Select a primary language to get the most out of our Journal pages:
English 日本語 Español Português

We have made a lot of improvements to our Journal section pages. Please send your feedback to editor@DiscoverNikkei.org!

Comunidad japonesa en la Colonia Urquiza, Partido de La Plata

Parte I: Los orígenes

La Colonia General Justo José de Urquiza - comúnmente llamada Colonia Urquiza  -, está  situada en las proximidades de la localidad de Melchor Romero, en la circunscripción VIII de la zona sur del Partido de La Plata1 de la Provincia de Buenos Aires, ubicada dentro del radio que comprende la siguiente demarcación: desde las calles 178 a Ruta Provincial Nº 36, y desde la calle 513 hasta la calle 448. Cubre una superficie de 724 hectáreas. Dividida por el Consejo Agrario Nacional en 85 parcelas, cuya superficie oscila entre las 4 y 13 hectáreas cada lote2

Al principio fue pensada para que se instalaran grupos de inmigrantes de distintas nacionalidades europeas (preferentemente italianos); los japoneses recién se incorporarán en la década del ´60), los cuales fueron supervisados en un 60 % por un inspector y un ingeniero en la agricultura u horticultura3. Por tal razón, el Consejo Agrario Nacional4 crea la Colonia Urquiza con los primeros inmigrantes italianos. Cabe señalar que el espacio donde actualmente se encuentra ubicada fue propiedad de dos inmigrantes terratenientes  europeos. Uno de ellos: Guillermo Decker, holandés, tenía sus terrenos comprendidos desde  la zona de Abasto hasta la Ruta Provincial Nº 36 y Ruta Nacional Nº 2. El otro, John Mhay, inglés, era el dueño originario del territorio de la Colonia, que comprendía desde la localidad de Melchor Romero hasta la calle 448 y desde 178 a Ruta Provincial Nº 36. Ante la inminente aplicación de la Ley de Nacionalización de grandes latifundios (expropiación de territorios en 1948), durante el gobierno de Juan Domingo Perón, estos terratenientes decidieron venderles sus tierras o gran parte de las mismas, a sus puesteros o inquilinos (quienes resultaban ser vecinos), entre los que se contaban algunos que habían venido como inmigrantes a principios de siglo, tal es el caso de la familia Perazo, que luego vendió parte de sus territorios a familias japonesas como los Tsuru, los Tsunoda, los Miyawaki.

La familia Peña, compró tierras que actualmente ocupa la Sede del Club de los Japoneses, que en la jerga popular se le conoce como “Campos Peña”, y otros terrenos que luego vendió a familias japonesas, cumpliendo con la ley provincial que establece que los lotes no deben subdividirse en menos de 4 hectáreas. Las tierras que no se llegaron a vender, quedaron como saldo,  fueron entregadas al gobierno, quien pasó a administrarlas a través de Asuntos Agrarios de la Nación para derivarlas a la repartición de Colonización. Debido a ello, surge un proyecto de colonización en pro de la agricultura u horticultura, y se comienzan a construir las primeras casitas dentro de predios de 4 a 8 hectáreas para los futuros inmigrantes. Las primeras 5 familias que arribaron al lugar, de origen italiano fueron: en 1954 la familia Di Carlo, en 1955  las familias Fanara, Petix, Tripi, Di Marco y Vaccaro (esta última al poco tiempo emigró a la ciudad); en 1960 llegaron las familias Minela, Spina, Destro, Fragotti, Di Clemente, entre otras.5 

Según la llegada de los primeros inmigrantes japoneses a la Colonia Urquiza, se puede identificar la procedencia de tres corrientes:

1. La que se relaciona con los que vienen directamente desde Japón, que intervinieron en el proyecto de estudiantes selectos que viajaron a California, Estados Unidos, para aprender o perfeccionarse sobre las técnicas de agricultura, y a quienes el gobierno japonés6 les propuso emigrar hacia la Argentina. El precursor de este proyecto fue Nakashima Tyoichiro que logró instalar las primeras 10 familias.  2. La segunda se relaciona con los que vinieron de otras zonas de la República Argentina y que llegaron al lugar por contrato con el gobierno argentino, en su mayoría jóvenes solteros que se habían instalado temporalmente en distintas zonas propuestas, algunos regresaron a  Japón y otros solicitaron a JICA7 un lugar para poder establecerse, siendo la Colonia Urquiza la elegida para afincarse definitivamente.  3. La tercera, proveniente de las repúblicas de Bolivia y del Paraguay, a través del mecanismo de deslizamiento8 y llamado, llegaron a Colonia Urquiza y fueron contratados como empleados de otros japoneses, hasta obtener el dinero necesario para independizarse y acceder a la compra del terreno, tales son los casos de las familias Morita, Wago, Nishida, etc. El 90 % de la población que vive actualmente en la Colonia, lo hizo de esta manera. 

En los registros del lugar, de 19619, figura como primera familia de origen japonés a la de Tosaku Nishiiyama (de 4 miembros), que se dedicó al cultivo de claveles y contó con un invernáculo. Dicha familia luego emigró al Brasil.

Entre las primeras familias fundadoras, del año 1962, sobre un total de  25 familias, 12 tenían un miembro que era técnico especializado en California, como en el caso de la familia Tsuruoka, que arribó desde la República Dominicana10 (también desde esta República, lo hicieron las familias Fuchiwaki y  Maeda); la familia Satonobu, en cambio, proveniente de la provincia de San Juan y la familia Nishida, de la República del Paraguay, la que por deslizamiento llegó a la zona sur de la provincia de Buenos Aires y luego se trasladó a esta colonia, dedicándose a la producción de verduras. En 1963 se instalaron 15 familias más.

En cuanto al lugar de origen de los inmigrantes japoneses, se pudo establecer que hay un gran porcentaje de la Isla de Kyushu, en especial de las provincias de Kagoshima y Kumamoto; de la Isla de Shikoku, de la provincia de Kochi11; algunos de la Isla de Honshu, preferentemente de la provincia de Hiroshima y de la zona norte de Akita. En cambio, de la isla de Hokkaido arribó un numeroso contingente. En cuanto a la presencia de okinawenses (que en el país ha sido muy notoria su entrada desde principios del siglo), se registran pocas familias como las de  Shimabuokuro y Yamasato.    

La característica fundamental de la Colonia Urquiza es que se trata de una colonia relativamente joven (de la década del ´60), cuyo rasgo distintivo es la de contar con un porcentaje elevado de issei (primera generación u oriundos), a la que se le suma los nisei (segunda generación) y sansei (tercera generación).

Grupo de niseis en Urquiza en los años 70s.

Notas:

1. En el momento de la llegada de los primeros inmigrantes se llamaba Municipalidad María Eva de Perón.

2. La división de los terrenos de la Colonia Urquiza data del segundo gobierno de Perón. El promedio de hectáreas por familia es actualmente  de 4 a 9 hectáreas.

3. Boletín de Estudios Geográficos Nº 58 Vol. XV, enero-marzo de 1968. La Inmigración Japonesa en la República Argentina. Estudio Preliminar. Hebe Haydée Erb. Teresa Gashu. Lucía Gibó. Nidia Edda Milanese. Susana Elena Molfino. Pág. 33 a 36, la argumentación acerca del porcentaje expresado tiene por primacía la dedicación exclusiva de los colonos a la producción de verduras para abastecer a la Capital, en cuanto al resto (40 %) lo dejaba a elección del cultivador como utilizar el terreno, recién con la entrada de los japoneses en los años ´60 se estipuló que lo dediquen a la floricultura.

4. Este Consejo era dependiente del Ministerio de Agricultura y Ganadería (para la instalación de colonias hortícolas, tamberas y granjeras). En 1958, bajo la Presidencia de Arturo Frondizi, se creó la Comisión Nacional de Colonización con inmigrantes que dependía del Consejo.

5. Información otorgada por un oriundo del lugar Rubén Perazo,  bisnieto de inmigrantes italianos que nació y vive actualmente en la Colonia y cumple funciones como Presidente de la Cooperativa de Teléfonos de Abasto, con interés de integrar las colectividades de la zona tanto italiana, española, portuguesa y japonesa, se encuentra en la etapa de recopilación de historias del lugar que se sumará al rescate de un patrimonio arquitectónico rural de 120 años que acogerá relatos, vivencias y material ilustrativo.

6. En Japón en 1954 se creó la Federación Japonesa de Asociaciones de Emigrantes presidida por Shozo Murata. Por ley de la Dieta del 8 de julio de 1963 se estableció el Servicio de Emigración del Japón, cuya representación funcionaba en Buenos Aires en Belgrano 863. El Servicio, cuyo director era Kenji Hirooka, dependía del gobierno japonés y sus antecedentes eran dos organismos creados en 1955, dependientes del Ministerio de Relaciones Exteriores del Japón: la Federación de Asociaciones de Ultramar, y la Compañía Pro Fomento de la Emigración Japonesa; establecieron oficinas por varios países creándose colonias agrícolas como objetivo primordial.

7. “Agencia de Cooperación Internacional del Japón” creada en 1974 sucesora del “Servicio de Inmigración de Japón”.

8. Laumonier, Isabel: “La colectividad japonesa: una ruptura, una adaptación. Transculturación y adaptación de nipones migrantes en la Argentina” Cap. III Los japoneses en Argentina Pág. 22

9. Para los 30 años de la fundación del club de los japoneses, se realizó un libro conmemorativo, con relatos de los primeros colonos, de las primeras reuniones, del desarrollo de la colonia de japoneses, presenta un anexo fotográfico que documenta las actividades del club. Editado el 30 de junio de 1994 bajo el rótulo de  “Japoneses en La Plata”.

10. Proyecto que resultó un fracaso para el Gobierno Japonés en cuanto al establecimiento de colonos, por lo cual muchos emigraron hacia otros sitios de América Latina que presentaran mejores perspectivas, tal es así el caso de esta familia que emigra a la Argentina a través del mecanismo de deslizamiento.

11. Durante la pos guerra en el proceso de industrialización del Japón, pueblos del interior migraron hacia las grandes urbes o debido a las posibilidades de mejorar la situación hacia Sud América, es así como, entre 1956 a 1959 migraron de la prefectura de Kochi 20 familias de cada pueblo: Taisho, Gohoku, Iusuhara, Nyodo, según los registros de entradas al Paraguay (aproximadamente 200 individuos), por convenio, a cada familia, ofrecía 25 hectáreas, las cuales al comienzo fueron suficientes para la mantención de la familia, pero no así, para expectativas futuras , por lo que muchos decidieron venderlas y trasladarse a otros lugares con otras oportunidades, algunos lo hicieron en el mismo Paraguay y otros migraron hacia Argentina. Misma situación presentó la prefectura de Ehime. Lo curioso de la instalación es que, se agrupaban según la zona de procedencia y bautizaban el barrio con el nombre de su pueblo o prefectura (información proporcionada por Hiroshi Tsuru)

 

* “Algunas voces, mucha tradición” Pasado y presente de la Comunidad japonesa de Colonia Justo José de Urquiza. Por Irene Isabel Cafiero y Estela Cerono. Primera edición. Ediciones Al Margen. La Plata. 2013. ISBN 978-987-618-163-1.

 

© 2014 Irene Isabel Cafiero

argentina Colonia Urquiza

About this series

Esta serie trata sobre la comunidad nikkei asentada en Colonia Urquiza, en La Plata - Argentina, desde la década del sesenta, con el arribo de los primeros inmigrantes, sus actividades en la agricultura, la práctica y difusión de su cultura ancestral y su proyección sobre la sociedad argentina.