ジャーナルセクションを最大限にご活用いただくため、メインの言語をお選びください:
English 日本語 Español Português

ジャーナルセクションに新しい機能を追加しました。コメントなどeditor@DiscoverNikkei.orgまでお送りください。

Razonando en torno al nikkei Fujimori

Amigos nikkei: Quiero dejar en claro que si el artículo inicial del señor Zapata y su posterior respuesta no hubieran aparecido en páginas nikkei, ¡nada de esto estaría ocurriendo!.

En estas últimas décadas, he centrado mi quehacer en investigar a los emigrantes japoneses, tratar de tridimencionarlos y escribir sobre ellos. Justamente, para hacer realidad esta pretención, me he visto obligado a leer algo de la historia de Japón, escudriñar su cultura y, por sobre todas las cosas, esforzarme en comprender - a lo menos en parte - sus comportamientos. Porque detrás de estos comportamientos que se hacen siempre mandantes, hay una milenaria tradición de filosofías religiosas donde predomina una Moral que reaflora permanentemente.

Justamente, Fujimori - sin ser un personaje de mi preocupación directa - me había llamado poderosamente la atención por su personalidad y obra. (Ahora siento no haberme preocupado de él con más detenimiento). De modo tal, que al leer los referidos escritos, debí salirme de lo que hacía ya que: a) me estaban dando información sobre vulgares raterías de este connotado nikkei, b) porque su autor es un intelectual que debería ser creíble y c) porque había una "biografía" donde el sesgo aplicado era demasiado evidente.

De ahí que quise reparar en parte el daño, reseñando su verdadera figura a través de su obra: esa década del 90 donde este estadista nikkei-peruano fue capaz de salvar a su Patria del descalabro. Por los demás, dentro de este período crucial ¡cuántos de sus comportamientos no ponen de manifiesto las formas de Justicia y Deber que emanan de su raigambre japonesa! .

Esto no significa que los nuevos interrogantes del señor Zapata no sean válidos. Sí. Hay todavía muchas preguntas mayores que siguen sin respuestas satisfactorias a pesar que la justicia chilena desbarató buena parte de esas acusaciones. (Especialmente las referidas a corrupción que estallaron como pompas de jabón al primer análisis)... ¿Será por eso que ese supuesto "robo hormiga" quiere ahora hacerse significativo?. Claro que cuenta con el respaldo de Susana Higuchi. Pero, yo me pregunto: ¿Por qué la escisión de estas dos respetables familias?. ¿Qué motivaciones la llevaron a desprestigiar al hombre que acompañó tan de cerca en su campaña presidencial y en sus primeros momentos de triunfo?. Soy el primero en desconocerlo. Sólo sé que escogió quedar fuera del hogar... Y para que un japonés o nikkei desintegre su matrimonio y ponga en peligro a la Familia, tiene que tener imperativos extremos. (Interesante sería saber - con seriedad por cierto - por qué las hijas se quedaron con el padre).

En cuanto a los testimonios ofrecidos por el maquiavélico Montesinos (los "vladivideos"), ¿ni siquiera se duda de posibles intenciones aviesas puestos en ellos?. Personajes como éste conocimos de cerca en Chile dentro del tercio final del siglo XX y creo que difícilmente, después de comprobarse parte de sus tropelías (nunca se desentierran todas por conveniencias de algunos), puedan volverse a aceptar sin escrúpulos contribuciones que vengan de sus manos, por mucho que desgarren vestiduras.

De todos modos, creo que todos estamos de acuerdo que Alberto Fujimori es un tema difícil. Es un personaje que por volar muy alto, tener mucho de atípico y no poco de hermético; ha dado pábulo para toda clase de controversias. Su inocencia o culpabilidad se está tejiendo ahora dentro de esferas donde las individualidades comunes no tienen acceso. De ahí que desde afuera, sólo podemos oponer dudas razonables a las "evidencias" que echan a correr sus enemigos porque necesitan de una masa que lo condene a priori.

Actualmente, yo me atrevería a decir que hay demasiado lodo de la mala política que está enturbiando las aguas y el entendimiento de los que se entrechocan dentro de esa enorme piscina. Personalmente, no me atrae ese viscoso líquido y por lo mismo, prefiero retomar mis preocupaciones de siempre. Pero, deseando que ningún nikkei sea sorprendido con cantos de sirenas o propuestas torvas, insisto en las enseñanzas de Buda. Ubiquémonos en el camino del medio para ver los dos lados de la moneda. Usemos el pensamiento crítico. Apliquemos la duda razonable. Opongámonos cuando corresponda, con la justa mesura que trajeron nuestros primeros padres y prosigamos nuestro camino con la flexibilidad y fortaleza del 'take'.

© 2007 Ariel Taleda

Alberto Fujimori Fujimori peru politics