Select a primary language to get the most out of our Journal pages:
English 日本語 Español Português

We have made a lot of improvements to our Journal section pages. Please send your feedback to editor@DiscoverNikkei.org!

Comunidad japonesa en la Colonia Urquiza, Partido de La Plata

Parte X: XVI Bon Odori 2015 ~ Parte 1

El presente es un informe que tiene por objetivo comentar una parte de las repercusiones del Bon Odori, que se llevó a cabo el 10 de enero de 2015 en Colonia Urquiza Partido de La Plata. Transcribiremos recortes de periódicos que trataron del tema el mismo día y el día siguiente - vía digital y en papel prensa - con entrevistas a asistentes que vinieron por primera vez o que son habitué del espectáculo.

El Bon Odori1 es un símbolo de tradición, identidad e integración, y se celebra en Colonia Urquiza cada enero, durante una tarde y noche desde hace 16 años. Fue declarado de interés provincial y municipal2, otorgándole así una visibilidad a la comunidad dentro de la sociedad platense y de toda la provincia de Buenos Aires. Gracias a este reconocimiento, la comunidad construye un contacto cultural basado en el acercamiento y el diálogo.

A continuación, rescataremos material escrito comenzando con el Discurso del Presidente de la Comisión Bon Odori y luego de periodistas, fotógrafos y la impresión de los visitantes en general.

Discurso del presidente de la organización

El presidente de la Comisión Bon Odori, Antonio Tsuru, se dirigió a la multitud con las siguientes palabras:

“A las autoridades de la Municipalidad de La Plata, Embajador Masashi Mizukami, Cónsul Kazuyuki Yoshimura, Secretaria de Modernización y Desarrollo Económico Alejandra Sturzenegger, Director General de Economía Social y Planificación Productiva Hugo Heredia, Sr. Hiroyuki Takada de JICA, Corresponsal de Asahi Shimbun del Brasil Tsuyoshi Tamura, periodistas de prensa y emisoras radiales locales y nacionales, a los miembros de la Asociación Japonesa La Plata, Escuela Japonesa La Plata, a las Asociaciones Japonesas de Colonia La Plata, Santa Mónica, El Pato, Tobu, La Plata, familias, alumnos, amigos de la Escuela y al público en general, les damos la bienvenida al 16º Festival Bon Odori de Colonia Urquiza.

Como presidente de la Comisión Bon Odori, quiero agradecer la presencia de todos ustedes que hacen posible el éxito de este evento, y ayudan a continuar con este espectáculo que tiene un sentido para la comunidad muy importante, por tratarse de un evento cultural de reconocimiento a nuestros ancestros, y también para solventar los gastos de la educación de nuestros niños en la Escuela Japonesa La Plata.

Pero especialmente agradezco a todos los colaboradores que me han ayudado en la labor de organización, a los docentes, a las familias que han dedicado su tiempo para llegar a término en el día de hoy al festival.

Humildemente, comparto un sentimiento de profunda gratitud al apoyo de todos y a la confianza que han depositado en mí, para ser por un año la imagen visible de este gran evento. Muchísimas gracias.” 

Bon Odori a pleno


La repercusión del evento en los periódicos locales
:

El primero fue editado en forma digital y en el momento en que se llevaba a cabo el festival, con un corresponsal que enviaba la información directo a la redacción.  

Diario Hoy 10/01/15 - 20:00hs (en: diariohoy.net)

Melchor Romero, Buenos Aires, Argentina. La situación geográfica no diría nada en cuanto a japoneses, si sólo nos quedamos con el nombre de esta barriada inmensa de nuestra ciudad. Pero dentro de la comarca romerense existe Colonia Urquiza. Y en ella viven y sueñan familias de raigambre oriental, precisamente del Japón. 

El “Bon Odori” es el festejo anual con el que deleitan a los visitantes y con el cual sus espíritus reviven historias afines a su cultura.

La edición XVI arrancó a pleno sol, cuando a las 19.50 empezó la afluencia del público, con el  baile de las tres maestras sensei, que enseñaron el paso.

Ámbito Financiero  por Gonzalo Gossweiler (en: Ambito.com).

Los japoneses tienen incontables festivales y vistosos festejos que provienen de tradiciones milenarias. Lejos, de su archipiélago, sólo suelen llegarnos imágenes de esa cultura que amalgama lo antiguo y lo moderno con total naturalidad. En Argentina, la comunidad nipona se esfuerza por mantener su identidad y difundirla con celebraciones en las que se les abre la puerta a todo el que quiera asistir, permitiéndonos un vistazo a esas coloridas costumbres. Entre ellas, una de las más destacables es el Bon Odori.

El Bon Odori es un matsuri (festival) que deriva de un rito religioso, el Obon, que hace cientos de años sumó el Odori (baile). Hay varios tipos y en distintos momentos del año, pero todos tienen en común la música, la danza y las comidas tradicionales. En nuestro país se lleva a cabo en zonas de gran concentración nikkei (emigrantes japoneses y sus descendientes) como La Plata, Burzaco, José C. Paz y otras. 

En la localidad de Melchor Romero, La Plata, está la Colonia Urquiza, refugio de una importante cantidad de inmigrantes japoneses que se asentaron en la década del 50 y 60. Allí fundaron la Asociación Japonesa La Plata, que organizó este sábado pasado la 16º edición de su Bon Odori. La asistencia, de varios miles, asombra cada año por su creciente masividad pese a realizarse en una zona semirural. 

Si bien los nikkei son los protagonistas, el grueso de los visitantes no pertenece a esa comunidad.Ambos grupos se mezclan y concurren junto a sus familias vestidos muchos de ellos con yukatas, una especie de kimono de verano. Nunca faltan los cosplayers, jóvenes que se disfrazan de sus personajes de animé favoritos.

El predio platense - mayor a una hectárea - se delimitó en su perímetro con diversos puestos de souvenirs tradicionales, comidas, bebidas, artículos importados, ropa tradicional, etc. En el centro hubo un yagura (torre) de la que colgaron decenas de faroles de colores que iluminaban todo el espacio. 

Por la tarde, la gente comenzó a llegar, y cada stand de productos japoneses y artesanías estaba cubierto de compradores y curiosos. Al mismo tiempo diversas cantantes hacían su performance en vivo y más tarde el grupo Buenos Aires Taiko realizó su show de percusión con tambores tradicionales. En esa pista de baile que rodeaba a la torre se largó el Bon Odori y las experimentadas mujeres en yukatas encabezaron la procesión marcando los pasos que los no conocedores iban imitando lo mejor posible al ritmo de las canciones japonesas que se acostumbran para estas festividades.

Hacia la noche, todos buscaron cenar y lo más solicitado era la comida casera: yakitori (pinchos de pollo), harumaki (empanaditas), takoyaki (bolitas con pulpo), sushi, onigiri (bola de arroz con algún relleno), fideos, etc. No faltaron los dulces japoneses como los manju, dorayaki, mochi y otros. Mientras algunos comían, otros iban remplazando al público que bailaba alrededor de la torre en la sucesión de vueltas que duró varias horas.

Hacia el final del festival el embajador de Japón en Argentina, Masashi Mizukami, habló a los presentes y se mostró asombrado por la multitudinaria convocatoria. A continuación se desplegaron los fuegos artificiales - los hanabi - que iluminaron el cielo durante unos 10 minutos con un deslumbrante despliegue. 

Desde 1999, el Bon Odori platense asombra a los visitantes por la idiosincrasia nipona que se evidencia en la esforzada organización y dedicación por los detalles que se ven, por ejemplo, en la división de tareas, en los puestos de comidas y hasta en el sistemático orden del estacionamiento. 

A través de sus tradiciones, este festival y otros similares, reafirman el vínculo que une a la comunidad japonesa con el país que le dio cobijo. Allí se integran los niños y los ancianos nativos japoneses en un murmullo que mezcla castellano y japonés. El Bon Odori resulta una foto panorámica de un intercambio cultural, producto de las históricas inmigraciones que forjaron al país, dándonos a conocer a una de las culturas más llamativas del mundo.

Parte 2 >>

Notas:

1. Bon, es una temporada festiva durante la cual se da la bienvenida a las almas de los ancestros. Es la tradición y práctica budista de honrar a los espíritus de los antepasados.  Odori, significa baile. Por lo tanto, el Bon es el día de los ancestros muertos, y el Bon Odori, es la danza que acompaña y consuela las almas de esos difuntos.   

2. El Bon Odori, fue declarado desde el 2008 de interés municipal y provincial,  resolución 0391, por el Instituto Cultural de la Provincia de Buenos Aires, con carácter de patrimonio no solo de la colectividad japonesa que la organiza sino de toda la comunidad platense y bonaerense.  

 

© 2015 Irene Isabel Cafiero

argentina bon odori Colonia Urquiza culture festival

About this series

Esta serie trata sobre la comunidad nikkei asentada en Colonia Urquiza, en La Plata - Argentina, desde la década del sesenta, con el arribo de los primeros inmigrantes, sus actividades en la agricultura, la práctica y difusión de su cultura ancestral y su proyección sobre la sociedad argentina.