Elija un idioma principal para aprovechar al máximo nuestras páginas de la sección Artículos:
English 日本語 Español Português

Hemos realizado muchas mejoras en las páginas de la sección Artículos. ¡Por favor, envíe sus comentarios a editor@DiscoverNikkei.org!

war

en ja es pt

110 años de la Inmigración Japonesa a Brasil: Devolución de la Escuela Japonesa de Santos y el verdadero final de la IIº Guerra. Superando la discriminación para una convivencia en paz - Parte 4

Mario Jun Okuhara requesting support at the regular board meeting of Okinawa Kenjinkai in Brazil.

Lea parte 3 >>

Revisionismo histórico desde el año 2000

En estos últimos años se ha producido un avance importante un varios aspectos sobre el tema en cuestión.

El director de cine que reside en Okinawa, Yoju Matsubayashi, es quien ha entrevistado a más de 10 japoneses que fueron desalojados de Santos para realizar una película tipo documental. En el año 2016 cuando visitó la Escuela Japonensa de Santos encontró el listado de los que habían sido expulsados de alli y comenzó su tarea de investigación. Algunos de los que fueron entrevistados hablaron sobre su experiencia pero ya fallecieron. Es por eso que anhelo fervientemente que se concrete este documental.

Lo novedoso de este año es que el nikkei Mario Jun Okuhara ha realizado una demanda judicial sin compensación económica al gobierno federal de Brasil por las persecuciones a los inmigrantes japoneses durante y después de la IIº Guerra Mundial. Esta decisión ha contado con el apoyo unánime del Consejo Ejecutivo de la Asociación Okinawa Kenjin de Brasil, cuyo Presidente es Eiki Shimabukuro.

Esto se basa en que el 60% de los desalojados en Santos eran oriundos de Okinawa y sus descendientes. En esos tiempos había muchos okinawenses que se dedicaban a las tareas de carga y descarga en el puerto y la pesca en los alrededores de Santos, tal vez por el parecido al clima y a la actividad de sus pueblos de origen. Cuando en el Consejo se propuso este tema muchos de los presentes señalaron que sus padres o familiares habían sido víctimas de esa medida gubernamental. Es por eso que lograron una decisión unánime.

Name list of people evicted from Santos.

Y en la revista MURIBUSHI editado por el grupo Okinawa Kenjin Imin-Juku Dojinshi, en el Nº3 (editado en octubre de 2017), está publicado una entrevista a cuatro de los que fueron desalojados de Santos y el listado que encontró el director de cine Wakabayashi.

La hermana de una de las declarantes llamada Toyoko Yabiku (nissei de 84 años) es la que más recuerdo pues declara que cuando se produce la orden de desalojo y expulsión el marido de su hermana no se encontraba allí. Con la incertidumbre de no saber cuándo sería su reencuentro junto a sus dos hijos dejó todo lo que tenía y tomó el tren a Sao Paulo. En la página 145 dice: “El recuerdo más penoso que tengo es que mi hermana con ese shock se enfermó psíquicamente y toda su vida sufrió un malestar psicológico”. Este tipo de experiencias multiplicado por 6.500 personas es la resultante de esta demanda de disculpas al gobierno de Brasil.

Antes de pedir el apoyo a la Asociación Okinawa Kenjin de Brasil, Okuhara solicitó a la entidad nikkei más representativa llamada Bunkyo (Sociedade Brasileira de Cultura Japonesa e de Assistencia Social), pero le fue denegado argumentando que ya muchos habían fallecido y que las actuales generaciones ya no saben de esa época y que muchos asociados piensan que no es necesario escarbar hechos dolorosos del pasado. En ese sentido, considero que Okuhara se parece un poco a lo que Kami estuvo haciendo en su momento.

La Asociación Okinawa Kenjin de Brasil que aglutina al 10% de la comunidad nikkei es un entidad fuertemente unida y en ocasión de los 110 años de la Inmigración Japonesa es un importante apoyo para agilizar el tratamiento de esta demanda ante la Comisión de Amnistia (en portugués Anistia) del Ministerio de Justicia.

Durante al gestión del Partido de Trabajadores se ha formado una Comisión de la Verdad para investigar las violaciones a los derechos humanos del régimen militar brasileño. Es por eso que en el año 2013 se produjo una audiencia pública en el Congreso Estatal de Sao Paulo para conocer las persecuciones a los inmigrantes japoneses durante y la posguerra. Esas declaraciones fueron registradas en la Comisión mencionada y en base a eso Okuhara hace la demanda ante la Comisión de Amnistía en el año 2015.

En América del Norte en los ’80 lograron las disculpas del gobierno, pero en Sudamérica estaban los militares

En agosto de 1988 el Presidente Reagan de los Estados Unidos firmó un Acta donde se disculpa oficiamente por los desalojos y ubicación forzada en los centros de recolocación a los inmigrantes japoneses y sus descendientes durante la IIº Guerra Mundial. Además, aprobó la paga de una compensación de 20.000 dólares a cada uno de los damnificados. En el vecino país de Canadá, los nikkei habían presentado una demanda de daños y perjuicios en 1983 y en setiembre de 1988 el gobierno de dicho país no solo compensó de manera particular sino también a la comunidad nikkei en su conjunto.

Sin embargo, en Sudamérica, durante los años ’60 al ’80, muchos países fueron gobernados por regímenes militares y por ende hacer una revisión democrática de la historia era algo inviable y difícil de concretar. Solo años antes del 2000 cuando surgen admnistraciones de izquierda en varios países se produce un ambiente más propicio para este tipo de demandas históricas.

Sin embargo, en la Comisión de Amnistía hay más de 20.000 casos con demandas. Actualmente, están deliberando los casos presentados del 2000 hasta la primera mitad de esa década por lo que a medida que pasa el tiempo los testigos van falleciendo, como ha pasado este año con Kami. Okuhara quiere concretar esta disculpa oficial lo más pronto posible y justo estaba buscando un entidad nikkei que los apoyara.

El cambio de titularidad o recuperación de la titularidad del inmueble de la Escuela de Idioma Japonés de Santos se produce en el Dia del Inmigrante, el 18 de junio (2018). En ese acto, estuvo presente un político que brindó todo su apoyo desde el comienzo, el Diputado Federal Joao Papa, quien dijo en la ceremonia: “Si bien es un hecho registrado durante la guerra, lo que fue incorrecto es incorrecto. Admitir ese error es la devolución de esta propiedad. Para no olvidar esta historia hay que seguir transmitiendo y anhelo que este lugar sea el símblo de paz permanente”.

Y el alcalde de Santos, Paulo Alexandre Barbosa, resaltando el esfuerzo de años de los que emprendieron este reclamo, señaló: “Ha comenzado un nuevo capítulo de la historia basado en la Justicia, Igualdad y Dignidad. En el mundo hay muestras de fundamentalismos y xenofobia, pero los japoneses que han contribuído al desarrollo de Brasil con sus logros nos enseña que la convivencia entre diversas razas permite construir un futuro de Paz. Esta devolución es el resultado de un esfuerzo conjunto entre los inmigrantes japoneses y nosotros”.

Hay que reconocer que esta devolución fue algo imposible de concretar sin la colaboración de los politicos brasileños. Es el logro de un esfuerzo conjunto y es un proceso de colaboración que tiene un valor incalculable.

El sentido de esta devolución de la titularidad del inmueble a la Asociación Japonesa de Santos en ocasión de los 110 años de la Inmigración Japonesa a Brasil, es que en este reclamo hubo un trato igualitario a los inmigrantes extranjeros para que sea pueda convivir en paz. Para que los errores del pasado no se repitan es de suma importancia que estos hechos sean vistos con mucha seriedad en todo el mundo.

 

© 2018 Masayuki Fukasawa

110th anniversary Arata Kami Brazil discrimination forced removal japanese language school Mario Jun Okuhara okinawa santos World War II