Elija un idioma principal para aprovechar al máximo nuestras páginas de la sección Artículos:
English 日本語 Español Português

Hemos realizado muchas mejoras en las páginas de la sección Artículos. ¡Por favor, envíe sus comentarios a editor@DiscoverNikkei.org!

Kizuna: Historias Nikkeis del terremoto y tsunami de Japón

Recordando: Diez años después del gran terremoto y tsunami del este de Japón

Recordando: Diez años después del gran terremoto y tsunami del este de Japón
X

El pasado 13 de febrero ocurrió un terremoto de 7.1 de magnitud en Fukushima. Me quedé helado. Volvió rampante el sudor frío y una sensación familiar de pánico.

Flashback: 11 de marzo del 2011.

Recuerdo claramente haberme despertado para la escuela y haber recibido una llamada extraña y frenética de CBC Radio pidiendo un comentario sobre el terremoto y tsunami en Japón. ¿Qué diablos estaba pasando? Me preguntaba, molesto por la temprana interrupción de la mañana. Toda la mañana en la escuela, estaba preocupado por encontrar algún momento para revisar las noticias de Japón, específicamente de Tohoku y ver imágenes aterradoras de olas negras e infernales aguas arremolinadas arrastrando casas enteras en un mar de enseres domésticos y autos flotando, imágenes surrealistas del aeropuerto internacional de Sendai sumergido y ver cientos de kilómetros del litoral del Pacífico en la que he viajado muchas veces siendo arrasados en unos cuantos minutos. Las líneas telefónicas y las conexiones de internet estaban cortadas... No había electricidad… Recordando el terremoto de Hyogo-ken/Nanbu de magnitud 7.2 que arrasó gran parte de Kobe y que ocurrió el 17 de enero de 1995, matando a 6000… ¿Cómo les estaba yendo a mis amigos y familia en Tohoku?

Así que cuando Yoko Nishimura de Descubra a los Nikkei me pidió hace poco preparar algún escrito sobre el 10.° aniversario del 11 de marzo, al principio me había sorprendido de que haya pasado tanto tiempo. Como todos estamos lidiando con el estrés y temores causados por esta pandemia de Covid-19 y el lento lanzamiento de las vacunas, es importante darse cuenta de que hay esperanza.

En el 2011, mis principales conexiones eran la cineasta y artista Linda Ohama (Vancouver), Lorne Spry (Sendai), Tsutomu Nambu (Sendai) y Shogo Horiuchi (Minamisoma) en la sombra ominosa de la Planta Nuclear Daiichi en Fukushima. La narrativa en desarrollo estaba al principio, de todos modos, enfocada en la muerte, destrucción y terror a otra fusión nuclear completa y una catástrofe como la de Chernobyl.Algunas brillantes tramas secundarias (p. ej.el voluntariado) se revelarían más adelante. Por el momento, era muerte, muerte, muerte, destrucción y una oleada de videos en YouTube mostrando la furia y el poder indiscriminado de la naturaleza.

Ah, 10 años después.... Tenemos que recordar a los sobrevivientes del 11 de marzo, aquellos que siguen resistiendo hasta el final en estos pueblos costeros. Al igual que con la pandemia de Covid-19, es difícil encontrar algo alegre sobre algo que es evidentemente catastrófico y que causa estragos en las vidas de los “más vulnerables”, como nos gusta decir.Como con cualquier tragedia, la fuerza moral que surge en algunos es lo que encuentro más esperanzador. Linda Ohama de Vancouver se levantó y organizó una recaudación de fondos en Vancouver para ayudar a las víctimas. Organizó un proyecto para hacer colchas con el fin de ayudar a los niños del lugar y luego, como si fuera poco, escribió y dirigió un documental sobre los sobrevivientes del terremoto y tsunami, Tohoku no Sengetsu. La granja familiar de Shogo Horiuchi en Minamisoma, Fukushima,sufrió daños por el agua de mar que se desbordó. Lorne Spry y Tsutomu Nambu en Sendai también pasaron su propio infierno.

El número total de muertos del 11 de marzo a causa del terremoto de magnitud 9-9.1 y tsunami fue de 15897 y 2527 personas continúan desaparecidas.

* * * * *

El canadiense Lorne Spry (Sendai, Miyagi-ken)

Cortesía de Lorne Spry.

¿Cómo es 10 años después?

Al pedirme que escribiera cómo uno se siente diez años después del ‘Gran Terremoto del Este’ en solo unas cuantas palabras no es algo fácil. Para aquellos que nos mantuvimos a salvo después del sismo más grande que se haya registrado solo hemos sufrido noches sin dormir y molestias considerables.Pero supimos que 20 000 personas fueron arrastradas hacia el mar o quedaron enterradas bajo el lodo y escombros.El terror era tan evidente que llegó al corazón de cada residente de Tohoku. Todos aquellos con vida en aquel entonces quedan por siempre afectados. Millones de nosotros somos conscientes de que una instalación nuclear en ruinas y agobiada por el escándalo casi provocó que Japón se convirtiera en un estado fallido.

Diez años después, la evidencia aún salta a la vista. Paisajes enteros han cambiado. Cientos de millas de litoral han sido alterados, no solo por la naturaleza que había hundido el litoral en 1.2 metros, sino también por la ingeniería humana. La costa de Tohoku es un nuevo muro de defensa consistente o uno reconstruido. Las islas locales que alguna vez tuvieron escuelas y familias en ellas ahora están amuralladas, dejando a las hermosas playas y tambo a la sombra. Solo la gente vieja se queda. La industria destinada a reformar un litoral completo es increíble. Cada cierto tiempo, los lugareños a lo largo y ancho de la costa recogen las rocas y arena y algunas veces, encuentran una pieza de una de las muchas desaparecidas.

Se han urbanizado cientos de millas de litoral, tierra firme e islas después de que el fondo marino se hundiera en 1.2 metros. Cortesía de Lorne Spry. 

No soy una persona nerviosa, pero por años, cualquier pequeño temblor me provocaba una inyección involuntaria de adrenalina. Eso terminó hace poco. Y luego, a las 11:07 p.m. del 13 de febrero del 2021, la casa comenzó a retumbar. Las cosas se estaban cayendo y se me vinieron las mismas preguntas como en el 2011. ¿Esto empeorará? ¿Cuándo se detendrá? Y, ¿qué está pasando en la planta nuclear?

Cuando terminó, yo estaba temblando todo, más que en el 2011. En Japón, la tierra siempre se está moviendo en algún lugar. Algunas veces la tierra se mueve más en algunas partes, mucho más.Y todos lo saben.

* * * * *

Shogo Horiuchi (Minamisoma, Fukushima-ken)

Cortesía de Shogo Horiuchi.

¿Tu hermano continúa cultivando arroz ahora en tu granja?

No. Mi hermano no, pero sí mis parientes, ahora ellos están cultivando arroz ahí.

¿Como han cambiado tú y tu familia después del 11 de marzo?

La vida diaria de mi familia se ha vuelto mucho más sensible a los desastres que como era antes del desastre. Aún ocurren terremotos a menudo, así que hemos comenzado a confirmar inmediatamente si nuestra familia, parientes y amigos están a salvo.

¿Qué quisieras que sepan los canadienses y americanos sobre el 11 de marzo en el 2021?

En primer lugar, quiero que sientan la importancia de actuar rápidamente para proteger su vida en caso de desastre. En segundo lugar, me gustaría que pensaran más sobre el tema de la energía nuclear.

(Izquierda) Instrumento de medición de radiación. (derecha) Generación de energía eólica instalada hace aproximadamente dos años. La playa está a 1 kilómetro de la casa de los padres de Shogo. Foto tomada el 13 de febrero del 2021. Cortesía de Shogo Horiuchi.

¿Cuál es tu esperanza futura para Fukushima?

Una pronta solución de los problemas de energía nuclear. Deseo que pueda pasar una vida tranquila en el futuro y así se olvidaría el nombre del lugar Fukushima del mundo.

Gracias por tu apoyo desde la época del terremoto. Gracias a todos, somos capaces de recuperarnos poco a poco. Muchas gracias. ¡ARIGATO!

Arrozales y paneles solares. Los paneles solares fueron instalados tres o cuatro años después del terremoto. Cortesía de Shogo Horiuchi.

* * * * *

Tsutomu Nambu (Sendai, Miyagi-ken)

Cortesía de Tsutomu Nambu.

Analizando 10 años después del Gran Terremoto del Este de Japón

El apoyo que nosotros, como personas que vivimos en las areas afectadas, hemos recibido de Japón y del extranjero, tanto material como espiritualmente, es algo que nunca olvidaré, especialmente ahora que reflexiono sobre los 10 años del Gran Terremoto del Este de Japón.

Me sentí realmente conmovido por las actividades de recaudación de fondos que comenzaron al día siguiente del terremoto y que fueron realizadas principalmente por grupos de japoneses canadienses en todo Canadá. El diario Nikkei Voice me comunicó lo que había estado ocurriendo en Canadá para Japón. Además, Norm Ibuki, quien ha sido mi amigo desde 1997 cuando estaba en Japón, me envió un email escribiéndome sobre el concierto de caridad ‘Ganbare Japan’ en Vancouver y un proyecto de mensajes en colchas, ambos organizados por Linda Ohama.

Un día, recibí otro email de Norm diciendo que había una persona que quería que estudiantes de colegios de primaria de Canadá crearan mensajes de apoyo en parches de colchas para enviarlos a los niños de las áreas devastadas. Dijo que Linda tenía previsto ir a Natori, Miyagi, en junio y ¿había alguien que pudiera ayudarla? Tuve que buscar a alguien, porque yo vivía en Fukushima en ese entonces, pero fue en vano. Al final, fui yo. Es una especie de curiosa casualidad.

Linda se estaba llevando consigo los mensajes para las colchas. Ella visitó las áreas afectadas por el desastre y desarrolló una buena relación con las víctimas. Y, además, ella los reconfortaba, los alentaba y les daba esperanza.Ellos habían perdido su propiedad y familiares y no tenían energía para vivir. Ella debe haberles parecido como una Madre Teresa.

Finalmente, me gustaría agradecer a Linda, a los japoneses canadienses y a todos los canadienses que todavía piensan en los sobrevivientes en nombre de las personas que viven en las areas afectadas.

Monumento conmemorativo construido en Natori, Miyagi. La altura es de 8.4 metros, la altura del tsunami que atacó el área. Al frente de este, se encuentra una estela conmemorativa en donde están grabados los nombres de las 944 víctimas del tsunami en Natori. Cortesía de Tsutomu Nambu.

* * * * *

Linda Ohama (Vancouver, BC)

Linda Ohama con su nieto. Cortesía de Linda Ohama.

Tiempo: hace 10 años. El niño de 8 años Jushi de nuestra película que fue afectado por la radiación ahora tiene 18 años. El estudiante universitario que perdió su ciudad natal en Iwate ken es ahora un profesor de inglés de jardín de infantes y está a punto de casarse.

Mis propias reflexiones sobre mis experiencias con la gente de Tohoku están mejor expresadas en sus propios mensajes recientes. Escuchar sus propias palabras es lo que necesitamos escuchar. A través de todas sus dificultades y pérdidas y determinación, ellos siempre comparten tanto amor, amabilidad y consideración, lo que para mí define mucho sobre el carácter de la gente de Tohoku. Estoy por siempre agradecida por tener a muchos obaachans, ojiichans, nietos y amigos en Tohoku desde el tiempo que hemos pasamos juntos y siempre volveremos con ellos a menudo.

Una carta de un joven que desciende del linaje samurai Soma:

“Esta semana, finalmente pude terminar mi vida de evacuación. Han pasado nueve años y seis meses desde la evacuación a causa del Gran Terremoto del Este de Japón y el accidente de la Planta de Energía Nuclear Daiichi en Fukushima. Acaba de concluir la reconstrucción de mi hogar y he reanudado mi vida en mi hogar original, Odaka-ku, Minamisoma (Fukushima).

“Hemos recibido mucho apoyo y ayuda de todos desde el mismo momento posterior a la vida de evacuación hasta hoy. Muchas gracias. Muchas gracias. Cuando fui evacuado, pensé que iba a poder regresar inmediatamente o que esto sería nunca.

“Con el apoyo del gobierno, países en todo el mundo, la prefectura de Fukushima, la ciudad de Minamisoma, familiares, parientes, amigos, personas en la ciudad, evacuados, trabajadores de restauración de todo el país, carpinteros trabajando en nuevos hogares, etc. Yo estoy aquí.

“La población es aproximadamente un 30%antes del terremoto y siento cierto inconveniente de vivir en Odaka durante la reconstrucción, donde aún muchos volquetes vienen y van todos los días, pero espero comenzar de nuevo y contribuir a la reconstrucción de la ciudad de alguna manera. Lo haré. En el nuevo hogar, he puesto un espacio en donde puedes reunirte fácilmente. Puedes estar en el segundo piso así como está, así que no dudes en venir”.

Linda continúa: Después del reciente terremoto del 13 de febrero, recibí mensajes como este:

“Estamos a salvo, gracias. Algunas áreas perdieron sus líneas de vida, incluida la electricidad y suministros de agua debido al último terremoto de anoche. El sonido de alerta pitaba desde la TV, que nos avisa del próximo gran terremoto, y los iPhones seguían sonando por un minuto; libros que se caían del estante;sacudidas vertiginosas; el estruendoso sonido de la tierra me trae otra vez a la memoria ese día del 2011. Estamos a punto de cumplir una década desde aquel día. Este podría ser un mensaje para nosotros de las personas afectadas por el desastre del 2011 que nos pide no descuidarnos, ser conscientes, estar agradecidos y tomar acciones por la seguridad de todos y, sobre todo, recordar”.


* La película sobre el 11 de marzo de Linda,
Tohoku no Shingetsu, realizado con la gente de Tohoku, será proyectado online por la Embajada de Canadá en Tokyo durante la semana previa al 11 de marzo del 2021.

 

© 2021 Norm Ibuki

earthquake JPquake2011 kizuna tohoku

Sobre esta serie

En japonés, “kizuna” significa fuertes lazos emocionales.

Estas series comparten las reacciones y perspectivas de los Nikkeis tanto en forma individual y/o comunal en el Gran Terremoto de Tohoku Kanto ocurrido el 11 de marzo de 2011 y el tsunami como también otros impactos- esfuerzos de colaboración o cómo afectó lo sucedido y sus sentimientos hacia el Japón.

Si quieres compartir tus experiencias, ver la página de instrucciones para enviar un artículo. Recibimos artículos en inglés, japonés, español y/o portugués. Estamos buscando diferentes historias alrededor del mundo.

Creemos que estas historias brindan consuelo a las víctimas en Japón y en el mundo, y esto resulta ser una cápsula de tiempo de reacciones y perspectivas de nuestra comunidad Nima-kai en el futuro.

* * *

Hay diferentes organizaciones y fundaciones en el mundo que colaboran con Japón. Nos puedes seguir enTwitter @discovernikkei para los diferentes eventos y acciones Nikkei o chequear en la sección Eventos. En caso de colocar un evento de beneficencia favor agregar la etiqueta “JPquake2011” para que aparezca en los eventos relacionados con el terremoto en Japón.