama
X

Estaba leyendo la convocatoria de Discover Nikkei, en Crónicas Nikkeis, era sobre héroes nikkeis, lo primero que se me vino a la mente era la imagen de don Gerardo Maruy Takayama, mi admiración hacia él me hizo escribir un artículo sobre su persona en mi blog. Este cariño lo adquirí por mi padre, él me contaba muchas cosas sobre él, me asombraba escucharlo porque era un poco parco, pero en sus relatos le brillaban los ojos de la emoción. Al escribir este artículo entendí que ese sentimiento era compartido por muchas personas, todas las cuales coincidían en su apreciación.

Un líder con tantos logros a su paso: desde cuando inició sus estudios, en la Escuela Lima Nikko; en el béisbol en la liga de Lima, como jugador; como dirigente en la federación, fomentando el deporte que tanto ama; fabricando sus camisas Wilson, siempre metido en los trapos, como decimos los que estamos relacionados con los textiles; haciendo todo tipo de uniformes, tanto para colegio como para equipos deportivos. De esa forma también colaboró con tantas personas para poder vestir a los equipos, porque él ama el deporte y apoyaba a todos. En sus Tiendas Maruy, dirigiendo su gran empresa, toda una vida en ella, pasó muchas situaciones difíciles y satisfacciones.

Fue jefe del Instituto Peruano del Deporte (IPD) cuando el trabajo era Ad honorem, de ahí que se valore más su labor; participó en la transición de la Sociedad Central Japonesa a la Asociación Peruano Japonesa (APJ), en 1984, cuando tomaron la posta los nisei, los nacidos en el Perú, ya que antes solo eran japoneses. La prueba de fuego fue la organización del 90 aniversario de la inmigración japonesa al Perú. Estuvo en Perú Shimpo, un diario nikkei muy importante en nuestro país y el que tiene más años; en el Policlínico Peruano Japonés; en Emmanuel; en el Teatro Peruano Japonés; en la Clínica Centenario; en el Jinnai Center. Ha sido maestro de ceremonias, animador, showman. Tantas entidades exitosas con un equipo a su mando, como siempre lo reconoce.

Cortesía: Asociación Perunano Japonesa

Don Gerardo nació en Huaura el 24 de setiembre de 1929, un nisei cuyo padre vino del Japón, de Hiroshima. Desde muy pequeño le gustó el béisbol, afición heredada de su padre y hermano mayor. Siempre recuerdo a mi padre, hablaba de él con mucho respeto y admiración. Carismático, cálido, bromista, alegre; disfrutaba de cada evento que animaba. Los Kohaku Uta Gassen, versión Perú, en donde era el capitán de los blancos, aparecía vestido completamente de blanco, con cada ocurrencia que tenía en el escenario, hacía que todo se volteara a favor de su equipo, creo que la mayoría de veces ganaba su equipo porque él era el plus, el hándicap.

Tiene una gran cantidad de logros que al leerlos resulta una larga lista fría en el papel, pero tiene un gran significado para cada uno de nosotros. En el caso de la salud, cuántas personas hacen uso del Policlínico Peruano Japonés, incluso la comunidad no nikkei pasa diariamente por ella, entre consultas, pruebas y análisis, personas esperanzadas en recuperar su salud o haciendo su chequeo periódico.

La clínica Centenario, la cual utilizamos muchas veces por mi mamá, cuántas caras nikkeis ves ahí, además de contar con un lugar especial para todas las personas de edad en geriatría, incluso existen varias ventajas para las personas nikkeis mayores de ochenta años, con precios preferenciales. Al leer Perú Shimpo, el diario de nuestra colonia, no sabemos que tras su modernización también se encuentra nuestro héroe, si no era por él, todavía estaríamos con los antiguos linotipos. Qué alegría es ver a los miembros de más edad de nuestra colectividad en el Jinnai Center, divirtiéndose con actividades y con personas de su edad, eso tiene mucho significado para ellos y también para nosotros.

Al asistir al Teatro Peruano Japonés, qué orgullo ver que se realizan muchas actividades artísticas de nuestra colectividad y de la comunidad en general, con muy buenas instalaciones, buena iluminación, sonido, cosas que nos merecemos y que son nuestras. Algo difícil de asimilar, pero muy importante es la casa de reposo Emmanuel, en donde nuestros ancianos serán bien cuidados, donde podrán convivir con personas de su edad y compartir actividades diarias. Cuántas cosas que tenemos gracias a nuestro héroe.

Cortesía: Asociación Perunano Japonesa

¿Quién no recuerda las Tiendas Maruy con su slogan “Una tienda que conviene conocer”? Gran surtido de productos, buena atención al visitante, siempre un paso adelante que la competencia, con sus llaveros de descuento, para fidelizar al cliente. La primera tienda se encontraba en el Jr. Andahuaylas, a la espalda del Congreso de la República, era más grande que un bazar. Vendía camisas, pantalones, casacas y corbatas; en ella empezó a vender varios productos de su confección. Luego se dirigió a un lugar de mayor afluencia de público en pleno centro de la ciudad, muy cerca de Palacio de Gobierno, y se ubicó en el Jr. De la Unión, en una tienda más grande, con más variedad. El gran salto fue en el distrito de Jesús María, lugar con un mayor nivel social, en un amplio y moderno local. Finalmente se especializó en la confección de uniformes de todo tipo, vistiendo a muchas empresas de prestigio.

Cortesía: Asociación Perunano Japonesa

Lo más importante de don Gerardo es la calidad humana que tiene, una persona al servicio de los demás, que hace las cosas sin pedir nada a cambio. Muchas personas lo pueden atestiguar, siempre paternal, tratando a sus trabajadores como si fuesen sus hijos, preocupándose por cada persona. Recuerdo en un documental en su homenaje, entrevistaban a dos empleadas que durante años lo han seguido, una de ellas decía que cuando hubo el saqueo que afectó a la ciudad de Lima, en una huelga policial, venía la turba hacia la tienda, un pequeño grupo de empleados, todos jóvenes, decidieron que deberían defenderlo, sin saber cómo. Don Gerardo se opuso, les dijo que primero era la vida e integridad de cada uno y luego lo material, el lugar fue saqueado ante la superioridad numérica, pero lo más importante era su gente. Otra cosa que cuentan es que los hijos de los empleados siempre tenían uniforme escolar, siempre ayudando de alguna forma. Les daba uniformes a la selección de vóley, lo cuenta Olga Azato y Lucha Fuentes, que pertenecieron a nuestra selección de vóley de entonces.

El señor Maruy siempre se ha levantado ante la adversidad, nuestro país sufrió mucho en la época del terrorismo, yo mismo recuerdo que el 4 de febrero de 1986, integrantes de estos grupos pusieron dentro de la tienda una especie de bomba incendiaria con retardador, en lugares estratégicos. Luego de unas horas se prendieron, cuando el local estaba cerrado, logrando que se incendien totalmente e incluso pasar a locales vecinos. Este fue un mensaje para Palacio de Gobierno, que se encontraba a solo unas cuadras. Con esto, el gobierno de Alan García declaró Lima en estado de emergencia y el “toque de queda” más largo de la historia, más de un año, esas fueron las épocas que vivimos. Pero esto no impidió que se volviera a levantar. La colonia nikkei, por el amor a don Gerardo, se unió para apoyar en algo, pero al final él lo hizo todo.

Nosotros tenemos una tienda de ropa en el centro de la ciudad, recuerdo haber conversado con una nikkei que vino a comprar, ella me contaba que muchos años atrás, ella también vendía ropa, creo que era en Huaral, al norte de nuestra ciudad. Venía a Lima con su hermana y se iba a Maruy, detrás del Congreso, en el Jr. Andahuaylas. Don Gerardo les daba crédito sin siquiera conocerlas, no les pedía garantía, ni su dirección, les decía “lleva nomás hijita, luego pagas”, solo por el hecho de ser nikkei y porque él es así, confía en la gente. Ellas se apresuraban siempre en el siguiente viaje, venían directamente a cancelar, para no quedar mal con él, de esa forma ellas lo recordaban. Esto le trajo muchas alegrías en general, pero también muchos problemas, porque toda la gente no es igual y a veces se decepcionó, así es don Gerardo, confía en la gente y da todo sin pedir nada a cambio.

El señor Maruy es una persona que derrocha simpatía, carisma y hasta cuando ya tenía una gran tienda en el distrito de Jesús María, estaba concentrado en el manejo de su empresa en sus oficinas administrativas, pero siempre se daba un salto por su tienda, conversaba con clientes, sus empleados, intercambiando opiniones, dando consejos, siempre tratando a las personas con gran familiaridad. Nosotros hemos tenido muchos proveedores en común, al estar en el mismo rubro, todas las personas con las que he hablado sobre don Gerardo han dicho lo mismo: un caballero, una persona correcta, carismático, siempre dando consejos, bromista, un carácter excepcional, criollo, su forma de ser siempre abrió puertas y el corazón de todas las personas.

Este es nuestro pequeño homenaje a Don Gerardo Maruy, muy pequeño para un gigante, un orgullo nikkei, nuestro héroe.

Cortesía: Asociación Perunano Japonesa

 

© 2019 Robert Oshiro Teruya

13 Stars

Nima-kai Favorites

Each article submitted to this series was eligible for selection as favorites of our readers and the Editorial Committees. Thank you to everyone who voted!

Geraldo Maruy nisei peru

About this series

The word “hero” can mean different things to different people. For this series, we have explored the idea of a Nikkei hero and what it means to a variety of people. Who is your hero? What is their story? How have they influenced your Nikkei identity or your connection to your Nikkei heritage?

We solicited stories from May to September of 2019, and voting closed on November 15, 2019. We received 32 stories (16 English; 2 Japanese; 11 Spanish; and 3 Portuguese) from individuals in Argentina, Australia, Brazil, Canada, Japan, Mexico, Peru, and the United States.

Here are the selected favorite stories by our Editorial Committee and the Nima-kai. 


Editorial Committee’s Favorites

Nima-kai selection:

To learn more about this writing project >>

Check out these other Nikkei Chronicles series >>