Elija un idioma principal para aprovechar al máximo nuestras páginas de la sección Artículos:
English 日本語 Español Português

Hemos realizado muchas mejoras en las páginas de la sección Artículos. ¡Por favor, envíe sus comentarios a editor@DiscoverNikkei.org!

Los nikkei de América Latina y los nikkei latino

El significado que tiene para los Nikke estudiar y capacitarse en Japón y sus posibilidades a futuro

Estudiar fuera del país es redescubrir asimismo

Hoy, ya no es inusual que los descendientes de los inmigrantes japoneses "nikkeis " de América Latina vengan a estudiar al Japón, pues además de la beca que otorga a los estudiantes extranjeros el Ministerio de Educación de Japón existen otras que son específicamente para ellos, como ser el de la Agencia de Cooperación Internacional de Japón - JICA (Nikkei Kenshuin ), de las Prefecturas (Kempi Ryugaku ) y la que desde hace algunos años está vigente que es la de Nihon Zaidan (Nippon Foundation-Nikkei Scholarship ). Al año llegan cerca de 200 becarios nikkei que vienen a realizar alguna capacitación en su especialidad y para ingresar a carreras de grado o a posgrados de las universidades1 .

Se podría decir que los nikkeis son muy afortunados por las consideraciones que tiene el gobierno de Japón hacia sus compatriotas inmigrantes y sus descendientes, pues están incluídos en estos últimos y aun no siendo graduados universitarios pueden en su especialidad o ámbito laboral acceder, aunque fuere a cursos cortos, a becas de estudio en el Japón. Los que enseñan el idioma japonés en la colectividad japonesa local también tienen esta posibilidad de capacitarse en el país de sus ancestros. A este efecto, se observa, por un lado, a becarios que ya han venido varias veces por varios programas de becas y, por otro, a grupos de jóvenes que son por primera vez y generalmente tienen muy poco dominio del idioma japonés.

Cabe destacar que desde mediados de los ochenta cuando Japón se transforma en una verdadera potencia económica a nivel mundial, casi todas las Prefecturas y algunos Municipios (por ej. los de Okinawa) implementaron programas de becas, algunas de las cuales a través de sus paisanos residentes en el exterior ofrecieron un plan de estudio de casi 1 año a los descendientes nikkei . Sin embargo, por la poca transparencia en la selección de los candidatos, la falta de nivel y requisito de los becarios elegidos y las inapropiadas conductas de algunos nikkei provocaron que algunas Prefecturas reduzcan sus cupos o eliminen totalmente este tipo de becas. A este efecto, es oportuno reflexionar si estas becas han promovido o no la mutua comprensión entre países, si han servido o no para transferir tecnología o conocimientos al país, si han contribuído o no en presentar la diversas facetas de Japón en los países donde han sido oriundos los becarios, etc.

La respuesta es que, tanto de manera directa o indirecta, los resultados han sido más positivos que negativos y como suele ser en estos casos es muy posible que en lugares no muy visibles los nikkei han y están retribuyendo su experiencia en bien de la sociedad local, y los que por alguna razón han retornado al Japón estarían ofreciendo sus aptitudes, a nivel laboral y social, en facilitar la comunicación intercultural dentro de la sociedad japonesa. Sin embargo, la otra cara es que, a medida que avanzan las generaciones y el mestizaje con nativos descendientes de otras nacionalidades, el interés por estudiar en el Japón como sus vínculos con este país van disminuyendo cada vez más. Aunque estos "descendientes" mantengan su admiración por el país de sus ancestros, por temas culturales como el manga y el anime , el wadaiko (tambor tradicional japonés), el eisa (danza y tambor tradicional de Okinawa), etc, ya no es usual, al menos entre los más jóvenes, que por sus raíces sientan esa fuerte identidad que tenían sus abuelos inmigrantes.

De cualquier manera, para cualquier estudiante la posibilidad de estudiar en el exterior es un enorme desafio y, si lo logra, esa experiencia implica un fuerte impacto en sus pensamientos, en su filosofía de vida, etc. En lo académico es muy posible que descubra y redescubra nuevos conocimientos y en lo socio-cultural implique contactos con personas de otras latitudes, otras razas y etnias, y desde luego con japoneses muy diversos. Es por eso que cuando uno estudia fuera del país atraviesa momentos en donde revaloriza lo suyo, sus valores y tradiciones, su visión de la historia y sus costumbres, como así también hay momentos en que los rechaza o los cuestiona, sin dejar de cuestionar también lo "positivo" y lo "negativo" que hay en el Japón. De aquí la riqueza de este tipo de experiencias.

En el caso de los nikkei , por su ascendencia japonesa, es muy posible que puedan comprender mejor la presencia de los ancestros "gosenzo-sama " en la vida cotidiana de los japoneses y los sentimientos de nostalgia que sus padres y abuelos inmigrantes sintieron por su patria cuando estaban en el exterior y no podían o no les era posible retornar.
Y aunque avancen las generaciones, a veces, se puede observar casos de sansei (descendientes de tercera generación) y yonsei (de cuarta generación) que aunque no comprendan mucho el idioma japonés suelen asumir y valorar tanto las bellezas del Japón como las diversas manifestaciones culturales de este país de una manera más natural, sin prejuicios y sin valoraciones previas; aunque, desde luego, están los otros que se aferran a sus valores y preconceptos de origen, critican sin mucho fundamento y rechazan lo que ven sin intentar siquiera comprender lo que hay en la sociedad japonesa.

Convencion Conjunta COPANI-Kaigai Nikkeijin Taikai Grupo de Jovenes-La mayoria son ex-becarios con estudios en Japon.

Ejemplos que deben ser tenidos en cuenta

No hay que olvidar que estudiar becado es una oportunidad única del cual uno debe estar agradecido. Según las estadísticas del 2007, en Japón estudian unos 120.000 estudiantes extranjeros, de los cuales el 90% viene por cuenta propia y solo el 10% posee una beca del gobierno japonés2 .

Un estudio realizado hace dos años por la Japan Students Services Organization sobre la situación socio-económica de los estudiantes extranjeros por cuenta propia (sin becas o becas parciales) indica que el mayor problema es el alto costo de vida de Japón. Declaran que tienen un ingreso medio de 140.000 yenes por mes basado en trabajos eventuales y dinero enviado por sus padres desde el país de origen. El 40% recibe algún tipo de beca pero tanto el monto (valor) como el tiempo en que son beneficiarios es totalmente insuficiente. A este efecto, el 80% realiza trabajos a tiempo parcial en restaurantes y comercios, cuyos ingresos los destina al estudio y a la investigación. Aun así estudian más de 30 horas semanales. Los que se preparan para ingresar a alguna facultad intentan acceder a las universidades de más prestigio del Japón. Todos apuntan a ingresar a carreras de grado o a posgrados de primer nivel, pero solo el 20% lo logra3 .

Una vez finalizado sus estudios el 56% aspira trabajar en Japón en tareas relacionadas con el exterior, como ser comercio internacional, traducciones, etc. De hecho, la misma Asociación ha podido saber en base a sus relevamientos que el 68% de los extranjeros que termina una carrera de grado se queda en el Japón, el 34.8% para trabajar y el 31% para seguir un posgrado, el 9% regresa a su país y un poco más del 1% se va a un tercer país. Y los que terminan la maestría el 31% ingresa al mercado laboral y el 33% sigue el doctorado o algo equivalente en Japón. Y de los que finalizan el doctorado solo el 34% permanece en el país y el 41% regresa a su país. Sin embargo, vale aclarar que aunque trabajen en alguna empresa o centro de investigación japonés, una vez que logran cierta experiencia, principalmente los chinos y coreanos que buscan superarse y progresar aun más, retornan a su país para emprender algo propio o se reubican en empleos con mejores condiciones; un espíritu de superación que los nikkei latinos podrían imitar más.

La poca permanencia de estos recursos humanos de lujo en Japón se da también porque las empresas japoneses contratan al personal extranjero en condiciones desiguales y no ofrecen reglas de juego claras para los ascensos y promociones.

Las universidades japonesas en el mundo

Según un estudio de la UNESCO, entre los años 1999 y 2004, en el mundo hubo un incremento del 41% en los estudiantes que se movilizaron de su país a otro para estudiar, de 1.750.000 a 2.500.000. De este total, actualmente, el 14% lo ocupan los chinos y son el grupo más importante. Los destinos más preferidos son los Estados Unidos con el 23%, Reino Unido el 12%, Alemania el 11%, Francia el 10%, Australia el 7% y Japón, en quinto lugar, el 5%.

Esto es un reflejo de lo que son las universidades japonesas a nivel mundial, pues, por ejemplo, la de Tokyo está en 19º lugar, el de Kyoto en 29º, la privada Keio en 120º3 .

De todos modos, si la región asiática va a seguir creciendo económicamente es de entender que el rol de Japón a nivel regional y mundial seguirá siendo relativamente importante y, que, para ello va a ser necesario que en Japón existan profesionales con una visión más internacional que comprendan la diversidad cultural y de pensamiento existente en el mundo, y se puedan comunicar también en diversos idiomas. En este sentido, los estudiantes extranjeros, incluídos los nikkei , que estudian en Japón son una importante fuente de recursos humanos que no debería ser desaprovechada.

El sector empresarial de este país es bastante consciente de esta realidad por lo que además de mejorar las condiciones de contratación de los graduados extranjeros sería importante que el gobierno también diseñe una estrategia a largo plazo para que estos recursos puedan permanecer y desarrollarse mejor en Japón, como ser el otorgamiento inmediato del visado de residencia permanente para los que terminan una maestría o el doctorado.

La cuestión es que, dentro de un ámbito internacional tan competitivo, los nikkei han tenido una serie de consideraciones y ventajas muy grandes, pero que ahora eso implica también una mayor responsabilidad. Al menos así lo deben entender. Los becarios nikkei del programa de la JICA han cumplido y siguen cumpliendo un papel, pero de ahora en más es importante que se postulen con más decisión y preparación a las becas gubernamentales del Ministerio de Educación o a la de la Nippon Foundation para realizar posgrados en un ambiente académico más internacional. Sería importante que compitan más de igual manera con los nativos no nikkei y luego en Japón se relacionen con profesionales destacados de diversas disciplinas y países, para que cuando retornen al país de origen puedan retribuir sus logros con más efectividad a la sociedad que pertenecen.

Un grupo de becarios nikkei de JICA, 2007 (Maestras de japones).

Notas:
1. Unos 120 a 130 vienen por el Programa de Capacitación para Nikkei de la JICA, unos 40 a 50 por las Prefecturas y Municipios y el resto por la beca del Ministerio de Educación y algunas fundaciones privadas, éstas dos últimas son sumamente competitivas en su selección en el país de origen.

2. De este total, el 92.7% son de países asiáticos, el 60% chinos con 71.277 estudiantes, el 13.5% coreanos con 17.274, el 3.6% chinos de Taiwán con 4.211, el 2.2% vietnamitas con 2.119, malayos y tailandeses con 2.000 estudiantes, respectivamente, etc. Por sexo, el 51% son varones y el 49% mujeres. Para carreras de grado el 81% estudia en universidades privadas, el 16% en las nacionales y casi el 3% en las públicas (prefectural o municipal). Cuando son posgrados el 62% va a universidades nacionales, el 4% a públicas y el 34% a las privadas. Por area de estudios, el 40% está en Ciencias Sociales, el 23% en Humanidades, el 15% en Ingeniería y el 3% en Artes. Un poco más de la mitad reside y estudia en universidades de la región Kanto (Tokyo y alrededores), el 18% en Kansai (Osaka y alrededores) y el 11% en Kyushu. El 77% vive en pequeños apartamentos alquilados.

3. Según los datos de mayo de 2007, la universidades que más estudiantes extranjeros están recibiendo son: Waseda con 2435, Ritsumeikan Asia Pacific con 2352, Tokyo con 2297, Osaka Sangyo con 1327, Kokushikan con 1300, Kyoto con 1275, Tsukuba con 1221, Tohoku con 1179, Kyushu con 1171, Nagoya con 1155, etc. Las 25 universidades, públicas y privadas, que están a la cabeza son las más prestigiosas de Japón.

4. Ranking mundial de las universidades japonesas (Según la revista "Times Higler Education Supplement",editado en Londres). 1) Harvard (100), 2) Cambridge (96.8), 3) Oxford (92.7), 4) MIT (89.2), 5) Yale (89), 6) Stanford (85.4), 7) California Industrial (83.8), 8) California Berckley (80.4), 9) Imperial College London (78.6), 10) Princetown (74.2), 11) Chicago (69.8), 12) Columbia (69), 13) Duke (68.3), 14) Beijing (67.9), 15) Cornell (65.9). ..... 19) TOKIO (63.1) ... 29) KIOTO (56), .... 70) OSAKA (40), 120) KEIO (35.1).

Referencia:
Sistema de becas para estudiantes extranjeros el Ministerio de Educación, Ciencia y Cultura de Japón: http://www.mext.go.jp/a_menu/koutou/ryugaku/06032818.htm (en japonés. En castellano deberán consultar en la Embajada de Japón de cada país. Ej.Argentina: http://www.ar.emb-japan.go.jp/Contenido/04.Becas.htm )
http://www.japon.ciudad.com.ar/becas.asp

Japan Student Services Organization: http://www.jasso.go.jp/

Programa de Capacitación para Nikkeis de la JICA: http://www.jadesas.or.jp/kenshu/01jicanikkei.html

Reunión Anual de Becarios Nikkei en Japón: http://www.jadesas.or.jp/kenshu/04chuokenshu.html

Beca para Nikkei de la Nihon Zaidan: http://www.jadesas.or.jp/kenshu/03scholarship.html

© 2008 Alberto J. Matsumoto

Sobre esta serie

El licenciado Alberto Matsumoto encara las distintas facetas del Nikkei en Japón. Desde la política migratoria sobre la inserción al mercado laboral del inmigrante hasta su inculturación a las costumbres y lenguaje japonés a través de la educación primaria y superior. Analiza la vivencia interna del Nikkei latino con su país de origen, su identidad y su convivencia cultural personal y social en un contexto cambiante de globalización.