Elija un idioma principal para aprovechar al máximo nuestras páginas de la sección Artículos:
English 日本語 Español Português

Hemos realizado muchas mejoras en las páginas de la sección Artículos. ¡Por favor, envíe sus comentarios a editor@DiscoverNikkei.org!

Uniendo a los Nikkei a través de la música — Yuko Nakasone

Durante los eventos de Okinawa Latina, también hay un lugar para interactuar con los niños Nikkei

La sociedad Nikkei en Perú

Hay un evento musical en donde músicos Nikkei participan con un objetivo en común: mostrarle al mundo la fusión latina/okinawense. El nombre del evento es Okinawa Latina y el fundador es Alberto Shiroma, cantante y compositor de la famosa banda latina Diamantes. Él también es Nikkei sansei (tercera generación) nacido en Perú. Le preguntamos a Yuko Nakasone, quien ha sido la productora de Okinawa Latina desde 2016, sobre la historia de Okinawa Latina y su relación con la comunidad Nikkei.

Yuko se unió a Okinawa Latina desde su lanzamiento en el año 2015 aceptando la propuesta de Alberto Shiroma, y desde el año 2016, se ha convertido en la representante y productora de dicho evento. La segunda vez que se realizó Okinawa Latina fue en el marco del Uchinanchu Taikai (el Festival Mundial Okinawense que se realiza cada cinco años reuniendo a todos los okinawenses del mundo en Okinawa). Okinawa Latina formó parte del Uchinanchu Taikai con la participación de Gus Hokama de Argentina, y otros nikkei sansei de otras partes del mundo.

Yuko nos cuenta: “Me sorprendió por completo cuando escuché cantar a Gus por primera vez”. Su primer contacto con él fue en el año 2015 cuando Gus fue a Okinawa por una beca de tres meses brindada por la municipalidad de Kitanakagusuku, donde reside Yuko. Entre claveles fue una de las canciones de Gus que llamó poderosamente la atención de Yuko, una canción que dedica a sus abuelos, contando parte de su historia, relatando sus dificultades, su emigración en barco de Okinawa a Argentina, su arduo trabajo cultivando claveles y criando a sus hijos y nietos en el campo. Yuko agrega: “en el pasado, ya se habían compuesto canciones sobre la inmigración, pero nos transmitían tristeza y dolor por no poder volver a su país; pero la canción de Gus es diferente, él nos transmite con su letra y su melodía, un sentimiento lleno de alegría, de esperanza por volver algún día al país de sus abuelos”.

Actualmente Yuko es la productora de Gus y descubrió a partir de él, que hay algo en común entre los músicos Nikkei sansei y yonsei (cuarta generación). “Las nuevas generaciones de Nikkei tienen la particularidad de haber heredado de sus antepasados la cultura japonesa u okinawense, y al mismo tiempo haber abrazado la cultura del país donde nacieron. Eso hace que al escuchar su música denote una increíble fusión, algo genuino que no existe en Okinawa ni en Japón. Es un género totalmente nuevo”.

Yuko tiene como misión transmitir al mundo el poder de esta generación de jóvenes Nikkei. “Ya sea en Japón o en Argentina, en cada actuación de Gus, subo al escenario y trato de transmitirle al público la magia que hay en estos jóvenes Nikkei, un estilo musical que no hallé en Japón. Creo que es mi deber transmitirlo porque ni los japoneses ni los Nikkei se han dado cuenta aún del potencial que tienen. Si los japoneses se dieran cuenta de esto, el orgullo por tener sangre japonesa sería aún mayor. Kazuo Ishiguro, que recibió el Premio Nobel de Literatura el año pasado, es británico con ascendencia japonesa (de la prefectura de Nagasaki). Se ha dicho que su trabajo no hubiera sido posible si él no tuviera el trasfondo japonés. La prensa japonesa recogió su noticia porque sus logros se convirtieron en un ‘orgullo japonés’, a pesar de haber sido educado en un contexto cultural diferente”.

Yuko, también productora de Gus Hokama saliendo al escenario para hablar sobre lo maravilloso que es el Nikkei

Si los japoneses y los nikkei se reconocieran mutuamente, esto llevaría a la creación de una relación más amigable entre ambas partes. Y si al mismo tiempo pudieran cooperar entre sí, se podrían realizar grandes proyectos. “En un futuro cercano tengo como propósito convocar a músicos Nikkei del mundo y realizar un festival en Tokio y también barajar la posibilidad de crear un musical con lo Nikkei como eje principal”.


Okinawa y Japón vistos desde Perú

Yuko nació en Okinawa. Sus abuelos fueron la primera generación de japoneses en emigrar a Perú. Creció rodeada de objetos raros que sus familiares enviaban desde el extranjero. Ella tiene un recuerdo que revive como si fuera ayer. Estando en el aeropuerto de Naha, sus abuelos llegaban a su tierra natal luego de 35 años de haber emigrado. Yuko tenía en ese momento seis años. Al descender del avión, su familia los recibió en el hall del aeropuerto bailando Kachashi (la danza de la alegría de Okinawa) y con los típicos silbidos de su música. Los abuelos, conmovidos, también comenzaron a bailar y todo fue lágrimas y fuertes abrazos. Vio, por primera vez, una manifestación tan pura del amor que existía entre sus familiares.

Yuko, luego de haber trabajado en Tokio por 18 años realizando producciones de programas de televisión, decidió viajar a Perú. Diez de sus parientes vivían bajo el mismo techo. Ella solo conocía a tres de ellos. La mayoría no hablaba japonés, pero aun así, planeaba quedarse por tres meses para conocer a su familia. Nunca se imaginó que sería tan difícil aprender el español, pero entendió que para poder comprender la esencia de su cultura y sus raíces, debería pasar más tiempo en el país, por eso siguió postergando su regreso a Japón.

Afortunadamente encontró en la gastronomía peruana una forma de entablar una conversación y así poder aprender mejor el idioma. La gastronomía también era una de sus pasiones. Comenzó a investigar sobre su increíble cultura culinaria. “Mientras más aprendía, más atractivo se volvía. Además los mismos peruanos dicen que la comida peruana es la mejor del mundo, y eso me generaba mayor interés”.

A través del mundo gastronómico, tuvo la posibilidad de conocer y entrevistar en varias ocasiones a Gastón Acurio, un eximio chef peruano. En el año 2008 el señor Acurio se dio a conocer al mundo, y sobre todo, revolucionó a su país. En momentos de terrorismo, inflación y de miedo, los peruanos, a través de su comida, pudieron recuperar el orgullo por su patria. El chef Acurio también fundó una academia de cocina de primera clase para los jóvenes en situación de pobreza a quienes luego de egresar de su academia, los envía a conocer el extranjero. Hay una frase que a Yuko le ha quedado en su memoria luego de entrevistar a Gastón: “Si la estrategia es seria, moverá el país”. Algo que también se ha dado cuenta Yuko es que la fuerza para poder sobrevivir hizo que los Nikkei terminaran fusionando la comida japonesa con la peruana.

También le llamó la atención que los Nikkei siempre hacen referencia a su sangre, al orgullo de ser japoneses u okinawenses y, por el contrario, ese sentimiento no se ve con reciprocidad en Japón. “Cuando vivía en Okinawa, cuántas veces al año habré pensado en mis familiares que vivían en Perú… Quizás al recibir en Año Nuevo una llamada desde Perú… pero no era muy frecuente. Los Nikkei siempre tienen presente a sus familiares de Japón y Okinawa a lo largo de toda su vida”.

Pero todo llega a su fin. En medio de este enriquecedor viaje, Yuko recibió el llamado de un familiar que le comunica que sus padres habían sido hospitalizados. Así que luego de cuatro años de haber vivido en el extranjero, retorna a Okinawa.

Hoy, Yuko es productora de música y eventos, trayendo músicos Nikkei a Japón y transmitiendo el significado de ser Nikkei y el valor que eso conlleva.

“Actualmente, hay muchas personas en Japón que desconocen la historia de la migración, y que tampoco saben que gracias a los issei, más del 60% del apoyo económico posguerra fue aportado desde el extranjero, por el esfuerzo de estos mismos emigrantes japoneses. Yo tengo la convicción de que la música Nikkei, será el puntapié inicial para que los japoneses y sus descendientes conozcan su historia”.

Ahora, el núcleo de la sociedad Nikkei son los sansei y yonsei. En el futuro cercano, cambiará a gosei (quinta generación) y rokusei (sexta generación), lo que significa que su interés o sentimientos hacia Japón podrían desvanecerse o volverse mínimos. Yuko cree que esta podría ser la última oportunidad para conectar a la sociedad Nikkei con Japón, que ahora es el momento. “Tengo la esperanza de que la palabra Nikkei se conozca en todo el mundo”.

 

© 2018 Keiko Fukuda

Gus Hokama identity music okinawa Okinawa Latina peru Yuko Nakasone