Elija un idioma principal para aprovechar al máximo nuestras páginas de la sección Artículos:
English 日本語 Español Português

Hemos realizado muchas mejoras en las páginas de la sección Artículos. ¡Por favor, envíe sus comentarios a editor@DiscoverNikkei.org!

Seran 60años de peregrinar al santuario católico más visitado del mundo

La Nacional e Insigne Basílica de Santa María de Guadalupe en el Cerro del Tepeyac, de la Ciudad de México, recibió en el año 2008 a cerca de 14 millones de visitantes, superando al Santuario de Lourdes, Francia (8 millones), a la Basílica de San Pedro, Vaticano (7 millones) y al Santuario de Fátima, Portugal (4.5 millones), (1) constituyéndose en el santuario católico más visitado del mundo.

En el marco de los 400 años del primer contacto entre México y Japón, que se está celebrando este año, la comunidad mexicano japonesa, llevará a cabo su Peregrinación # 60 a la Basílica de Guadalupe, el domingo 4 de Octubre de 2009, a las 13:00 horas para venerar a la Patrona de México y de las Américas.

Fue en 1949, al concluir la Segunda Guerra Mundial, cuando la Comunidad Católica Japonesa de México, guiada por su entonces Capellán, el R.P. José María Ramírez, M.J., llevó a cabo, con gran entusiasmo y devoción su primera Peregrinación a tan insigne santuario, misma que se sigue celebrando, por casi 60 años, el primer domingo de octubre de cada año.

Al fallecer el R. P. Ramírez en 1979, su cargo fue ocupado por asignación de Su Eminencia, el Sr. Cardenal Ernesto Corripio Ahumada, Arzobispo Primado de México, por el R.P. Xavier Escalada, S.J., quien había vivido en Japón durante once años. A lo largo de 27 años de su capellanía, el R.P. Escalada colocó a la Peregrinación de nuestra Comunidad, como una de las mejores de México, caracterizada por su dinamismo, colorido, entusiasmo, organización y orden.

Desde entonces se introdujeron emblemas japoneses, tales como:

- Take o bambú, símbolo de grácil fortaleza, del cual van suspendidos ‘tsurus’ o grullas
de papel, mensajeras de la constancia en el esfuerzo.
- El ‘gosho guruma’, carro cortesano, exuberante de flores y el ‘omikoshi’, Palanquín de la Guadalupana, que son conducidos y cargados por grupos de jóvenes, así como también las ‘tanabatas’, conjunto de flores de gran colorido que flota como el titilar de las estrellas y las ‘hata’ o banderas al estilo de las casas feudales con ‘motes’ o alabanzas a María, tales como:
- ‘Ake no hoshi’, Estrella de la mañana,
- ‘Ten no mon’, Puerta del paraíso,
- ‘Heiwa no genko’, Reina de la paz,
- ‘Byosha no nagusame’, Consuelo de los enfermos,
- ‘Tenshu no Haha’, Madre del señor del Cielo,
- ‘Jachi no za’, Trono de la Sabiduría,
- ‘Tenshi no Genko’, Reina de los Ángeles.

Dos grupos de damas llevan las enormes imágenes de la Virgen de Guadalupe, pintada sobre una lona por el finado Arq. José Hanhausen, y la de San Juan Diego, segundo santo mexicano, canonizado el 31 de Julio del 2002. El primer Santo mexicano fue San Felipe de Jesús, crucificado junto con los mártires de Nagasaki en la colina de Tateyama, el 5 de febrero de 1597 y canonizado el 8 de Junio de 1862.

La entrada a la Basílica es impresionante. Ya desde el año 2007 somos recibidos en la puerta principal por el nuevo Capellán de nuestra Comunidad, el R.P. Hugo Zermeño, S.J., nombrado por Su Eminencia el Cardenal Norberto Rivera Carrera, Arzobispo Primado de México, el 5 de Octubre de 2007, él nos conduce hasta el altar acompañados de los acordes de los legendarios ‘koto ’ del Grupo Kasou de la maestra Yoshiko Nishimura, de las angelicales voces del Coro de damas japonesas “Cosmos”, y de las niñas en sus tradicionales kimonos que llevan ofrendas de ‘mochi ’, (panecillos de arroz), frutas y alimentos de Japón. La Organización de Jóvenes Nikkei, con su dinámica juventud, excelente organización y medios electrónicos de comunicación, brindan un gran apoyo en la Peregrinación.

En este 60º Aniversario de la Peregrinación, se portará una copia de la imagen de la Virgen María Stella Matutina (Akatsuki no hoshi, Estrella de la Mañana), “Protectora y Patrona de los Japoneses”, cuya pintura original está en la capilla de la Parroquia de la Coronación de Santa María de Guadalupe en la Colonia Condesa, D.F., la cual fue pintada por L. Tovar en 1931, encomendada por los primeros católicos japoneses.

A 112 años de la llegada a Chiapas, México, del Grupo de Inmigrantes “Enomoto” de Japón, caracterizado entre otras virtudes, por su formación cristiana, contamos en la actualidad con una población mexicano-japonesa de aproximadamente 20,000 personas, cuya mayoría profesa la religión católica.

Concientes del enorme esfuerzo y dedicación que nuestros antepasados imprimieron a tan importante acto religioso, estamos moralmente obligados a redoblar nuestros esfuerzos para heredar esta tradición a las nuevas generaciones, que indudablemente continuarán y superarán lo ya logrado en los primeros 60 años de nuestro peregrinar, ya que la profundidad religiosa de nuestro pueblo japonés encuentra un cauce profundo de expresión, tanto en los preparativos detallados, como en la celebración solemne de esta gran Peregrinación.

© 2009 Alfonso Muray

guadalupe pilgrimage religion