ジャーナルセクションを最大限にご活用いただくため、メインの言語をお選びください:
English 日本語 Español Português

ジャーナルセクションに新しい機能を追加しました。コメントなどeditor@DiscoverNikkei.orgまでお送りください。

Memorias nikkei

Los cuatro participantes del primer conversatorio, reconocidos dirigentes de la comunidad nikkei. (YouTube)

El ciclo de conversatorios busca rescatar y preservar la historia de la comunidad peruano japonesa. (YouTube)

Sueko Noda, una nisei de 93 años, recuerda que durante los saqueos de casas y negocios japoneses en mayo de 1940 su familia se salvó de las hordas instigadas por el sentimiento antijaponés de la época gracias a unos vecinos peruanos “tan buena gente que nos defendieron”.

Carlos Saito, de 80 años, relata que su padre, un issei que arribó al Perú en el último barco que atracó en costas peruanas transportando a inmigrantes bajo contrato en 1923, tenía una relojería para la que no podía comprar repuestos debido a la discriminación contra los japoneses. Por suerte, unos amigos peruanos lo ayudaban adquiriéndolos en su nombre.

César Tsuneshige, de 86 años, evoca a una vecina peruana que sacaba la cara por su familia cuando las autoridades, en aquellos tiempos de guerra, los acosaban, aprovechando la vulnerabilidad de su padre debido a su insuficiente dominio del idioma español y su condición de extranjero.

Por su parte, Gerardo Maruy, de 92 años, cuenta que pocos días después de los saqueos hubo un terremoto en Lima que algunos peruanos interpretaron como un castigo de Dios por los abusos contra los japoneses. El sismo enfrió la animadversión antijaponesa.

Los cuatro nisei son protagonistas del primer conversatorio de la serie “Memorias Nikkei”, organizada por el Fondo de Investigación de la Comunidad Nikkei y el Museo de la Inmigración Japonesa al Perú Carlos Chiyoteru Hiraoka.

Los cuatro participantes del primer conversatorio, reconocidos dirigentes de la comunidad nikkei. (YouTube)

A lo largo de hora y media de charla, publicada en YouTube y dirigida por el artista Haroldo Higa, el cuarteto comparte testimonios, experiencias y reflexiones sobre sus vidas, sus padres inmigrantes, los funestos años de la guerra, el resurgimiento de la comunidad peruano japonesa —cimentado en su espíritu colectivo—durante la posguerra, entre otros ítems relacionados con la historia de la inmigración japonesa.

CONOCERNOS MEJOR 

La parálisis causada por la pandemia de coronavirus no ha remitido en su totalidad, pero la vida tiene que continuar. Y la vida no solo continúa hacia adelante, sino también hacia atrás, hacia el pasado. Conocer la historia de la comunidad a la que pertenecemos nos acerca a nuestra identidad y contribuye a perfilar nuestro camino. El pasado también es futuro.

Con los testimonios de personas como Gerardo Maruy, Sueko Noda, César Tsuneshige y Carlos Saito se persigue ahondar en los orígenes y desarrollo de la colectividad peruano japonesa, así como inmortalizar su historia.

Carlos Saito y Gerardo Maruy. (YouTube)

Jorge Yamashiro, director del Fondo de Investigación de la Comunidad Nikkei, revela que “el proyecto nació a inicios de este año, ya en forma más concreta, como parte del plan de actividades que queríamos desarrollar en la Asociación Peruano Japonesa (APJ) en el mediano y largo plazo en torno a la historia de la comunidad nikkei peruana”.

“Memorias Nikkei” forma parte de una iniciativa más grande y con fecha de nacimiento anterior a la pandemia.

“Ya habíamos desarrollado acciones como el fondo concursable de proyectos editoriales sobre los aportes de la comunidad nikkei y memorias de la inmigración japonesa, y queríamos ampliar el alcance mediante un proyecto que implique no solo los conversatorios, sino la recopilación de material documental —archivos personales, fotografías, etc.— y que pueda luego servir de base para el mejor conocimiento de nuestra comunidad”, añade Jorge Yamashiro.

“Memorias Nikkei” se nutre de relatos personales, como los reseñados al principio del artículo, pero no con el fin de individualizar, sino de reflejar en ellos experiencias colectivas y resaltar la capacidad de los miembros de la comunidad de organizarse y formar instituciones.

PROTAGONISMO NISEI

Los grandes protagonistas de la historia de la comunidad previa a la Segunda Guerra Mundial fueron los issei. Durante la posguerra, en cambio, comenzó a asomar una nueva generación, los nisei, jóvenes que —como sus padres— también se agruparon para crear instituciones.

La institucionalidad posterior a la guerra se construyó sobre la base del legado issei, pero con una impronta propia, establecida por los nisei, peruanos por nacimiento y sentimiento.

Una buen ejemplo de ello fue la Asociación Universitaria Nisei del Perú, integrada por jóvenes universitarios nisei que, por un lado, honrando sus raíces, promovían la cultura japonesa a través de actividades culturales, y por el otro, honrando su nacionalidad, realizaban obras de bien social en sectores desfavorecidos de la sociedad peruana.

Esta etapa de posguerra, dice Jorge Yamashiro, “que corresponde básicamente a la creciente presencia de los nisei, nos parecía que faltaba documentar más. Quizás porque son hechos relativamente recientes, no hay mucha información. Por ello, qué mejor, pensamos, que acudir a sus propios protagonistas y que nos cuenten de primera mano sus experiencias”.

“El objetivo de este ciclo de conversatorios es recoger esas experiencias contadas por sus propios protagonistas, quienes van a rememorar diversos aspectos de esa etapa y, por supuesto, de sus experiencias personales, desde su niñez, su juventud, etc.”, agrega.

Los conversatorios son, de alguna manera, también un reconocimiento a la generación nisei. Cuando abordamos la historia de la inmigración japonesa, relievamos —con justicia— a los issei por su trabajo y ejemplo, pero involuntariamente relegamos a las sombras —o no destacamos lo suficiente— a sus hijos.

“Memorias Nikkei” es un gran paso adelante para saldar esa deuda histórica con una generación orgullosa de sus ancestros japoneses, así como de su peruanidad, tal como lo atestiguan en el primer conversatorio César Tsuneshige y Carlos Saito —discriminados durante su niñez, pero plenamente integrados a la sociedad nacional más adelante, en un creciente proceso de peruanización— durante uno de los segmentos más vibrantes de la charla.

Mientras César Tsuneshige recuerda cómo le retumbó el pecho de fervor patrio cuando escuchó la emblemática pieza musical peruana “El cóndor pasa” en un hotel en Alemania, Carlos Saito exterioriza la emoción que lo atravesó al escuchar una canción de la leyenda de la música del Perú, Lucha Reyes, en una fábrica en Japón que visitó como parte de una delegación peruana.

Ambos evidencian cómo la identidad no es una ecuación de suma cero (si eres más japonés, entonces eres menos peruano, o viceversa), sino una construcción en la que cada añadidura enriquece y no resta.

Sueko Noda y César Tsuneshige. (YouTube)


MODELO PARA SEGUIR

¿“Memorias Nikkei” podría servir de inspiración o espejo a comunidades nikkei de otros paises para que profundicen el conocimiento de su propia historia?

Jorge Yamashiro responde: “Sería realmente un honor que este ciclo motive a comunidades nikkei de otros países a explorar más en las historias de sus integrantes de las diversas generaciones. Creemos que es una manera de documentar esa memoria colectiva y de indagar no solo en el pasado, sino de reflexionar sobre nuestro presente y futuro, desde nuestras coincidencias y diferencias”.

Desde las coincidencias y diferencias que menciona el directivo de la APJ, los colectivos nikkei de los países de América podrían compartir sus experiencias históricas a través de iniciativas como el ciclo de conversatorios impulsado en el Perú.

“Ya sea desde Discover Nikkei o como parte de los proyectos de la APJ, sería una excelente iniciativa dar cabida a un diálogo entre miembros de diversas comunidades nikkei. A veces conocemos hitos o hechos históricos, conocemos un poco de la labor de las instituciones, pero cuánta riqueza hay también en las historias personales y colectivas. Creo que rescatar estas experiencias sería muy valioso”, concluye.

 

© 2021 Enrique Higa Sakuda

communities identity memorias nikkei Peru