Elija un idioma principal para aprovechar al máximo nuestras páginas de la sección Artículos:
English 日本語 Español Português

Hemos realizado muchas mejoras en las páginas de la sección Artículos. ¡Por favor, envíe sus comentarios a editor@DiscoverNikkei.org!

culture

es

Economista Marco Carrasco: “Siempre me ha fascinado la cultura japonesa”

Marco Carrasco Villanueva es economista de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos del Perú, fascinado por la cultura japonesa. Foto: © Asociación Peruano Japonesa / Karina Flores

Marco Carrasco Villanueva ha hecho noticia en el Perú. La publicación en la página web de su alma mater, la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, sobre el primer puesto obtenido en una maestría en la Universidad Sorbona de París, puso todos los reflectores sobre este joven estudiante peruano que, más allá de sus logros académicos y su quehacer profesional, es también un apasionado del Japón y su cultura.

“Siempre me ha fascinado Asia y en especial la cultura japonesa, esa interesante mezcla entre lo tradicional y lo moderno”, dice de entrada Marco, quien revela que sus padres le pusieron ese nombre porque les gustaba mucho el recordado dibujo animado (“ellos no sabían que era un anime”, aclara) de aquel niño que va de los Apeninos a los Andes en busca de su madre.

“Cuando lo veo en retrospectiva, me siento muy marcado por Japón. Crecí viendo programas como Nopo y Gonta y teatro de marionetas de la NHK que hasta ahora veo en YouTube; me gustaban bastante las historias de Urashima Taro, Kaguyahime, Momotaro, que me capturaron por lo diferentes que eran”, señala.

Luego, su familia se mudó cerca del Centro Cultural Peruano Japonés, que empezó a frecuentar, e inclusive estudió allí japonés durante un año. “Algo que valoro mucho es el aprendizaje cultural que uno tiene a través del idioma y es lo que más me interesa ahora de estudiar un idioma”, señala Marco, quien habla inglés, francés, portugués, chino, un poco de coreano, japonés e italiano. Esta pasión lo ha llevado además a aprender lenguaje de señas, quechua, shipibo, awajun, entre otras lenguas originarias, que considera ventanas a culturas distintas, que muchas veces permanecen invisibles en nuestra sociedad.

Marco es un asiduo asistente a los Matsuri. En una de sus ediciones, quedó atrapado por el sonido de los taikos, tanto, que decidió inscribirse en la agrupación Ryukyu Koku Matsuri Daiko, de la que formó parte por año y medio. (Foto: Archivo personal)

“También tuve una muy buena amiga nikkei, que falleció hace unos años; la recuerdo porque influyó mucho en mi acercamiento con la comunidad peruano japonesa”, cuenta Marco, que empezó a asistir a diversas actividades como el Matsuri, donde quedó atrapado por el sonido de los taikos, tanto, que decidió inscribirse en la agrupación Ryukyu Koku Matsuri Daiko, de la que formó parte por año y medio, antes de partir a Francia.
 

UNA MIRADA A LOS PAÍSES ASIÁTICOS 

En su búsqueda de qué cosas le podían interesar sobre la carrera de economía que estaba estudiando, Marco conoció al profesor Carlos Aquino, uno de los especialistas más reconocidos en estudios sobre las economías asiáticas. Conectó rápidamente por ese interés que ya tenía de mucho atrás por países como Japón, China o Corea, y fue así como fundaron una agrupación académica, el Grupo Asia.

Actualmente, Marco está enfocado en entender más la economía china por el contexto actual y porque además este país viene promoviendo y financiando diversas investigaciones que permiten que profesionales como Marco se acerquen a conocer de manera más detallada los alcances de su desarrollo.

Marco, quien ya ha viajado a China y Corea, señala estar ansioso de conocer Japón. “Así como Francia, Japón es un país que me interesa culturalmente y en temas de investigación”, señala.

“Luego de la restauración Meiji, Japón fue el primer país del Este que se abrió al mundo, adquirieron costumbres occidentales, inclusive de modelos económicos y políticos, pero a la vez mantuvieron esa cultura que había permanecido aislada, hasta cierto punto homogénea, y se consiguió una mezcla muy interesante”, opina Marco, para quien Japón es un país culturalmente autosuficiente, capaz de cubrir la demanda de su población con sus propias producciones culturales, como los animes, por ejemplo.  
 

EL SOFT POWER DE JAPÓN

“Sigo fielmente Dragon Ball Super, soy fan de Goku, voy a Arenales (centro comercial que concentra la venta de productos asiáticos), he seguido animes como Super Campeones, como Seinto Seiya; es un disfrute muy interesante por lo complejo de las tramas de los animes, con alto contenido emocional; tienen de historia, de mitología, tienen gran contenido filosófico”, dice para explicar “esa especie de magia” que siente que Japón tiene y que se ha enraizado en su generación.

Marco señala que junto con Corea, y mucho más que China, Japón es uno de los países que tiene mayor capacidad de soft power, aquella influencia que ejerce un país no por poder político o económico, sino por una especie de influjo cultural.

La estrategia de incluir populares personajes de anime, manga y videojuegos como embajadores de las olimpiadas que se celebrarán en Tokio en 2020, es parte de este objetivo. 

“Sigo fielmente Dragon Ball Super, soy fan de Goku”, dice Marco Carrasco, sobre su afición por este y otros anines. (Foto: Archivo personal)


ECONOMÍA DEL COMPORTAMIENTO

A la par de sus estudios sobre Asia, Marco se ha especializado en la economía del comportamiento, un enfoque emergente que, señala, lo que sugiere es tomar algunas lecciones de la psicología y otras áreas de las neurociencias, para entender mejor el comportamiento y las decisiones de los agentes económicos, tanto las personas como las instituciones.

“La teoría de la economía convencional asume que las decisiones son racionales, medidas, pero no somos máquinas; nos dejamos llevar mucho por nuestras pasiones, por nuestras emociones, y esto puede explicar ciertas anomalías en la economía. Mi enfoque es que entender mejor los sesgos de las personas permite aplicar cierto tipo de modificaciones en el diseño de políticas públicas, en medioambiente, educación, etc.”.

* * * * *

PERFIL

(Foto: © Asociación Peruano Japonesa / Karina Flores)

  • Marco Carrasco Villanueva es economista por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.
  • Ocupó el primer puesto en la maestría de investigación en economía y gestión, con mención en economía y psicología, que cursó entre 2013 y 2015 en la Universidad de París 1 Panteón - Sorbona (Francia).
  • Ha sido voluntario en la ONU, en la promoción de los objetivos de desarrollo sostenible.
  • Sus investigaciones están centradas en la economía del comportamiento y su aplicación a las políticas públicas, y ha desarrollado el proyecto BEST: Behavioral Economics & Data Science Team.
  • Asimismo, investiga las economías asiáticas, principalmente de China y Japón, y forma parte del Grupo Asia, agrupación académica de la Universidad de San Marcos.
  • En febrero y marzo participó como delegado invitado en dos congresos sobre desarrollo e innovación en Asia del Este, que se realizarán en la Universidad de Harvard y en la Universidad de Beijing.

 

* Este artículo se publica gracias al convenio entre la Asociación Peruano Japonesa (APJ) y el Proyecto Discover Nikkei. Artículo publicado originalmente en la revista Kaikan Nº 108, y adaptado para Discover Nikkei.

 

© 2017 Texto: Asociación Peruano Japonesa

anime asia culture economics language peru student