Elija un idioma principal para aprovechar al máximo nuestras páginas de la sección Artículos:
English 日本語 Español Português

Hemos realizado muchas mejoras en las páginas de la sección Artículos. ¡Por favor, envíe sus comentarios a editor@DiscoverNikkei.org!

culture

ja es

Los nikkei de América Latina y los nikkei latino

La comunidad nikkei y la generación “millenials” en la era digital global

Programa DALE, en Buenos Aires, Argentina, en febrero de 2017. El comité organizador no son solo jóvenes sino también hay miembros de la comisión anterior y varios mayores que brindan asesoramiento y apoyo económico. El lema de este año es “ALGO PUEDE CAMBIAR”.

Los que han nacido en la época de la burbuja económica de Japón (aproximadamente de diciembre de 1986 al mes de febrero de 1991) son indefectiblemente los llamados de la “generación millenials”, por lo que la gran mayoría de los jóvenes de hoy, al año 2017, sean estudiantes de la secundaria superior como los universitarios, en mayor o en menor medida, estarían en esta categoría. Para las empresas es todo un desafío formarlos y capacitarlos como recursos humanos y diseñar una estrategia comercial para captarlos como mercado consumidor. Desde el año 2000 se empezó a tomar interés por ellos y en muchas universidades y centros de investigación comenzaron a estudiar este nuevo “fenómeno social y generacional” que pertenecen a una generación digital y llevan una vida social y personal muy diferente. Las empresas quieren saber más sobre ellos para diseñar su estrategia de capacitación de personal y de captación de mercado, la administración pública para conocer la conducta como contribuyente y la política como electores.

 Dado que tengo la posibilidad de relacionarme con jóvenes nikkei de América Latina que vienen como estudiantes becarios a Japón, trato de observar sus reacciones, pues si bien no es lo mismo la conducta en un país industrializado que en un emergente o en desarrollo, la digitalización del mundo hace que tengan comportamientos en común. Además, sin exagerar, se hace necesario conocer mejor las particularidades de los jóvenes “millenials” nikkei de esta región para implementar con más efectividad, por ejemplo, el Programa de Voluntarios para las Comunidades Nikkei1 que realiza la JICA (Agencia de Cooperación Internacional de Japón) como el Programa JUNTOS2 del Ministerio de Asuntos Exteriores de Japón que va dirigida al intercambio de los jóvenes entre ambos países.

 Acerca de la Generación de los Millenials existen diversas apreciaciones y valoraciones y tan solo ver algunos escritos de los periódicos de España y algunos países de Sudamérica3 se puede apreciar lo siguiente: “Son unos perezosos que solo hacen lo que les interesa”, “Como han sido criados muy mimados y sobreprotegidos hay muchos que son muy a su modo”, “Son poco persistentes, pero muy sensibles y amables”, “Son idealistas y solo se relacionan con los que comparten esos pensamientos (significa que en ocasiones, no son muy abiertos)”, “Cuando comparten los mismos objetivos o valores son capaces de relacionarse y cultivar una amistad a través de las redes sociales”, “Los que dominan idiomas pueden tener muchos “amigos” en todo el mundo pero se mueven en un ámbito bastante limitado”, “Suelen aburrirse enseguida, por lo que aunque entren a un grupo se salen enseguida”, “No suelen ser partidarios de un partido político o religión y por ende parecen más tolerantes y contemplativos”, “Aprecian lo multicultural y la diversidad pero cuando se dan cuenta que eso implica una dedicación o carga muy pesada, no hacen el suficiente esfuerzo de comprenderlo”, “Les encanta lo visual y lo que no es así no le prestan mucho interés” (pueden simplicar demasiado las cosas y evaden lo que es complicado entender), “No les gusta gastar en cosas innecesarias y compran lo que les atrae y les interesa” (no lo que compran los demás), “No les interesa tanto la casa o el coche propio y evita lo que es muy costoso”, “Perciben que en este mundo globalizado solo algunos del sector financiero y los hombres de poder son los que llevan una vida de ricos y sienten que hay una desigualdad muy pronunciada en el mundo de hoy”, “Denuncian esta desigualdad e injusticia con personas de otras generaciones y apoyan a candidatos que representan esas ideas” (Ej: Candidato presidencial en los EE.UU, Bernard Sanders), “Aunque estudien mucho en alguna universidad como exigen los padres, ya presienten que no van a poder pagar el crédito universitario”, “Lo importante es el presente, los amigos con quienes comparte esas ideas y no confían mucho en el sistema vigente”, etc.

 Desde luego, esto son apreciaciones muy generales, pero es muy posible que aquellos que tienen cierta relación con jóvenes de esta edad se sientan en parte identificados con algunas de estas aseveraciones. Desde tiempos remotos los más adultos dicen con preocupación y decepción: “¡Estos jóvenes de hoy!”; pero, la diferencia es que ahora toda reacción o actitud se propaga de manera instantánea porque estamos en una era digital muy globalizada. Además, el hecho de que compartan valores o situaciones no significa que se resuelvan los problemas ni ayude a resolverlos. A veces solo se crea una ilusión de que están acompañados “por todo el mundo” pero detrás de eso no hay nada; aunque, también es cierto que en determinadas circunstancias se puede generar conciencia o sensibilidad sobre un determinado asunto o tema y provocar un cambio positivo.

 Los jóvenes nikkei que vienen a Japón para estudiar o capacitarse también tienen de una u otra manera estos elementos que se ha mencionado y si bien son muy aplicados en el aprendizaje, a veces, por más sensibilidad que tengan no tienen un pensamiento eje que les sirva para comprender mejor la complejidad de los temas y de la historia. Por otra parte, aunque parezcan un tanto pasivos, no dejan de expresar sus pensamientos en las redes sociales e incluso en las clases, pues cuando uno pide por escrito la opinión sobre un determinado tema suelen escribir con sinceridad y fundamento lo que piensan (esto se da más en los claustros universitarios japoneses). En general detestan las injusticias de una sociedad y por ejemplo lo que sucede con las firmas japonesas de la “lista negra” que no cumplen con lo mínimo de las normas laborales y provocan muertes por exceso de trabajo “karoshi”, para ellos es totalmente condenable y despreciable. Sin embargo, no es que vayan a una movilización en la plaza central o frente al Parlamenteo para protestar como ocurrió en los ’60, sino que lo expresan en las redes o simplemente se alejan de esa situación u organización. Lo que las generaciones anteriores lo tenían como “ejemplo” o “estilo de vida o valores generalmente aceptados”, para ellos no es tan importante y actúan solo en base a lo que creen correcto o conveniente. No se sienten muy atados a ideas fijas, por eso en mis clases suelo hablarles sobre Japón con algunos puntos de vista de Sudamérica y cuando voy a estos países de la región con percepciones japonesas. De esa manera, los oyentes suelen prestar más interés y se puede generar un debate más interesante y ameno. No es fácil mantener la atención.

 Estos jóvenes “millenialls” son de la generación digital pero eso no significa que vivan en un mundo iluso. Suelen ser bastante realistas y es por eso que quieren conocer la realidad y lo que es viable para sobrellevar o resolver algo. Es cierto que suelen simplificar demasiado los problemas y se apuran demasiado en exigir respuestas, que sería el defecto que tienen, pero presiento que no les gusta que les dibujen un mundo “ideal” y será por eso que no confían mucho en la política, sea de la derecha o de la izquierda. La preocupación es que los jóvenes de ambos extremos exigen respuestas rápidas, “visibles” y contundentes, lo cual no siempre es bueno.

 En la Universidad suelo preguntar a los estudiantes japoneses: ¿En qué gastarían si tuvieran un aumento en los ingresos o un ingreso extra importante? Y estos jóvenes de 19 a 21 años, por lo menos más de la mitad, contestan: “Quiero ahorrar para cuando me jubile”, dejándome atónito, pues siquiera han empezado a trabajar ni a disfrutar de la vida. Seguramente si hago la misma pregunta en algún país de Sudamérica, muchos me dirían: “Lo gastaré en comprar tal o cual cosa, o a disfrutar con mi familia y amigos”.

 Pero, por otro lado, esta generación tiene la virtud de hacer donaciones o participar en tareas de voluntariado aunque no tengan muchos recursos económicos. Si el objeto de esa donación es visible y hay una rendición de cuenta confiable no titubean en hacerlo vía online4, de manera digital, como así también van sin pensar mucho a las zonas de desastre de un terremoto para ayudar a los damnificados.

 En los trabajos de grupo suelen buscar el consenso y será por eso que los programas nikkei para jóvenes como el DALE (Argentina), Lidercambio (Perú), Vibra Joven (México), etc. requieren de tiempo en la preparación. Suelen escuchar las recomendaciones de los mayores, pues estas actividades requieren de bastante apoyo, soporte y hasta donaciones de los “sempai” o padrinos que aportan una determinada suma. Piensan en cómo realizar las diversas actividades para que los participantes, incluso de otros países, se sientan acompañados en su estadía y que esa experiencia sea satisfactoria y enriquecedora. Tampoco es prioritario que todos acuerden sobre un tema o problema sino que privilegian el fortalecimiento del grupo y la autoestima de los más tímidos. Siempre hay algunos que no se animan a expresar sus ideas o a compartir sus experiencias, pero la idea de estos talleres es generar esos cambios, y de manera natural algunos se van formando como líderes para gestionar el trabajo en grupo. Lo que sí hay que aclarar que eso no significa que el sentido de pertenencia a ese grupo o institución organizadora sea fuerte con una lealtad indiscutible, al contrario, es una relación amena y amigable; caso contrario, esos jóvenes se alejarían del grupo.

 Antes de decir: “¡éstos jóvenes de hoy!”, lo importante es comprender mejor las características de esta generación de los “millenials”, pues, con ellos hay que seguir conviviendo y muchos de los problemas que se han postergado será necesario la inteligencia, la creatividad y el empuje de ellos. Lo importante es compartir este proceso de búsqueda de respuestas con las demás generaciones y construir una relación de confianza. Seguramente, será mucho más provechosa que excluírlos o negarles los atributos que tienen.

 

Notas:

1. JICAの海外ボランティアとは? >> 

2. Juntos!! 中南米対日理解促進交流 >>

3. Carolina Mila, ¿Estaos criando una generación de inútiles?, UPSOCL,2015.

 Luján Scarpinelli, Los Millennials y el dinero: ahorro e inversión de una generación con muchos objetivos y pocas certezas, La Nación, 2016.05.09.

 Sanae Akiyama, 世界は、ミレニアル世代の「自己顕示欲」が社会を揺るがす時代に突入している、WIRED, 2014.10.13

 2016年デロイトミレニアル年次調査「次世代のリーダーたちの獲得をめざして」

4. ファンドレイジングというもので、目的別・事業別に寄付することができ、その結果をフォローすることもできる。

日本ファンドレイジング協会 Japan Fundraising Association (Japonés y Inglés)

 

© 2017 Alberto J. Matsumoto

JICA JUNTOS millenials student exchange volunteers

Sobre esta serie

El licenciado Alberto Matsumoto encara las distintas facetas del Nikkei en Japón. Desde la política migratoria sobre la inserción al mercado laboral del inmigrante hasta su inculturación a las costumbres y lenguaje japonés a través de la educación primaria y superior. Analiza la vivencia interna del Nikkei latino con su país de origen, su identidad y su convivencia cultural personal y social en un contexto cambiante de globalización.