Elija un idioma principal para aprovechar al máximo nuestras páginas de la sección Artículos:
English 日本語 Español Português

Hemos realizado muchas mejoras en las páginas de la sección Artículos. ¡Por favor, envíe sus comentarios a editor@DiscoverNikkei.org!

Los nikkei de América Latina y los nikkei latino

"La Iº Convención de Peruanos en Japón y sus reflexiones para la Convención Nikkei y de los Japoneses en el Exterior y la Convención Panamericana Nikkei-COPANI"

Hace casi un mes, entre los días 2 y 4 de noviembre pasado, en esta ciudad de Tokio, se realizó la 1º Convención de Peruanos en Japón conjuntamente con la III Convención Internacional de la FEMIP1. Desde la llegada de los primeros peruanos nikkei dekasegi (los latinos descendientes de japoneses que vienen a trabajar y ahorrar) al Japón han pasado casi 20 años y que se haya realizado esta Convención en esta etapa migratoria es realmente elogiable, pues es una señal de la importancia que se le está dando a estos migrantes en su propio país, el Perú.

En esta ocasión se hicieron presentes unas 50 personas procedente de los Estados Unidos, el grupo más numeroso, y otras personalidades de suma importancia como el Embajador ante la OEA, el embajador Araoz y el director general de la RENIEC-Dirección Nacional de Identificación y Estado Civil, Dr. Ruiz Botto, quienes disertaron sobre los temas de su competencia. Además, expusieron médicos y académicos que han logrado importantes logros en los países donde emigraron, Estados Unidos y España. La experiencia personal de ellos como inmigrantes es tan variado como la vida de cada migrante y el común denominador es que con mucho esfuerzo desarrollaron sus profesiones y lograron un lugar en la sociedad donde fueron acogidos.

Se dice que actualmente viven de 2.5 a 3 millones de peruanos en el exterior y que cada año unos 400.000 buscan oportunidades de trabajo fuera del país (Datos del 2006). Los que llegan a los Estados Unidos es el 30% del total y muchos otros optan o no tienen más alternativa que ir a los países aledaños de la región que ofrecen mejores ingresos como la Argentina y Chile, donde llegan el 20% de los que emigran. Y otro destino preferencial en los últimos años es España donde llegan el 15% del total.

Por otra parte, no se puede dejar de mencionar que el Perú está creciendo económicamente por el fuerte desarrollo minero y el auge de sus exportaciones. En el 2005 tuvo un crecimiento del 6%, en el 2006 y este año superan el 7% y se anuncia que el 2008 podría llegar a tener un 8% anual. En estos últimos 5 años el ingreso per cápita ha pasado de 2.300 a 3.200 dólares, lo cual es un aumento significativo, más allá de si la distribución es pareja o no. Sin embargo, tal como lo señaló en la Convención el médico peruano radicado en los Estados Unidos y que realiza una labor social en poblados marginales del Perú, el Dr. Ralph Kuon, la tasa de desempleo en el interior del país supera el 15%, el índice de mortalidad infantil de menores de 5 años de edad es del 23/1000, en localidades como Huancavelica la indigencia supera el 50%, en provincias como Ancash la tasa de analfabetos llega del 30 al 40%, por lo que todavía no se puede decir que el desarrollo del Perú es equitativo en todo el país 2.

Una situación similar se ha dado también en el Japón. Desde la preguerra hasta la primera mitad de la década de los sesenta este país fue un emisor de inmigrantes. Las estadísticas indican que en 1940 se habían instalado unos 320.000 japoneses en el Asia (sin incluir a Taiwán, Manchuria y otros que eran considerados territorios o colonias japonesas), otros 200.000 en América del Norte y unos 220.000 en Centro y Sudamérica. Y casi todos, de una u otra manera, sufrieron y sobrevivieron las vicisitudes de la IIº Guerra Mundial y la posguerra, principalmente en países donde se enfrentaron militarmente con el Japón la situación fue tensa y difícil.

Pero, el sacrificio y la persistencia de los inmigrantes japoneses permitió que sus hijos y nietos - nikkei de segunda y tercera generación - comenzaran a destacarse ya como nativos en diversas profesiones y actividades, ganándose el respeto y la confianza en la sociedad donde vivían (en realidad, en la preguerra también hay innumerables ejemplos exitosos de inmigrantes japoneses y sus descendientes, aunque la excesiva concentración de riqueza en ciertas actividades y localidades ha sido también una de las causas de envidia, resentimiento y de los movimientos antijaponés que se han producido, principalmente, en América del Norte). Y a pesar de muchas limitaciones, no se puede dejar de mencionar que en la posguerra inmediata muchos de estos inmigrantes junto a los demás nativos no nikkei enviaron diversas ayudas humanitarias al Japón para su reconstrucción y paliar el hambre de la ciudadanía.

Dentro de este contexto fue que el gobierno de Japón que consideraba importante sus lazos con los connacionales del exterior organiza la 1º Convención Nikkei y de los Japoneses del Exterior (Kaigai Nikkeijin Taikai), en el mes de mayo de 1957, en la ciudad de Tokio3. Y a partir de 1963 se organiza cada año con la presencia de algún miembro de la Casa Imperial por lo que el evento toma un carácter oficial. Es así que para los japoneses del exterior participar en este evento comenzó a ser una oportunidad casi única para sentir de cerca a alguien de la Familia Imperial como así también para reencontrarse con sus familiares y viejos amigos. Por otra parte, en las sucesivas convenciones se han presentado y discutido los diversos temas que han afectado a los inmigrantes japoneses y sus descendientes - al día de hoy se considera que hay un poco más de 2.5 millones en todo el mundo -; cuestiones que Japón, a medida que ha ido logrando un mayor desarrollo económico, ha dado respuestas que van desde las ayudas para el aprendizaje del idioma japonés a los hijos de los inmigrantes como las becas para estudiar en el Japón, sin descontar los apoyos en préstamos y asistencia técnica a los colonos japoneses. Y desde medidados de la década de los noventa se ha incluído en la agenda la cuestión de los trabajadores nikkei "dekasegi" provenientes de los países de América Latina.

La de este año 2007, la 48º Convención, se realizó de manera conjunta con la 14º Convención Panamericana Nikkei-COPANI, en la ciudad de San Pablo-Brasil, la mayor concentración de japoneses y sus descendientes en el mundo. La COPANI es organizada cada 2 años en algún lugar del continente americano por la Asociación Panamericana Nikkei4, entidad que fue creada hacia 1980 por un exitoso empresario mexicano nikkei, Carlos Kasuga, junto a otros prestigiosos dirigentes nikkei de la región. Esta organización y esta Convención ha permitido aglutinar y relacionar a diversos nikkei de todo el continente bajo el lema "seamos mejores ciudadanos en el continente" a fin de discutir diversos temas que hacen a la identidad nikkei, a la labor en sus sociedades, a la historia migratoria, etc. Lo interesante de estas reuniones es que ha permitido enlazar a nikkeis de diversas procedencias con transfondos históricos, sociales y culturales muy diferentes, lo cual ha sido muy enriquecedor para los participantes. Ya se han organizado tanto en Canadá como en la Argentina, en diversos puntos del continente, y este patrimonio de amistades y contactos entre los mismos nikkei tiene un valor incalculable. Si bien es cierto que no es una red muy institucionalizada, esa versatilidad es lo que ha permitido que subsista hasta el presente. Más que una reunión de instituciones ha sido la presencia de dirigentes y líderes nikkei que pertenecen a diversas instituciones nikkei y otras locales de su propia actividad o profesión(cámaras empresariales, asociaciones académicas, universidades, etc.).

A este efecto se puede decir que tanto la Asociación Nikkei y de los Japoneses en el Exterior (Kaigai Nikkeijin Kyokai) como la APN han cumplido con una serie de consignas y objetivos y, hoy, se puede decir que están en una etapa de revisión de sus objetivos y su funcionamiento para con las comunidades nikkei. Una de las razones de esta tarea es que hoy en día existen diversos canales institucionales y no institucionales que permiten relacionarse entre ellos como con el Japón.Y la otra es que los cambios generacionales dentro de las mismas comunidades nikkei muestran facetas muy diversas en cada país y dentro de cada país, por lo que las prioridades de cada grupo varía mucho. El dilema es elegir algunas cuestiones en común y profundizar las relaciones de intercambio entre instituciones y particulares nikkei o la de optar en mantener los lazos de fraternidad para promover la comprensión y el intercambio mutuo sin profundizar en demasía.

Como se podrá apreciar, las comunidades de inmigrantes japoneses en el exterior han recorrido un largo camino para ser considerado parte de Japón e incluso sus descendientes, nativos del país donde han emigrado, también han sido beneficiados por diversos programas de ayuda y becas para estudiar en el Japón. Y en el caso de los japoneses recién en los noventa lograron votar limitadamente para las elecciones de los representantes de la Cámara Alta y quedan todavía pendiente mejoras en el ejercicio de este derecho a voto.

En tal sentido, la Convención de la FEMIP que se realizó en Tokio ha sido el primer paso de los peruanos residentes en este país, sin olvidar que estos peruanos, en principio, son peruanos nikkei que el gobierno japonés ha permitido su ingreso y residencia a partir de la reforma de 1990 a la ley migratoria. Si bien son nikkei o sea descendientes de japoneses, su mestizaje con los nativos es bastante alta y no son pocos los que han contraído y contraen matrimonio con peruanos no nikkei u otros extranjeros. Y justamente por ser "nikkei" en su ascendencia pueden trabajar y vivir en este país, pero legal y culturalmente son inexorablemente peruanos y se identifican como tal. Aunque vivan en Japón sus lazos afectivos como sus relaciones de interés son con el Perú, que es el país de origen y su patria, ni más ni menos. A través de esta Convención estos peruanos solicitaron a su gobierno entre otras cosas mejoras en la atención consular pero también han tomado como parte suya lo que la FEMIP está proponiendo, que es la constitución de 3 distritos electorales, una para América del Norte, otra para Europa y la tercera para Asia, donde en calidad de electores del exterior puedan votar y elegir un representante para que ocupe un escaño en el Congreso peruano5.

Sin embargo, a medida que la vida familiar y laboral se asienta en el Japón, se preve que las demandas hacia el gobierno y la sociedad japonesa, también, aumenten.

 

Notas:

1. Web de FEMIP: http://www.femip.org/; FEMIP-Federación Mundial de Instituciones Peruanas.?Esta Federación Mundial de Entidades Peruanas-FEMIP tiene el reconocimiento de la Secretaría de Comunidades Peruanas del Exterior de la Cancillería Peruana y su presidente es el Sr. Julio Salazar, ex-presidente del Congreso peruano. La FEMIP fue establecida en el año 2000 y sus actividades institucionales se centraron primero en los Estados Unidos y Canadá, y luego en España y demás países europeos. Contenido de las exposiciones, lo pueden bajar de la WEB del Consulado: http://www.consuladodelperuentokio.org/consulado/femip.php

2. El territorio de Perú es 3.4 veces más grande que el de Japón, aunque el PBI es de casi 100.000 millones de dólares y el ingreso per cápita de 3.300 dólares (menos de la décima parte de Japón). Según el índice GINI que mide la distribución de los ingresos, Perú posee 55 lo que implica que el 20% del estrato más alto posee el 55% de la riqueza, la de la pobreza está en orden del 52% y fuera de Lima el desempleo ronda el 10%, aunque en localidades donde no hay industrias ni infraestructuras básicas supera el 15%.

3. Sobre la Convención Nikkei y de Japoneses del Exterior ver la web de la KNK: http://www.jadesas.or.jp/about/index.html

4. Web de la Asoc.Panamericana Nikkei? http://www.apn.cl/

5. http://www.quintosuyo.com/; http://www.rree.gob.pe/

© 2007 Alberto J. Matsumoto

Sobre esta serie

El licenciado Alberto Matsumoto encara las distintas facetas del Nikkei en Japón. Desde la política migratoria sobre la inserción al mercado laboral del inmigrante hasta su inculturación a las costumbres y lenguaje japonés a través de la educación primaria y superior. Analiza la vivencia interna del Nikkei latino con su país de origen, su identidad y su convivencia cultural personal y social en un contexto cambiante de globalización.