Elija un idioma principal para aprovechar al máximo nuestras páginas de la sección Artículos:
English 日本語 Español Português

Hemos realizado muchas mejoras en las páginas de la sección Artículos. ¡Por favor, envíe sus comentarios a editor@DiscoverNikkei.org!

Los nikkei de América Latina y los nikkei latino

El perfil de los recursos humanos globales de Japón – 1º Parte

Las expectativas del gobierno, de las empresas y de las universidades

Es muy posible que no exista otro país como Japón que se hable tanto sobre los “recursos humanos globales” (global jinzai). Hace 23 años cuando llegué a este país se hablaba de los recursos humanos con perfil internacional (kokusaitekina jinzai) pero hoy nuevamente, tanto en los establecimientos educativos como en las agrupaciones empresariales se habla de la necesidad y la importancia de formar estos recursos para mantener o incrementar la competitividad internacional tanto dentro y fuera del país.

El Ministerio de Educación, Cultura y Ciencia de Japón define este concepto de la siguiente manera: “Tiene por objeto formar personas con una visión amplia con conocimientos generales y a la vez técnicos (específicos), manteniendo siempre la identidad japonesa, y que sean capaces de construir relaciones humanas más allá de las diferencias de idioma, cultura y valores. Es para que tengan capacidad de comunicación y armonización de las diferencias y ser conscientes en contribuir socialmente para las generaciones subsiguientes”.

Y el Consejo para la Promoción de Recursos Humanos Globales del gobierno (Oficina de Gabinete) hace hincapié en 3 elementos: 1) Manejo de idiomas y capacidad de comunicación, 2) Capacidad de iniciativa y espíritu para asumir desafíos, actitud armonizadora, flexible, responsable y de convicción en llevar a cabo una misión, 3) Comprensión sobre la diversidad cultural e identidad que lo distinga como japonés.

Y el sector empresarial lo define de manera más práctica señalando que son “empleados (profesionales) capaces de realizarse por sí solo en las oficinas del exterior, expresar sus pensamientos y actuar por sí mismo. Debe ser capaz de trabajar de manera conjunta y coordinada con personas que piensan de otra manera en un ambiente cultural diferente”. Desde luego no descartan el manejo del inglés u otro idioma pero lo más importante es que el profesional sepa hacer su trabajo y sea persistente e incansable en la tarea que se le asigna.

Octubre de 2012, en una reunión internacional sobre Ciudades Interculturales en San Sebastián, España. A pesar de que se usa el inglés en estas reuniones no todos lo dominan a la perfección y aún teniendo un buen nivel académico la experiencia es lo que cuenta.

Más allá de las definiciones la pregunta es cuánto de los estudiantes universitarios de Japón (el 53% de los que terminan la secundaria ingresa a alguna universidad, unos 600.000 al año) logran estas capacidades o buscan formarse con conciencia para adquirir estas cualidades y cuántas universidades están preparadas para formar este tipo de recursos humanos.

Ante todo es necesario una buena formación básica en historia, cultura, economía, política y sociedad japonesa, por más que manejen uno o varios idiomas extranjeros. Las empresas son muy conscientes que una maestría o un doctorado no garantiza que un profesional trabaje en un ambiente complejo en el exterior. De ahí la necesidad que los jóvenes hagan más experiencia en el exterior o por lo menos se relacionen más con estudiantes extranjeros que estudian en este país (más de 140.000).

Los expertos señalan la importancia de una formación más integral en conocimientos y materias prácticas para el desempeño de tareas internacionales y que el inglés de las escuelas y universidades es bastante mediocre o insuficiente para una buena inserción laboral.

La otra realidad es que solo el 10% al 20% del total de los graduados son los que podrían trabajar en esos ámbitos llamado “globales” y los que están llegan a cargos de negociación y dirección administrativa es una elite más pequeña. Es por eso que muchos señalan que antetodo las universidades deben preparar recursos humanos para las necesidades del mercado interno con una preparación básica para el desempeño de tareas dentro del país.

De todos modos, sea en el sector privado como en el público, nadie niega la importancia de personal con perfil internacional pues los municipios o las prefecturas y las mismas empresas pequeñas y medianas (pymes) necesitan contactarse más que antes con el exterior para ampliar negocios e inversiones, recibir turistas u organizar eventos artísticos y culturales con invitados extranjeros, etc.

No hay que olvidar que Japón sigue siendo una potencia de primer orden más allá de que el Producto Bruto Interno haya pasado del 2º al 3º lugar, cediendo el puesto a China. El PBI de 5.2 billones de dólares es casi el equivalente al de toda América Latina. Exporta por 630.000 millones de dólares e importa por 700.000 millones y su ingreso per cápita promedio oscila los 40.000 dólares (datos del 2012). La tasa de desempleo es la más baja de todos los países industrializados con el 4.3%, la desigualdad social no es tan pronunciada y es una de las sociedades más segura del mundo. Si bien es cierto que el mercado consumidor está saturado en muchos aspectos, para las empresas del exterior sigue siendo un mercado atractivo e interesante.

Los tratados de asociación económica (EPA-TLC) como el convenio TPP (Trans-Pacific Partnership) que actualmente está en plena negociación promoverán aún más la internacionalización del comercio y por ende muchas empresas del mercado doméstico requerirán de personal que pueda hacer frente a los nuevos desafíos dentro y fuera del país. Lo mismo si se quiere brindar una hospitalidad más diversificada a los extranjeros que visitan Japón.

En ese sentido, la formación de recursos humanos globales debería tener un perfil más estratégico y selectivo, pero a la vez es necesario que tengan flexibilidad y capacidad de adaptación a las situaciones no previstas, algo nada fácil en los japoneses que gustan de sistematizar sus conductas, las modalidades de atención y de trabajo (manualizar situaciones y funciones).

Como se ha señalado párrafos arriba los graduados universitarios que trabajan en firmas comerciales, bancos, industrias líderes, etc. y en tareas específicas utilizando el inglés u otro idioma extranjero, rondaría del 10 al 20%. Pero, de ahora en más es muy posible que por las limitaciones del mercado interno muchas firmas tengan que lanzarse al exterior sea para diversificar mercados como proveedores, por lo que la demanda de personal global aumentaría. Sea en el rubro que fuere los que aspiran a estos puestos de trabajo deberán estudiar con mucha dedicación desde la secundaria para acceder a universidades y carreras con buena proyección en el mercado laboral.

Setiembre de 2013, en una charla en la Facultad de Ciencias Sociales-Relaciones Internacionales, de la Universidad del Salvador. Hay estudiantes de países vecinos y si bien estudian el inglés como materia de estudio pude observar algunos alumnos que estudian el chino y el japonés.

En cuanto al inglés u otro idioma es indispensable que logren un nivel razonable de comprensión y comunicación. Mi experiencia en la enseñanza del idioma español en una universidad pública y privada me ha permitido convalidar que si no son capaces de complementar los conocimientos básicos de la secundaria (koko) con los específicos de la Universidad no pueden generar una motivación suficiente como para aprender, comprender, razonar y pensar en otro idioma. Una cosa es la conversación básica pero otra cosa es entenderse y comunicarse entre idiomas diferentes para resolver o dar respuestas a las fricciones y malentendidos entre personas de diferente nacionalidad. Y en el mundo de las negociaciones es indispensable, aún con las limitaciones de tener que hacerlo en un idioma extranjero, expresar racionalmente las afirmaciones y requerimientos para buscar soluciones.

Los japoneses creen con lo que llaman “gi 義” que es lealtad y deber y el “jo 情” que son los sentimientos de gratitud o la sensibilidad hacia algo, pueden resolver de buena fe muchos de los problemas que se producen en los negocios como en la diplomacia. Puede ser ingenuidad o torpeza, pero dentro de su pragmatismo son elementos importantes para buscar soluciones en casi todos los ámbitos. En nuestro ámbito latino también hay elementos similiares pero la manera y el o los momentos en que se expresan y se utilizan son muy diferentes pues ambas manifestaciones son parte de la táctica de negociación para tomar el pulso de la contraparte, a veces sujeto a maniobras y traiciones y no es la base de entendimiento y confianza previa como la entienden los japoneses.

Viendo solo estos aspectos no es fácil ser un recurso humano global dado que requiere un gran esfuerzo personal, entusiasmo, aspiraciones y mucha voluntad. Las motivaciones lo pueden encontrar si estudian unos meses o un año en el exterior mientras son estudiantes o simplemente relacionándose con estudiantes extranjeros que están en las universidades japonesas. Uno mismo debe tomar iniciativas porque el ámbito internacional implica competir con recursos de excelencia, sea en la especialidad que fuere. No hay que esperar que lo “entrenen” sino uno mismo debe ganar experiencia para lograr aptitudes y ampliar sus relaciones.

Ser “global” es moverse en un ámbito internacional pero con una identidad propia capaz de envolver e incluir a los demás fomentando la comprensión y la búsqueda de respuestas. Por eso, cuando hay algun producto o servicio que tiene determinadas particularidades o valor agregado es objeto de atención y las empresas miran a los que lo han desarrollado y producido esos productos, a los recursos humanos que hay en un país o en una industria. Esas personas que están en el proceso productivo, en la venta y en el mercadeo a nivel mundial son indiscutiblemente recursos humanos globales, más allá de que sean conscientes de su rol como tal. Lo mismo pasa con los artistas, músicos, diseñadores, etc. que tienen un prestigio y reconocimiento importante en el mundo por sus obras.

Estudiantes argentinos que estudian en Japón, en una charla de CEGAJA en la Embajada en Tokio. En Japón hay más de 140.000 estudiantes extranjeros en las universidades pero son muy pocos los jóvenes japoneses que se relacionan con ellos. Estos contactos y experiencias podrían ser la mejor forma de probarse a sí mismo para ver si desean aspirar a ser un recurso humano global.

Lo que sí vale aclarar es que no es necesario que todos deban ser recursos humanos globales ni que las escuelas y universidades “justifiquen” parte de sus actividades en nombre de lo que es “global”, pues puede ocurrir que en vez de formar personas con un pensamiento abierto, flexible y diversificado, los encasillen en un “formato global” y se transforme en un elemento segregador. En Japón hay muchos funcionarios públicos, expertos y ejecutivos de las empresas que están en los niveles que el mundo exige. El tema es cómo canalizar esos recursos para que este país mantenga su protagonismo y siga siendo objeto de respeto y admiración con sus compromisos internacionales.

Dentro de este contexto, últimamente los nikkei de Sudamérica son objeto de atención porque las empresas japonesas desean aprovechar estos canales para abrirse mejor en la región, sea para conquistar nuevos mercados, invertir, desarrollar industrias o acondicionar infraestructuras, etc. ¿Estos nikkei están a la altura de estas circunstancias y preparados para tal fin e incluso desearán contribuir con este desafío? Eso lo veremos en la 2º Parte.

Referencias:

Consejo para la Promoción de los Recursos Humanos Globales http://www.jsps.go.jp/j-gjinzai/iinkai.html

Mnisterio de Economía e Industria de Japón http://www.meti.go.jp/policy/economy/jinzai/global/

http://www.sondeoeconomico.com/2011/01/18/incidencia-del-turismo-en-el-pib-de-espana-en-2010/

http://www.iet.tourspain.es/es-ES/turismobase/Paginas/default.aspx

Otras notas y articulos en idioma japonés:

刈谷剛彦、「日本の国際化は「防護壁」の中にある」、2013年の論点100、220-221頁、文藝春秋、2013年

内田樹、「若者を幸福にしたいなら「グローバル人材」なんて育てるな」、2013年の論点100、222-223頁、文藝春秋、2013年

成毛眞、「ビジネスマンでも九割は英語はいらない」、2013年の論点100、226-227頁、文藝春秋、2013年

「求められるグローバル人材~タフな機動力どう育む」、産經新聞、2013年7月15日、22頁

 

© 2013 Alberto Matsumoto

education global

Sobre esta serie

El licenciado Alberto Matsumoto encara las distintas facetas del Nikkei en Japón. Desde la política migratoria sobre la inserción al mercado laboral del inmigrante hasta su inculturación a las costumbres y lenguaje japonés a través de la educación primaria y superior. Analiza la vivencia interna del Nikkei latino con su país de origen, su identidad y su convivencia cultural personal y social en un contexto cambiante de globalización.