Heriete Setsuko Shimabukuro Takeda

Heriete Setsuko Shimabukuro Takeda, 61 años, descendiente de okinawenses, nació y vive en la ciudad de San Pablo. Casada y madre de dos hijos. Jubilada, utiliza la escritura para rescatar memorias y tener horizontes.

Última actualización en octubre de 2018

identity en ja es pt

Crónicas Nikkei #7 — Raíces Nikkei: Indagando en Nuestra Herencia Cultural

Atravesando el mundo

“El origami es un medio de comunicación y expresión, un lenguaje universal que une a distintas generaciones y pueblos en torno a una misma actividad.”

— Mari Kanegae

Toshi llegó a Brasil en un pájaro de papel.

Cuando su nieta, nacida en la tan lejana ciudad de Londrina, fue hasta Japón para conocerla, se dio cuenta de que tendría que renunciar a las palabras para conversar con la pequeña niña. Dobló un tsuru. Ciertamente no imaginaba que el lazo que allí nacía atravesaría los océanos y el tiempo.

Pasaron más ...

lea más

identity en ja es pt

Crónicas Nikkei #5 — Nikkei-go: El idioma de la familia, la comunidad y la cultura

Gaijin

No lograba entender a mi amiga Emilia. La llevé a pasar las vacaciones a la casa de mi abuela, en Santos, con la esperanza de que hiciera uso de sus conocimientos de la lengua japonesa, ya que yo no tenía casi ninguno. O ninguno en absoluto.

Pero después de unos minutos de conversación, ella me llama aparte y suelta el comentario: ¡No entiendo lo que dice tu abuela!

- ¿Cómo es eso? ¡Me dijiste que sabías hablar japonés!

- Sí, sé, pero ¡no entiendo nada de lo que dice!

Emilia tenía razón: mi abuela ...

lea más

food pt

Crónicas Nikkei #6 — ¡Itadakimasu 2! Otros sabores de la cultura nikkei

Sopa de couve

Quando Geró foi contratada para cozinhar para a minha família não fazia idéia da revolução que iria  causar nas nossas vidas. Mineira, cozinheira de “mão cheia” (como ela mesma se apresentou), chegou com planos de agradar a todos com suas receitas maravilhosas. Deparou-se com minha mãe, que era quase despudorada quando o assunto era determinar  cardápios.

A situação merece um breve histórico.

Éramos nove, então. Pai, mãe, seis filhas e um ajudante bem forte. Mais do que uma família, formávamos uma equipe de trabalho de um pequeno ...

lea más