Elija un idioma principal para aprovechar al máximo nuestras páginas de la sección Artículos:
English 日本語 Español Português

Hemos realizado muchas mejoras en las páginas de la sección Artículos. ¡Por favor, envíe sus comentarios a editor@DiscoverNikkei.org!

Descubra a los Nikkei en COPANI XV - Uruguay 2009

Transformación de la comunidad nikkei en el Perú - parte 2

Primera parte >>

CÓMO UN NIKKEI LLEGÓ A GOBERNAR UN PAÍS?

En el Perú ocurrió un caso extraordinario: que un nikkei o mejor dicho un nisei, hijo de padres japoneses, haya logrado ocupar la Presidencia del país por el voto mayoritario de su población, y más extraordinario aún, de haber ocurrido a menos de 50 años desde que el Perú declaró a Japón como su enemigo.

Los inmigrantes japoneses trataron siempre de vivir inmersos al interior de su propia comunidad y se dedicaron a dar una buena educación a sus hijos tratando de preservar los valores y la cultura japonesa.

Cuando vino la guerra mundial y el clima de antijaponés se agudizó, la fama y el éxito económico se convirtieron en asuntos peligrosos ya que se podía terminar recluido en algún campo de concentración. Una vez más, la colonia japonesa se vio obligada a recluirse.

Culminada la guerra, la generación nisei o de segunda generación, seguía manteniendo un bajo perfil por experiencia propia o por recomendación de sus padres.

La comunidad nikkei siempre ha mantenido una relación ambigua de integración y distancia con sus compatriotas peruanos. Esta estrategia de supervivencia revela la habilidad de los descendientes de japoneses para mantener su imagen de fuerte apego al Perú, pero sin abandonar sus raíces japonesas.

Aunque inicialmente Fujimori pensó ser Senador, las circunstancias políticas de ese entonces, llevaron a este desconocido profesor universitario a hacer un viraje y candidatear a la Presidencia de la República.

Los nikkei peruanos teníamos temor de que Fujimori resultase elegido presidente, porque habían pasado muy pocos años desde la finalización de la guerra y todavía estaban frescas las imágenes de la persecución que sufrieron los miembros de la colectividad japonesa.

Parte de este vaticinio se cumplió porque entre Abril y Junio de 1990, el Perú vivió una explosiva polarización electoral y se combinaron elementos ideológicos, políticos, raciales y hasta religiosos.

Al conocerse que Fujimori había logrado calificar para competir en la segunda vuelta electoral, con grandes posibilidades de ser ungido Presidente, la percepción negativa de los miembros de la colectividad fue cambiando paulatinamente.

Pero todavía quedaba la gran incertidumbre si ese hombre sin experiencia y que no contaba con una organización política sólida que lo respaldara, sería capaz de hacer un buen gobierno.  El Perú en ese entonces se encontraba en uno de los peores momentos de su historia, con una economía destrozada por una feroz inflación y jaqueada por dos sanguinarios movimientos terroristas.

En un principio, para gobernar, Fujimori recurrió a familiares, amigos personales, compañeros de escuela y de la universidad. Entre ellos muchos nikkeis fueron llamados a ocupar puestos de gran responsabilidad como directores de empresas públicas, ministros, congresistas, embajadores, etc.

Fujimori gobernó desde 1990 hasta el año 2000. Logró derrotar al terrorismo, reinsertó al país en la comunidad financiera internacional, controló la inflación, sentó las bases para el desarrollo económico, llegó a un acuerdo de paz con el Ecuador,  firmó un tratado de paz con Chile, construyó innumerables colegios en zonas marginales y dirigió personalmente la exitosa liberación de los rehenes de la residencia del Embajador del Japón.

En suma Fujimori hizo un gobierno exitoso a pesar del calamitoso estado en que recibió el país. Hoy, los peruanos ven con simpatía y admiración los esfuerzos que hizo en sus 10 años de gobierno, al punto que su hija Keiko, posible candidata presidencial para las elecciones que se llevarán a cabo dentro de dos años, actualmente lidera las encuestas, teniendo una intención de votos superior a la de los políticos tradicionales.

Si Keiko resulta elegida Presidenta del Perú, habrá capitalizado la buena imagen de su padre, así como éste, en su momento, supo capitalizar la buena imagen de los nikkei que tenían fama de ser honestos, laboriosos y sencillos. El lema de Fujimori en su campaña política para llegar a la presidencia fue: honradez, tecnología y trabajo.

FENÓMENO DEKASEGI Y SUS CONSECUENCIAS EN LA COLECTIVIDAD

El fenómeno dekasegui empieza a fines de la década 1980 con el cambio en la legislación de inmigración japonesa, permitiendo al descendiente de japonés recibir visados de trabajo.

Según referencias del Departamento de Migraciones del Japón, en el año 2007 habían poco más de dos millones de extranjeros registrados. Los más numerosos eran los coreanos y los chinos con cerca de 600,000 cada uno, luego lo siguen los brasileros con 300,000, los filipinos con 200,000 y los peruanos con aproximadamente 60,000. Esto significa que los peruanos representan el 3% de los extranjeros.

Se estima que de los 60,000 peruanos que viven en Japón, alrededor de 25,000 son nikkeis. Si, como ya se dijo, la colectividad nikkei peruana es de 80,000 personas, quiere decir que casi un tercio se encuentra actualmente en el Japón.

El impacto que ha tenido el fenómeno dekasegui en la colectividad japonesa en el Perú, es enorme. Es difícil medir las consecuencias de esta masiva migración de nikkeis, pero es evidente que las familias e instituciones son las que más han sufrido.

Es posible que en lo económico, la colectividad nikkei peruana se haya beneficiado con las remesas que llegan desde el Japón, pero en lo social ya se están notando graves problemas, especialmente por la desintegración de las familias y la deficiente educación de los hijos.

Los primeros dekaseguis ya tienen más de 20 años fuera del país. Muchos de ellos se han beneficiado de las buenas épocas y han podido consolidarse en el Japón, comprando casas, vehículos, instalando su propio negocios, etc. Ellos ya no son dekaseguis sino inmigrantes porque han podido integrarse a la sociedad, tal como ocurriera en el Perú hace 110 años.

Sin embargo, aquellos que no se han preocupado en aprender el idioma y no han ahorrado para las épocas de las vacas flacas, están sufriendo terriblemente y no saben si regresar al Perú o hacer un sacrificio y esperar hasta que la economía japonesa se recupere. Japón ha sido uno de los países más golpeados con la crisis financiera internacional y la tasa desocupación ya se acerca a la cifra record de 6%.

Tal vez la gran mayoría decidan quedarse en el Japón, sobre todo aquellos que cuentan con el visado en regla, pero mientras tanto sus ahorros se agotan por lo que se ven forzados a retirar a sus hijos de las escuelas, vender las cosas que con tanto esfuerzo compraron.

REFLEXIONES FINALES

El carácter y los valores de las personas se van configurando y moldeando a lo largo de los años, reflejando la influencia del medio donde viven y también de los acontecimientos ocurridos en determinadas circunstancias.

Los acontecimientos afectan a todo grupo humano. En el caso de las comunidades japonesas ubicadas en el continente americano, han habido hechos y circunstancias que afectaron en forma distinta a una comunidad de la otra y esta diferencia es notoria entre las comunidades nikkei ubicadas en el hemisferio norte con las ubicadas en el hemisferio sur.

En el caso de la comunidad nikkei peruana, se pueden destacar los siguientes hechos trascendentales que han ocurrido a lo largo de 110 años, es decir desde que llegaron los primeros inmigrantes, y que han tenido un impacto en su desarrollo:

a) las penurias y vicisitudes de los primeros inmigrantes, el frustrado retorno al Japón y la difícil decisión de convertirse de dekasegui a inmigrante.
b) los efectos de la segunda guerra mundial traducidas en las deportaciones, la discriminación racial, la confiscación de propiedades y el traumático episodio del saqueo.
c) el fenómeno Fujimori que abrió las puertas para la participación de los nikkei en la política y en la vida pública nacional lo que dio lugar a una nueva visión hacia el nikkei por parte de la sociedad peruana.
d) el fenómeno dekasegui que originaron el problema del desarraigo familiar, el problema de la educación de sus hijos, la desocupación como consecuencia de la crisis financiera mundial y el dilema del retorno de los desocupados.

Los hechos trascendentales hacen que las personas cambien y como consecuencia las sociedades cambian. También se dice que las personas han cambiado porque han cambiado sus valores. Si fuera así, entonces es válido hacernos las siguientes preguntas:

1) se han producido cambios en los valores del nikkei peruano o son los mismos que los que nos inculcaron nuestros mayores?
2) estamos camino a convertirnos en una sociedad más individualista en lugar de solidaria y unida como han sido nuestros antepasados?
3) cuál será el futuro de las familias e instituciones nikkei teniendo en cuenta la situación actual de los dekaseguis que retornarán o permanecerán en el Japón?
4) en qué forma nos afectará el proceso de integración y mestizaje de los nikkei peruanos?

Ojalá que en este foro podamos encontrar las respuestas a estas cruciales interrogantes, para avisorar cuál será el futuro de la comunidad nikkei del Perú y si se producirá alguna transformación que hoy no visualizamos.

* El presente artículo es el resultado de la sesión “Comunidades Multiraciales / Multiétnicas”, en el workshop realizado por el Discover Nikkei en el XV COPANI, realizado en 18 de septiembre de 2009, en Montevideo, Uruguay.

© 2009 Luis Hirata Mishima

Alberto Fujimori COPANI copani 2009 dekasegi history peru

Sobre esta serie

Discover Nikkei fue anfitrión de dos sesiones de la conferencia COPANI en Montevideo, Uruguay, llevada a cabo entre el 17 y 19 de setiembre de 2009. Las sesiones fueron presentadas simultáneamente con varias de nuestras Organizaciones Latinoamericanas Participantes.

Esta serie muestra los temas discutidos por los panelistas de ambas sesiones, así como también otras de las sesiones de la conferencia.