Escolha o seu idioma de preferência para tirar o máximo proveito das páginas do nosso Jornal:
English 日本語 Español Português

Fizemos muitas melhoras nas seções do nosso Jornal. Por favor, envie-nos a sua opinião ao escrever para editor@DiscoverNikkei.org!

es

¿Es o no una ventaja ser Nikkei?

La importancia de Yamato Damashi y el Yamato Nadeshiko

En el año 660 a.c. aparece en escena el primer Emperador del Japón con el nombre de Jimmu que significa “Guerrero Divino” y se establece en las llanuras de Yamato con el nombre de Kammu Yamato Iware No Hiko que vendría a ser el descendiente de la Diosa del Sol, Amaterasu.

Se tejió varias conjeturas en la veracidad de esa descendencia en la actualidad. Según Whitney Hall la hegemonía de la dinastía de los Yamato estableció ciertas estructuras jerárquicas; por encima de todos estaba el Jefe del linaje del Sol que son los descendientes del Emperador Jimmu y alrededor de el constituían un grupo de familias emparentadas que se llamaban uji o clan. El éxito, el poderío de la Dinastía de los Yamato consistía en el equilibrio entre lo miembro el linaje del Sol, los uji, sus vástagos y sus vasallos. El jefe supremo Yamato creó una estructura de poder de tal manera que su linaje no fuera desplazada de su posición pacificadora de unir la comunidad con la autoridad para que se pueda consolidar la unificación del Japón.

Es importante observar los rasgos esenciales de la forma de organización polítca instituida por el Estado de Yamato. Se mantuvo a través de los siglos como un sello distintivo y único entre los japoneses.

¿En donde radica el Yamato Damashi que tanta transcendencia dio a la colectidad japonesa instalada en el exterior sobre todo en la primera época de la colonia en las Americas?

Es importante investigar la época en la que la inmigración japonesa se dio lugar en las Americas y particularmente en el Paraguay. Cada inmigrante que emigraba a otros países llevaba consigo las fotografías del Emperador y la Emperatriz del Japón considerados como descendientes de la diosa del Sol y de la Dinastía de los Yamato. La milenaria cultura japonesa hacia consolidar la identidad de sus habitantes como hijos de ese “país de los dioses.” Una mística en la que todo japonés se idealizaba y se consideraba una distinción, por el cual valía la pena luchar, sufrir, lograr superar dificultades por una causa noble y justa. Uno de los ejemplos de esta mística fueron los pilotos suicidas kamikaze, soldados de un Emperador divino. Un heroísmo hecho en estética de la muerte y un patriotismo al extremo como ocurriera a finales de la Segunda Guerra Mundial que consistió en ofrendar su vida en defensa del país.

Los inmigrantes japoneses en las Americas tuvieron una serie de dificultades hasta lograr un asentamiento deseado en las nuevas tierras. Hubo discriminaciones raciales, confinamientos, exclusión social, pobreza, problemas de aculturación y otros, en algunos países estos duraban años y años por ser etnias muy diferenciadas.

¿Qué es en esencia lo que mantuvo firme y en la lucha por la existencia para sobrellevar estas dificultades? Era precisamente, el Yamato Damshi con el cual los inmigrantes pudieron sostener sus ideales y sus sueños en pernoctar para siempre en estas tierras, sobrellevando cualquier forma de dificultades que apañaban su existencia. El Yamato Damashi era el sostén y es el orgullo del ser nacional. No estaba permitido por lo tanto, desfallecer ante cualquier circunstancias que obstaculizaban sus vidas. Esto es, ser estoico, saber aguantar con el gaman que es soportar en silencio el dolor y la angustia, gambare perseverar y seguir adelante aun cuando la situación es insostenible, meiyo honor chugi lealtad. Estas últimas virtudes características de pueblo japonés fueron mencionados también por el Senador Daniel Inoue de Hawai a quién su abuela japonesa le había inculcado esta disciplina desde niño.

El Yamato Nadeshiko es el mismo valor aplicable a la mujer. Nadeshiko es el nombre de una pequeña flor. Muchas veces se ha escuchado hablar a las mujeres inmigrantes por las inminente trabas en las que tropezaban en las primeras épocas del asentamiento. “Nosotras, las mujeres japonesas actuemos con el Yamato Nadeshiko y todo saldrá bien.” Ellas eran decididas y valientes como una mujer samurai y cómo trataban de alentarse mutuamente. Ellas eran las verdaderas sostenedoras de la familia y alientos del jefe del hogar, valientes en la adversidad, dulces y sensibles con los más débiles, y cuya conducta no debería provocar la vergüenza hají a la comunidad y a la familia toda y sobre todo como mujer japonesa.

Este espíritu de Yamato era fundamental para la vida de la colonia y esto no solamente fue vigente en el Paraguay sino también en todas las colonias japonesas de las Americas antes y después de la 2da Guerra Mundial.

Recientemente estuvo en el Paraguay la Vice Ministra de Relaciones Exteriores del Japón Akiko Yamanaka en ocasión de los 70 aniversarios de la inmigración japonesa en el Paraguay, la señora representante del Japón mencionó dentro de su discurso que con el Yamato damashii que llevaba cada uno de los inmigrantes pudieron llegar a lo que es hoy llevar una vida feliz y próspera en las tierras del Paraguay.

Queridos lectores, revivamos el Yamato Damashii en cada uno de nuestros corazones como una virtud muy particular y peculiar del pueblo japonés y como una fuente de tradición milenaria de la cultura japonesa.

© 2007 Emi Kasamatsu

Sobre esta série

Emi Kamatsu hace un desarrollo histórico del Paraguay desde los primeros inmigrantes hasta la actualidad. Indaga en las barreras de los países receptores de inmigración japonesa: económica, política, cultural. La herencia organizacional, moral y ética de la era Meiji, la expulsión postguerra de los kimines , su gran aporte al desarrollo cooperativo y asociativo a pesar de la segregación. Finalmente, el cambio generacional y contextual.