Crónicas Nikkei #1 — ¡ITADAKIMASU! Sabores de La Cultura Nikkei


Crónicas Nikkei #1: ¡ITADAKIMASU! Sabores de La Cultura Nikkei fue nuestro primer intento organizado de solicitar historias basadas en un solo tema. Todos los 49 artículos (35 en inglés; 10 en japonés; 4 en español; y 3 en portugués), recibidos de diversos países, están ahora online.

¡Muchas gracias a todos los que enviaron sus historias sobre la comida nikkei!

Nuestro Comité Editorial revisó todos los artículos presentados hasta el 30 de setiembre y seleccionó su artículo favorito en cada idioma.

¡He aquí sus elecciones! 

Las historias favoritas del Comité Editorial:

ESPAÑOL

      |

INGLÉS

      |

PORTUGUÉS

      |

JAPONÉS

Comentario de Alberto J. Matsumoto:

    Un relato de cómo un nikkei de madre chilena descubre la verdadera comida japonesa. Su modo de redacción lleva a la imaginación de cómo va descubriendo cada secreto dentro de esa “incertidumbre”, por así llamarlo. Es un relato simpático y acogedor por cuanto uno es llevado a esos momentos en que Ariel experimenta esas sensaciones.
    De todos modos, cada artículo es un recuerdo de sus abuelos o padres y en algunos casos una revaloración de esas costumbres y de esos platos hechos de manera casera con los ingredientes posibles que había en cada época. También, se puede percibir la nostalgia con que los primeros inmigrantes esperaban esas oportunidades de comer sus platos favoritos con ingredientes “made in Japan”.

Comentario de Amelia Morimoto:

      En primer lugar, el humor fino que encierra (la escena del

wasabi

      ha sido muy frecuente en el Perú desde hace muchas décadas, cuando muy pocos conocían el

sushi

    , pero que ya se servía en los buffets con invitados no nikkei) y que creo otros lo disfrutarán también. En segundo lugar, porque, entre todos, lo encuentro mejor estructurado y escrito.
    Los artículos que nos han llegado, sobre Chile y Argentina, tienen un carácter muy íntimo, de hogares nikkei o japoneses, y eso - precisamente - los hace atractivos porque implica transmisión de cultura por la vía femenina sobre todo, de remembranza de las enseñanzas de abuelas y madres, y también de padres. Esa es otra cara de nuestras historias que se conoce muy poco.

Comentario de Nina Kahori Fallenbaum:

      Las vívidas evocaciones de esta pieza, sobre la cocina casera campestre, así como de las cariñosas descripciones de los padres y de la vida familiar, resonarán con los nikkei alrededor del mundo. Mucha complejidad es capturada en unas cuantas palabras: los desafíos y unidad constituidos al crecer entre otros pocos nikkei, y el recuerdo feliz de los “tortugas” de

inarizushi

    preparados por su madre. “La verdadera cocinera usa lo que tiene”, dice la madre de Nishimoto, evocando una orgullosa tradición de estacionalidad, flexibilidad y de ahorro que perdura a través de la diáspora japonesa. A pesar de las adversidades, el amor y el cariño expresados a través de la comida en la familia Nishimoto resonarán a través de las culturas y las circunstancias.

Comentario de Nancy Matsumoto:

      Me gusta la energía y honestidad de lo

Auténtico

    de Barbara Nishimoto, y del orgullo desafiante que adopta sobre la manera en que su familia no se conforma con los estereotipos asiáticos. Sus descripciones de los sencillos platos “campestres” que su madre nisei preparaba me recuerdan a los platos que mi madre y mi abuela preparaban, muchos de ellos eran los mismos. La manera en que asocia esas comidas a una identidad americano japonesa auténtica y de creación propia es al mismo tiempo conmovedora y poderosa. Aunque yo no crecí sintiéndome tan aislada y excluida, este ensayo me hizo sentir el dolor de la autora de una manera profunda, y me trajo a la memoria mi propio sentido de la infancia sobre la mesa de la familia como círculo mágico en donde los desaires y heridas del mundo exterior no tenían cabida.

Comentario de Laura Hasegawa:

      Sin desmerecer los demás trabajos, éste fue un relato sorprendente, pues mas allá de ofrecer antiguas recetas de familia tan trabajosas y deliciosas, nos da una visión de cómo era la vida de los primeros inmigrantes. Cómo imaginar que la lagartija y el armadillo iban a la mesa, al lado de

gohan

      y del

misoshiru

    .
    Leí muchas cosas sobre la vida de los primeros inmigrantes, pero la historia de Rosa Takada me emocionó, hizo que reflexione sobre la dura vida de los pioneros. También cómo fueron criados en la cocina.

Comentario de Alexandre Ratsuo Uehara:

    Primero, me gustaría felicitar la iniciativa de Discover Nikkei en animar a las personas a relatar sus historias personales y las comidas. Por experiencia propia, puedo decir que, la comida japonesa es una de las más grandes contribuciones de la cultura japonesa al Brasil. Por ejemplo, en las grandes ciudades como San Pablo, la comida japonesa está presente en casi todas las churrasquerías.
      Seleccioné el árticulo “

Ofukuro no aji

    : El misoshiru de mandioca de Doña Shizuka,” de Rosa Takada, porque envuelve al lector con su riqueza de detalles. Un ejemplo es cuando nombra uno a uno ingredientes y describe cómo cocinarlo. Esa narrativa acaba estimulando las sensaciones y provocando emociones en el lector.
      El artículo también envuelve al lector, en mi opinión, cuando la autora menciona las acciones de su madre, la distribución del

Miso

      entre sus hermanos y cómo el

misoshiru

      hecho con

Miso

    de la obaachan era apreciado por los nietos.
      En el final, la autora transporta al lector del pasado al presente para contar que ella también hace el

misoshiru

    especial de su madre, con los mismos ingredientes. El momento cuando más retiene la atención del lector es cuando ella invita a tener la misma experiencia escribiendo la receta.

Comentario de Yukikazu Nagashima:

    Hubo muchos ensayos de muy buena calidad y he disfrutado en leer los mismos; pero dado el tema de este concurso he optado por elegir la de la señorita Asami GOTO.
      En este ensayo hay tres historias. Por un lado, que el

tsukemono

      de la casa de los tíos abuelos de Honolulu es el enlace de sus raíces familiares. En segundo lugar, que los

tsukemono

      que la autora lleva de Japón a las señoras de círculo budista ellas recuerdan el sabor de sus madre y abuelas, generando un efecto psico emocional muy interesante. Y esos dos “descubrimientos” provoca en la autora el deseo de emprender un negocio propio de

tsukemono

    .
    Todas estas historias están expresadas de manera simple pero a la vez se puede apreciar esa fuerte voluntad y anhelo de emprender este negocio, por eso deseo que sea exitoso.
      El

ensayo de Yasuko Nakado

    sobre el rol del restaurante de Chop Suey, de cómo los clientes disfrutan de la galleta de la fortuna “fortune cookie” ha sido muy entretenido e interesante.

Comentario de Hirochika Nakamaki:

      Es el sabor del

tsukemono

      que la autora ha descubierto a través de los parientes nikkei de segunda generación de Hawaii. No ha sido el “pickles” de pepino que gusta a los norteamericanos en general sino ha sido el

tsukemono

      de

rakkyo

      y de

umeboshi

      de su abuela. Se puede apreciar que las señoras de edad del círculo budista gustan mucho de estos

rakkyo

      y

umeboshi

    en salmuera o a la vinagreta hecho en Japón.
      Es una simple vinagreta pero nada más ni menos que una vinagreta. Si bien es cierto que la tradición culinaria se transmite de familia en familia o a través de instituciones o firmas, lo que me pareció muy interesante es que la misma autora decide emprender un negocio de

tsukemono

    .
      El sabor del

tsukemono

    no solo es parte de la identidad étnica como japonesa sino que ella descubre que podría generar un negocio en el exterior dentro de este mundo globalizado.
      Los otros escritos, principalmente el de

Naomi Kimura

      , sobre los damascos desecados

umeboshi

      de las flores de dicho fruto y de las galletas “

okaki

      ” de Brasil como el

ensayo de Yasuko Nakamachi

      que objeta la creencia sobre el origen las galletas de la fortuna “

fortune cookie

    ” han sido de muy buen nivel y no ha sido fácil clasificarlos dentro de este concurso.

Todos estos artículos seleccionados serán traducidos a los 4 idiomas de la página web en el mes enero. Además, serán compartidos no solamente en Discover Nikkei, ¡sino también en las publicaciones nikkei participantes!

Hubo tantas historias magníficas presentadas en inglés que los miembros del comité tuvieron una difícil tarea al seleccionar su preferida. Quisieron también hacer mención a una segunda historia como un segundo lugar.

Mi canción del Sukiyaki Log Cabin

    Por Tamiko Nimura

Comentario de Nina Kahori Fallenbaum:

    Nunca ha habido una “experiencia nikkei por excelencia”, ni es necesario que haya una. Pero Tamiko Nimura se aproxima bastante. Su ensayo reverbera con descripciones del sukiyaki de Log Cabin favorito de la familia. Casi puedo saborear la salsa que ella tan tiernamente describe, con su sorprendente agregado de un original norteamericano jarabe de maple.
    Sin embargo, su historia es universal también. Cualquiera que haya perdido un pariente puede identificarse con su afecto y curiosidad, o la responsabilidad de “graduarse de la mesa infantil” para continuar con partes del propio legado de la familia. Para su familia, eso significó la salsa del sukiyaki.
    Espero que su ensayo pueda inspirar a los nikkei alrededor del mundo a conservar recetas preciadas mientras inventan nuevas constantemente. Cada una cuenta una historia.

Comentario de Nancy Matsumoto:

    Hay tantas cosas que me gustaron de este ensayo escrito bellamente. El uso del jarabe de maple Log Cabin como endulzante para el sukiyaki es un ejemplo formidable del ingenio issei. Amo que la imagen “del hogar de la frontera americana por antonomasia” sea trastocada y convertida en la “comida americana japonesa por antonomasia”, tal y como tantos issei y nisei pacíficamente declararon su derecho de ser ambos, americanos y japoneses, durante la Segunda Guerra Mundial. La descripción de la familia de la escritora como “una que a menudo habla de su unión menos con palabras y más con reuniones y comida”, y el acto de hacer un platillo favorito en parte para traer de vuelta a la mesa la memoria de un ser querido son cosas con las que muchos nikkei se pueden identificar también.

¡Gracias por leer, compartir las historias con sus amigos y postear comentarios!

Lea las historias de Itadakimasu! >>

(*Ya no aceptamos entregas para las series Itadakimasu!, pero puede aún compartir su historia sobre comida como artículo general para Descubra a los Nikkei - Artículos. ¡Por favor, de un vistazo a nuestras pautas para la presentación de artículos y para compartir su historia!)

Publicaciones Participantes

Aquí una lista de las publicaciones participantes:

Si su periódico está interesado en publicar una(s) historia(s) del proyecto Itadakimasu!, por favor contáctennos en Editor@DiscoverNikkei.org

Comité Editorial

Estamos sumamente agradecidos por la participación de nuestro Comité Editorial:/p>

¡Gracias también a Patricia Wakida por ayudarnos a llevar a cabo este proyecto, a Jay Horinouchi por diseñar nuestro increíble logo Itaadakimasu!, y a nuestros maravillosos voluntarios que nos ayudan a revisar, editar, subir y promover este proyecto!