Escolha o seu idioma de preferência para tirar o máximo proveito das páginas do nosso Jornal:
English 日本語 Español Português

Fizemos muitas melhoras nas seções do nosso Jornal. Por favor, envie-nos a sua opinião ao escrever para editor@DiscoverNikkei.org!

Diana Okuma: “Hacer Nikkei me ha ayudado a encontrar mi camino

Ilustraciones y textos breves componen Nikkei, libro que forma parte de las serie “Memorias de la inmigración japonesa” del Fondo Editorial de la APJ.

La ilustradora Diana Okuma Oshiro ganó el año pasado la tercera convocatoria de proyectos editoriales que organizó el Fondo Editorial de la APJ para su serie “Memorias de la inmigración japonesa”, y lo hizo con una propuesta gráfica: un libro compuesto por ilustraciones y textos muy breves.

Nikkei retrata diversas situaciones, desde aquellas que escuchó de sus abuelos sobre los primeros inmigrantes japoneses, hasta las que son parte de su cotidianidad y que aborda con humor y asombro desde su mirada de sansei. Sobre qué es ser nikkei y su labor como ilustradora, conversamos con ella.

* * * * *

¿Qué te animó a participar en la convocatoria de proyectos editoriales?

Había escuchado de este fondo concursable para proyectos editoriales hace dos años y me animé a participar esta vez. Quería compartir mis apuntes sobre cosas curiosas de la comunidad nikkei. Estudié de lunes a viernes en un colegio nikkei y, los fines de semana, practicaba deportes en instituciones nikkei. Cuando empecé mi educación superior, de pronto salí de este ambiente y pude conocer otro tipo de costumbres. Entonces, ahí me di cuenta de que lo que yo veía como prácticas normales o comunes no eran tan normales, y decidí empezar a apuntar en un cuadernito notas interesantes sobre eso.

¿Qué es ser nikkei para ti?

“Al hacer esta publicación me di cuenta de muchas cosas que me ayudaron a definirme un poquito más. Entonces, yo soy una peruana nikkei, y ya lo siento con más seguridad”, dice Diana. (Foto @APJ / Ricardo Espinoza)

Siempre voy a estar en la búsqueda de definirme como nikkei, pero cada vez es más concreto. Creo que a lo largo de nuestras vidas vamos a estar en constante duda de quiénes somos, no solo por ser nikkei, sino como una persona en general. Pero al hacer esta publicación, incluso en el proceso de la edición, me di cuenta de muchas cosas que me ayudaron a definirme un poquito más. Entonces, yo soy una peruana nikkei, y ya lo siento con más seguridad. Hacer este proyecto me ha ayudado a encontrar mi camino. El hacer algo que siempre quise me ayudó también a definirme mucho mejor.

En tu libro presentas situaciones que muchos nikkei pasan, ¿te ha pasado alguna de ellas?

La mitad de las cosas que he ilustrado me han pasado; otras son experiencias de amigos nikkei o familiares. Por ejemplo, cuando empezaban a venir amigos del instituto o de otros lugares a mi casa, me preguntaban si tenían que sacarse los zapatos. Me pasó por lo menos cinco veces.

¿Cómo observas desde tu perspectiva de sansei a la comunidad nikkei?

Siento que se está abriendo un poco más. Antes los nikkei siempre socializaban entre ellos, pero ahora veo que los jóvenes están más abiertos a interactuar con todos y eso que sus familias y las comunidades a las que pertenecen quieran conocer más sobre otras comunidades. Siento que ha cambiado de cómo era cuando tenía 10 años, que las cosas eran un poquito diferentes, todo era un poquito más cerrado. Creo que este cambio ha sido impulsado por el internet. Este ayuda a que la gente se comunique más y comparta sus experiencias a través de las redes sociales. La comunicación es un poquito más fluida, y no vemos solamente lo que tenemos en nuestra comunidad.

¿Cómo defines tu trabajo como ilustradora?

Soy diseñadora gráfica de carrera. Estudié diseño y realicé branding, y al final estuve en animación y diseño de personajes, pero siempre regresaba a contar historias. Desde pequeña me gustaban el comic, el manga y la animación que veía en la tele. Siempre estuvo ese gusto de dibujar y contar. Sin darme cuenta siempre quise hacer eso. Creo que Nikkei me incentiva a hacer más proyectos como este.

¿En qué te inspiras al dibujar?

Más que en un autor, me inspiro en el estilo. Llevo clases en una escuela online, donde enseñan profesores que son artistas que trabajan en un estudio de animación. Ellos hacen storyboard, pintura, etc. Todos los consejos que van diciendo en la clase son los que me animan a seguir probando. Además, sigo mucho una página que se llama ‘School listen’, porque animan a las personas a que avancen, que estudien, que sigan dibujando. Me gustaría jubilarme haciendo ilustración, porque me gusta contar historias a través de ella.

¿Qué elementos rescatas del estilo occidental y del estilo japonés?

Me gustan muchas cosas de los dos mundos. De lo japonés, lo que me gusta es la sencillez del trazo, pero también las miradas, que son muy bonitas, y las proporciones de la cabeza y el cuerpo más estilizado. De los ilustradores de estilo occidental, me gustan el volumen y la variedad en la representación de sus personajes, no tienen miedo de experimentar y, en esos casos, las expresiones son más reales.

¿Quiénes son tus referentes artísticos?

Tengo muchos. Me encanta Mike Mignola, que es el creador de Hellboy. Me gusta mucho Nicolas Marlet, un ilustrador que ha hecho diseño de personajes para Kung Fu Panda, para Cómo entrenar a tu dragón. Y generalmente son artistas que trabajan para animación, que trabajan para contar historias, crean personajes y todo para crear una película, un corto, una serie. Y en el caso del manga, me encanta mucho el trabajo de Eiichiro Oda, el creador de One piece, porque es una persona que ha sido capaz de crear todo un universo, además diseña muy bien sus historias. Lo ideal no es aprender solamente un estilo, sino aprender de todo.

 

* Este artículo se publica gracias al convenio entre la Asociación Peruano Japonesa (APJ) y el Proyecto Discover Nikkei. Artículo publicado originalmente en la revista Kaikan Nº 118, y adaptado para Discover Nikkei.

 

© 2019 Texto y fotos: Asociación Peruano Japonesa

APJ Diana Okuma identity illustrator peru sansei