Elija un idioma principal para aprovechar al máximo nuestras páginas de la sección Artículos:
English 日本語 Español Português

Hemos realizado muchas mejoras en las páginas de la sección Artículos. ¡Por favor, envíe sus comentarios a editor@DiscoverNikkei.org!

Crónicas Nikkei 8 — Héroes Nikkei: Pioneros, Modelos a Seguir e Inspiraciones

Bill Hosokawa: Fuera de la sartén

Bill y Alice Hosokawa. Cortesía del Museo Nacional Japonés Americano. Foto por Toyo Miyatake Studio.Obsequio de la familia de Alan Miyatake (96.267.1118)

Se sentó en su silla especial. Una manta cubría sus rodillas, el sol lo calentaba. Alrededor de él,se podía ver lo que había quedado de cinco diarios.Su tarea de la mañana estaba completa ahora, él había revisadoel mundo. Quería ver cómo los periódicos cubrieron las mismas historias. Al final de una extraordinaria carrera, él seguía siendo el mejor periodista.

Bill Hosokawa estaba en la novena década de vida, su 70.° aniversario como periodista. Al poco tiempo, se mudó a Seattle para vivir con su hija. La vida comenzó en Seattle hace 92 años y, como el famoso salmón, Bill regresaría y el ciclo de vida estaría completo.

Era hijo primogénito americano de padres inmigrantes. Su padre quiso ayudar a su hijo, Kumpei, para que se adapte a la escuela pública, así que “William” sería un buen nombre.Como otros hijos de inmigrantes, Kumpei Bill Hosokawa asistió a la escuela pública sin hablar inglés.Un buen estudiante, le gustaba el inglés e historia americana. Los hijos de inmigrantes japoneses estaban entre su educación americanizada y su historia familiar, cultura y tradiciones basadas en un país que era solo un contorno en el globo terráqueo del salón de clases.

El padre de Bill, Setsugo Hosokawa, llegó a los Estados Unidos a la edad de 16 años para trabajar en el ferrocarril. Dejó el ferrocarril y viajó a nuevos rumbos como trabajador de campo, sirviente y doméstico antes de establecerse en Seattle para dirigiruna agencia de empleos. En 1913, Setsugo regresó a Japón para conocer a Kimiyo, la novia que había sido elegida para él. Quizás ella no tenía otra opción que seguir a un aventurero desconocido a los Estados Unidos, aunque era bastante atractivo con un bigote, bombín y anteojos sin marco.

Tuvieron dos hijos. Bill era mayormente el introvertido en comparación con su hermano menor Ritsuro, americanizado como Robert. Bill era un gigante de 1.78 cm y cerca de 68 kg, era mucho más grande que sus pares nisei. En fotos familiares, Bill pasaba a sus padres y hermano quienes medían más de 1.50 cm.

A los 14 años, Bill ingresó aGarfield High School en Seattle. Durante los veranos, Bill acompañaba a varios chicos nisei que iban a Alaska para trabajar en las fábricas de conservas de salmón. Contratados y remunerados como adultos, los chicos trabajaban 60 horas a la semana cortando y limpiando pescado, alimentado a la máquina de procesamiento con pescado y embalando latas para su envío. El pago era de $75 al mes. Los chicos vivían en una barraca, una para blancos y otra para asiáticos.

El interés de Billpor el periodismo surgió como editor de deportes del diario de la preparatoria. Durante los años de depresión, era difícil encontrar empleo fuera de la preparatoria y la universidad era asequible.En 1933, Bill se inscribió en la Universidad de Washington para estudiar periodismo. Vivía en su casa y por las tardes, trabajaba para el diario Japanese American Courierpublicado por Jimmie Sakamoto, un exboxeador que perdió la vista por lesiones en el ring. Bill no tenía un salario. El Courierpagó sus clases.

A punto de graduarse, Bill conoció a su asesor de periodismo y le dijeron que ningún periódico contrataría a un “chico japonés”.El único trabajo que Bill pudo encontrar era como secretario en el consulado japonés en Seattle escribiendo cartas y discursos para el cónsul. El diplomático de carrera fue trasladado a Singapur, desde donde escribió a Bill que había una editorial japonesa que planeaba hacer un diario en inglés y buscaba un editor con el estilo del periodismoamericano.

Bill se enfrentó a dos dilemas. ¿Él quería ir a Singapur? Y lo más importante, ¿Alice,su nueva novia, iría con él? Alice creció en Portland y ella y su hermano menor vivían con su madre viuda. Se tomó una difícil decisión. Bill y Alice se aventuraron a viajar a Singapur, en donde Bill aprendió todos los aspectos de la dirección de un diario.Tras año y medio, ambos se enfrentaron a otro dilema, si regresar a los Estados Unidos por el nacimiento de su primer hijo o no. Hubo preocupación por la calidad de la atención médica en China y si Bill podría encontrar empleo en los Estados Unidos.Decidieron que Bill seguiría en Asia. Durante este tiempo, él desarrolló una profunda compresión de los asuntos de Asia.Cuando Japón extendió agresivamente su influencia en toda Asia, Bill ofreció una perspectiva única como americano. Sin embargo, a veces sus columnas eran interpretadas como pro-Japón.

Cuando la guerra era inminente, Bill cogió el último barco para dejar China y volvió a reunirse con su esposa y su hijo de 14 meses antes del bombardeo a Pearl Harbor. La Orden Ejecutiva 9066 cuestionó la lealtad de los japoneses-americanos. Como líder en la comunidad japonesa-americana de Seattle, Bill y otras personas trabajaron por un acuerdo entre la comunidad y el gobierno. Abogaron por la cooperación con las órdenes E.O. 9066 como muestra de lealtad al gobierno. Persistía la sospecha de que Bill estuviera a favor de Japón, por sus escritos pasados. Los documentos del FBI hicieron que Bill compareciera ante un gran jurado porque había trabajado como secretario en el Consulado de Japón en Seattle en 1937. El gran jurado no vio que su trabajo como secretario sea procesable. Los líderes japoneses-americanos fueron separados para evitar una conspiración. Del centro de reunión en Puyallup, Washington, Bill y su familia fueron con una escolta armada a Heart Mountain en vez de Minidoka, Idaho,a donde fueron enviados la mayoría de nikkei de Seattle.

En Heart Mountain, Bill fue editor del diario Heart Mountain Sentinel y enseñó inglés, para que los estudiantes pudieran conseguir suprueba de Desarrollo Educativo General (GED). Muchos de los libros y escritos posteriores de Bill registraron las experiencias de la época de preguerra y reubicación.

El diario del campo de concentración publicaba noticias del lugar e informaba a la población de esta pequeña ciudad sobre eventos nacionales y noticias del frente de guerra. Había personal de la Autoridad de Reubicación de Guerra federal que dirigió la reubicación. Uno en especial, Vaughn Mechau, tenía la responsabilidad de supervisar el Sentinel asegurando que el contenido cumplía con los lineamientos del gobierno. Las dos familias continuaron conservando una estrecha amistad mucho después del campo de concentración. Vaughn fue en gran parte responsable de hacer que el diario Des Moines Register proponga a Bill por una libertad anticipada de Heart Mountain.

En la estación de tren de Des Moines, la familia fue recibida por Ross Wilbur, un miembro de los cuáqueros. Los cuáqueros ayudaron con el reingreso de los internos, así como habían ayudado con el reasentamiento de otros grupos desplazados.

El Register era un diario matutino, por lo que Bill salía a la hora del almuerzo para tomar el bus y trabajaba durante toda la noche para poner el diario en las calles al amanecer. La familia, ahora de cuatro, había ahorrado suficiente dinero para un pago inicial de su primera casa.A pesar de continuar la desconfianza por los japoneses-americanos, la mudanza a un nuevo barrio transcurrió sin incidentes. Pauline Lynam, una diminuta farmacéutica jubilada, se había reunido con todos los vecinos para contar la historia de la reubicación.

Llegó una oportunidad al diario Denver Post. El Post había sido anti-japonés-americano y describía que los aliados enemigos eran consentidos en los campos de concentración con vivienda cómoda y comida. Palmer Hoyt, el nuevo editor del Post, prometió un cambio. Contrató a Bill y se hicieron amigos cercanos.

La familia creció de cuatro a cinco y pronto, serían seis. Era momento de encontrar un nuevo hogar. East Denver era el área de crecimiento, pero había una sutil y no tan sutil discriminación contra los judíos, afro-americanos y latinos. Los Hosokawa se encontraron con enérgicas protestas al mudarse a un barrio. Un juez desaconsejó las protestas y los empleados del Denver Post hicieron una celebración en la nueva casa de los Hosokawa como muestra de apoyo.

La carrera de Bill siguió avanzando como editor de la sección magazine dominical del Post,editor asociado y corresponsal de guerra cuando cubrió lo de Corea y Vietnam usando su experiencia en asuntos de Asia. Como editor de la Página Editorial, cubrió cumbres de mandatarios y otros eventos. El diario de propiedad local Denver Post fue vendido al Times Mirror en 1980. Los nuevos propietarios reemplazaron a gran parte del personal, pero Bill permaneció hasta 1984, cuando fue jubilado, aunque él sentía que tenía más que hacer.

El diario rival Rocky Mountain News lo contrató. Su nueva columna abordaba las preguntas de los lectores explicando los cómo y por qué en el mundo del periodismo. En 1976, Japón había designado a Bill como cónsul honorario japonés para los estados de las Montañas Rocosas para desarrollar relaciones comerciales y culturales entre ambos países hasta 1999, cuando se designó a un cónsul a tiempo completo remunerado.

Durante toda su carrera, Bill levantó polémica.Sus primeros escritos desde Asia fueron vistos a veces como pro-Japón. El título de su libro, Nisei, The Quite Americans, fue criticado por estereotipar a los americanos de ascendencia japonesa como minorías modelo calladas y obedientes, cuando deberían haber resistido a la reubicación. La mayoría de sus críticos eran demasiado jóvenes como para haber experimentado los campos de concentración. Al principio, él no favoreció las reparaciones para los internos, sintiendo que era un error poner un precio a la terrible experiencia del campo de concentración. Al final, apoyó la indemnización.

Bill escribió 11 libros, la mayoría de ellos registraron las experiencias de japoneses-americanos. Al preguntarle cuál fue su mejor libro, él respondió: “Mi próximo libro”. Bill fue distinguido en muchas formas. En 1961, fue nominado para el premio Pulitzer por la cobertura que hizo a los disturbios estudiantiles en Japón. En el 2003, Bill recibió el premio Lifetime Achievement de la Asociación de Periodistas Asiáticos-Americanos. La Liga Antidifamación le concedió el premio anual Civil Rights en el 2007. Él estaba dedicado a garantizar los derechos de todas las personas y tras el 11 de septiembre, Bill denunció enérgicamente la reacción violenta generalizada contra los musulmanes y el Medio Oriente. Hoy en día, monumentos a Bill Hosokawa se encuentran en los Jardines Botánicos de Denver y la Biblioteca Pública de Denver.

Al reflexionar sobre la vida de mi padre y su influencia en mí, gran parte de mis éxitos se los debo a mispadres. Bill era una persona de principios y compasión. Intentó ver las cosas desde varias perspectivas, tal vez fue por eso que sus primeros escritos eran vistos como pro-Japón. Vivió el sueño americano, tal vez fue por eso que apoyó decididamente la cooperación con la orden E.O. 9066. Bill creía que toda persona tiene historias y que conocemos a las personas por sus historias. Conoció a la gente de adentro para afuera que de afuera para adentro. Una lección que aplico todos los días para educar a los doctores del mañana.

*Nota del traductor: Out of the Frying Pan (Fuera de la sartén) es una de sus obras, escrita en 1998.

 

© 2019 Michael Hosokawa

29 Estrellas

La Favorita de Nima-kai

Cada artículo enviado a esta serie estuvo disponible para ser elegido como los favoritos de nuestros lectores y de los Comités Editoriales. ¡Gracias a todos los que votaron!

bill hosokawa father journalist media

Sobre esta serie

La palabra “héroe” puede significar diferentes cosas para diferentes personas. Para esta serie, hemos explorado la idea de lo que es un héroe nikkei y de lo que esto significa para diversas personas. ¿Quién es tu héroe? ¿Cuál es su historia? y ¿de qué manera ha influido en tu identidad nikkei o tu conexión con tu herencia nikkei?

Les pedimos historias desde mayo hasta septiembre de 2019, y la votación concluyó el 12 de noviembre de 2019. Todas las 32 historias (16 en inglés, 2 en japonés, 11 en español y 3 en portugués) que recibimos desde Argentina, Australia, Brasil, Canadá, Japón, los Estados Unidos, México y Perú.

Aquí están las historias favoritas seleccionadas por nuestro comité editorial y la comunidad Nima-kai. 


Las elegidas del Comité Editorial:

La elegida por Nima-Kai:

Para saber más sobre este proyecto de escritura >>


Mira también estas series de Crónicas Nikkei:

#1: ¡ITADAKIMASU! Sabores de la cultura nikkei 
#2: Nikkei+ ~ Historias de Lenguaje, Tradiciones, Generaciones y Raza Mixtos ~
#3: Nombres Nikkei: ¿Taro, John, Juan, João?
#4: La Familia Nikkei: Memorias, Tradiciones, y Valoress
#5: Nikkei-go: El idioma de la familia, la comunidad y la cultura
#6: ¡Itadakimasu 2! Otros sabores de la cultura nikkei
#7: Raíces Nikkei: Indagando en Nuestra Herencia Cultural