Elija un idioma principal para aprovechar al máximo nuestras páginas de la sección Artículos:
English 日本語 Español Português

Hemos realizado muchas mejoras en las páginas de la sección Artículos. ¡Por favor, envíe sus comentarios a editor@DiscoverNikkei.org!

Reflexiones de un yonsei...

Sobre el 10.° aniversario de Descubra a los Nikkei

Sobre el 10.° aniversario de Descubra a los Nikkei
1 / 1
X

En marzo pasado se cumplió el 10.° aniversario del lanzamiento público de Descubra a los Nikkei. Yoko Nishimura, gerente del proyecto Descubra a los Nikkei, me pidió que escribiera un artículo conmemorando la ocasión. Durante más de un año, me he esforzado y he estado postergando escribir algo. Ahora que estamos por culminar las celebraciones organizadas a lo largo del año, me veo obligada a renunciar a la idea de seguir postergándolo.

Al principio, había planeado escribir algo directo sobre la historia y logros del proyecto. Pero realmente no se ha avanzado nada. Cuando pensaba en cómo escribir acerca de un proyecto que ha sido como un hijo para mí, al final me di cuenta que estaba enfocándolo todo mal. Aunque Descubra a los Nikkei ofrece muchos datos e información importante a sus lectores, su verdadera fuerza radica en compartir historias personales y en forjar conexiones entre personas de todo el mundo.

Comencé a pensar sobre mis propias historias personales y conexiones. Pensé sobre lo que me encanta de Descubra a los Nikkei y recordé algo de mi infancia que quizás explique, en gran parte, la razón por la que me siento tan conectada con el proyecto.

Cuando era una niña, yo era extremadamente tímida e introvertida. Era una lectora insaciable, un rasgo que adquirí de mi abuela materna nisei que siempre estaba leyendo algo. Realmente no importaba qué. Ella leía diarios, el National Enquirer, novelas y revistas románticas (mi familia recuerda muchas anécdotas divertidas cuando tenían que comprarlas para mi abuela) e incluso, mis libros infantiles.

Mi madre también leía mucho, aunque creo que mayormente lo hacía en japonés, habiendo crecido en Japón después de la guerra. Creo que de ella adquirí mi sed de conocimientos. Mi madre usaba las estampillas Blue Chip para comprar uno de esos diccionarios muy, pero muy grandes y pesados que ella usaba (y que aún sigue usando) para ayudarse a aprender inglés y para buscar palabras, especialmente cuando resolvía crucigramas.

Mi madre se quedaba en casa y mi padre trabajaba muy duro, algunas veces hasta siete días a la semana. Yo respetaba a mis padres y no pedía mucho, pero lo único que siempre nos compraban sin dudarlo eran libros. No sé si esto aún se hace, pero cuando yo estaba en primaria, mis padres solían repartir formularios de pedido de Scholastic Books. Yo seleccionaba qué libros quería y conseguía el dinero de mis padres. Cada vez, esperaba con ansias el día que llegarían los libros. Yo llenaba mi mochila con mi recompensa y caminaba la cuadra hacia mi casa.

En algún momento, pensé ingenuamente que el trabajo de mis sueños sería ser una bibliotecaria. Pero eso era porque creía que esto significaba que yo misma tendría acceso a los libros y me pasaría todo el día leyéndolos. No íbamos a la biblioteca con frecuencia, no estoy segura por qué, así que más bien juntaba mis propios libros y al final, me convertí en mi propia bibliotecaria. Llené los estantes con libros que compraba o que mi familia me daba y en algún momento inauguré “Vicky & June’s Library” (siendo June mi hermana, a quien he jalado en numerosas actividades con el paso de los años). Realmente, no recuerdo cómo pasó esto, pero lo continué durante un par de años. En su mejor época, tuve un fechador de goma, saqué boletines escritos a máquina (que mi padre llevaba al trabajo y sacaba copias para mí) y organizaba concursos de marcadores de libros, eventos y pequeñas recaudaciones de fondos para adquirir más libros. Los usuarios de nuestra biblioteca eran familiares y algunos amigos. Creo que  me agoté después de un año más o menos. Aún conservo los boletines originales.

Las copias originales del boletín Library News, escritas y elaboradas por mí en 1983, cuando tenía 12 años.

Ahora, al recordar mi biblioteca, veo muchos paralelos con mi trabajo en el Museo Nacional Japonés Americano y, en especial, en Descubra a los Nikkei. Recopilamos y compartimos historias. Organizamos programas, enviamos boletines electrónicos y presentamos concursos. Por suerte, somos muchos más los que hemos trabajado juntos para construir, mantener y hacer crecer este proyecto. Así que, a pesar de que yo no pueda trabajar en este proyecto tanto como antes, este proyecto aún tiene una fuerte presencia. La labor de mi hermana June como voluntaria en Descubra a los Nikkei ha sido invaluable.

Algunas veces me parece irónico que Yoko y yo seamos responsables de mantener y hacer crecer una red global cuando ambas pasamos la mayor parte del tiempo en casa lejos de la luz pública, haciendo solo el trabajo. Como soy introvertida, me siento mucho más cómoda conociendo gente de manera virtual, aunque ha sido agradable llegar a conocer a algunos de ustedes en persona. Solo en pequeñas dosis…

En muchas maneras, trabajar en este proyecto me ha obligado a salir de mi zona de confort. He tenido que dar presentaciones sobre Descubra a los Nikkei y conocer a mucha gente nueva con el paso del tiempo. Solía ponerme muy ansiosa y dudo que alguna vez me sienta completamente cómoda con esto. Sin embargo, me da confianza tener la oportunidad de hablar sobre un proyecto del cual me siento inmensamente orgullosa, así que no es del todo un suplicio como solía ser.

Puesto que la confrontación crea una extrema ansiedad en mí, yo nunca sería una activista. Pero siento que a través de Descubra a los Nikkei he jugado mi propio papel para ayudar a cambiar al mundo en formas positivas al presentar relatos sobre las luchas e historias de la gente. Me siento orgullosa de la serie Kizuna, que se unió a las historias nikkei de apoyo para la gente de Japón tras el terremoto y tsunami de Tohoku. Me siento orgullosa de una historia reciente que hemos publicado y que ha sido escrita por una nikkei argentina sobre el secuestro de su padre durante el último golpe de estado militar en Argentina, que representa un ejemplo desgarrador de lo que puede pasar cuando permitimos que domine el odio y la intolerancia de otros.

Los otros logros que más me enorgullecen son la ampliación de la sección Artículos (cuando comenzamos primero a desarrollar esta sección, tuve que pedir, suplicar y encontrar historias para compartir, y ¡eso era solo para publicar un artículo a la semana!), la creación de la serie Crónicas Nikkei así como el establecimiento de más relaciones con colaboradores, simpatizantes y organizaciones locales. La base de datos de taiko siempre tendrá un lugar especial en mi corazón porque el hacer contacto con los grupos de taiko e ingresar los datos iniciales fue una de mis primeras tareas cuando comencé a trabajar en el proyecto.

En los últimos 10 meses, hemos planteado diferentes preguntas a nuestra comunidad Nima-kai. Las respuestas nos han parecido interesantes y bastante gratificantes. Agradecemos a todos los que se tomaron el tiempo para responder las preguntas todos los meses. Su participación, sus palabras de apoyo y de aprecio así como las ideas sobre cómo podemos seguir expandiendo Descubra a los Nikkei significa más para nosotros de lo que ustedes pueden imaginarse.

Estamos entusiasmados por saber que muchos de nuestros colaboradores del sitio web han interactuado no solo con nosotros, sino también entre sí. Algunos expresaron su interés por más oportunidades para que nuestros Nima-kai se conozcan en persona. Aunque la parte introvertida en mí se rebela contra esto, la parte organizadora y coleccionista en mí siente que es una buena idea. Así que, ¿quién sabe? Quizás yo pueda convencer a Yoko de hacer algo, quizás para el 20.º aniversario, si es que aún seguimos aquí.

Gracias desde el fondo de mi corazón a todos los que han ayudado a hacer de Descubra a los Nikkei en algo muy especial en los últimos 11 años. Les pido que sigan compartiendo historias de su corazón, de sus familias y de sus comunidades. ¡Tengo muchas ganas de ver qué más puedo aprender!

 

© 2016 Vicky Murakami-Tsuda

10th anniversary discover nikkei DN10th vicky murakami-tsuda yoko nishimura

Sobre esta serie

Vicky Murakami-Tsuda es la Gerente de Producción de Comunicaciones del Museo Nacional Japonés Americano. Vicky es una yonsei “autoproclamada” de California del Sur que proviene de una gran familia extendida y que le encanta trabajar en el Museo Nacional Japonés Americano (especialmente Descubra a los Nikkei), disfrutar la buena comida, pasar tiempo con la familia, jugar en Facebook y leer. Cuando tenía más tiempo y energía, solía ser una artista que exploraba la cultura e historia japonesa-estadounidense a través de su arte. Esta columna incluye diversas reflexiones sobre su vida y el mundo alrededor de ella.