Select a primary language to get the most out of our Journal pages:
English 日本語 Español Português

We have made a lot of improvements to our Journal section pages. Please send your feedback to editor@DiscoverNikkei.org!

Perú Shimpo: historias del decano de la prensa nikkei

Portada de Peru Shimpo, edición N° 20,041, del 1 de julio de 2015, fecha en que el periódico cumplió 65 años. Foto: Perú Shimpo.

Acaba de cumplir 65 años y está tan joven y activo que podría decirse que esta es una de sus mejores épocas. El diario Perú Shimpo celebró su aniversario el 1 de julio sin mayores aspavientos, haciendo lo que más les gusta a su plantel: periodismo serio sobre la actualidad nikkei, las actividades de esta comunidad, y la difusión de la cultura y los valores que forman parte de su identidad; afrontando de manera silenciosa los tiempos modernos de la comunicación digital con proyectos muy ambiciosos.

Alberto Kohatsu, director gerente de Perú Shimpo, nos recibe en las oficinas de este periódico, una amplia casona en Bellavista, Callao, con el escritorio lleno de la prensa del día, libros, documentos e impresiones preliminares del diario y la revista Bunkasai, la última iniciativa que ha tenido y que ya va por su tercer año y su séptimo número. Esta publicación sui generis realiza investigaciones sobre la cultura japonesa y su historia, revelando facetas poco conocidas, con entrevistas exclusivas.

Portada de la revista Bunkasai, elaborada por la editorial Perú Shimpo a full color. Foto: Perú Shimpo.

El sumo como tradición y su expansión por los países donde hay inmigrantes japoneses, los vínculos genéticos y culturales entre Perú y Japón, la figura de la geisha (con una entrevista a una de ellas) y los grandes maestros japoneses en diversas artes y profesiones, son algunos de los temas tratados en los artículos de esta publicación bilingüe, impresa a full color, que es un caso inédito en la historia del periodismo nikkei del continente.

“Queríamos agradecerle a nuestros suscriptores por su apoyo, así que lanzamos esta revista que se entrega de forma gratuita con el periódico Perú Shimpo usando nuestra propia imprenta”, explica Kohatsu, en referencia a la máquina Heidelberg Offset que ocupa toda una habitación y con la que trabajan desde los años noventa; añadiendo que para lograr la aparición de esta revista y para mantener las cuentas en positivo del diario han tenido que hacer una reingeniería presupuestal.


Una lucha constante

La historia de Perú Shimpo es parte de la historia de la migración japonesa al Perú y de la prensa nikkei1. Quizá uno de los factores que más llamen la atención de este periódico bilingüe, que busca incluir el inglés como tercer idioma en próximas ediciones, es que ha logrado mantenerse vigente y en una posición de liderazgo, en tiempos de crisis para los periódicos impresos, especialmente para los que se escriben en japonés en la región.

En junio de 2015, un artículo publicado por International Press Digital, llamado “el mayor diario en español de Japón”, advertía del caso de La Plata Hochi, diario nikkei de Argentina que, luego de 67 años, corre el riesgo de desaparecer debido a la disminución de su lectoría, producto de la menor cantidad de inmigrantes japoneses y al desinterés que hay en sus descendientes; un fenómeno que se repite en Brasil y Paraguay, donde este tipo de periódicos tienen dificultades económicas.

¿Qué ha hecho Perú Shimpo para superar esta crisis económica y cultural en la región? Si bien en el Perú existe una fuerte presencia nikkei (se calcula que es mayor a las 100 mil personas), no ha sido fácil ya que durante muchos años el periódico reportó pérdidas. Sin embargo, han logrado mantener una periodicidad continua (aparece todos los días, menos los lunes) que ha sido fundamental para cumplir con sus lectores y renovarse con productos y estrategias de comunicación que están surtiendo efecto. 


Los duros inicios

Diro Hasegawa, empresario fundador de Perú Shimpo. Foto: Archivo personal de Martina Hasegawa.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Perú le declaró la guerra al Japón, se confiscaron todos los periódicos japoneses y se deportaron a los principales periodistas y empresarios de la colectividad. Martina Hasegawa de Igarashi, nieta de Diro Hasegawa, fundador de Perú Shimpo, cuenta que cuando acabó la guerra y su abuelo regresó del campo de concentración de Crystal City, en Estados Unidos, este vio que los inmigrantes japoneses seguían escondidos e incomunicados.

Por ese motivo decidió crear el periódico, para que tuvieran un medio de comunicación. “Iba de puerta en puerta, en Lima y provincias, buscando apoyo. Le pedía a los inmigrantes japoneses que colaboraran con algo y para convencerlos les ofrecía ser accionistas”, recuerda Martina, quien en la actualidad es presidenta del directorio del diario fundado por su abuelo. Por eso la primera edición apareció con 116 páginas, una sola de ellas en español, el resto en japonés.

Trabajadores de Perú Shimpo y otras personalidades de la comunidad peruano japonesa invitados a la inauguración del tercer piso del local del periódico en el centro de Lima. Foto: Archivo personal de Martina Hasegawa. 

“Fue de ese tamaño para poder recaudar dinero suficiente y conseguir un local que sirvió para que los issei tuvieran un lugar donde reunirse antes de que se creara la Asociación Peruano Japonesa”, dice Martina, quien comenta que su abuelo habló con mucha gente para aprender cómo se debía hacer un periódico y qué maquinaria necesitaba. El local de tres pisos de Jr. Puno, en el centro de Lima, tenía en el último un auditorio donde se hacían todas las celebraciones de la colectividad.

Durante 40 años, hasta 1990, se armaban las cajas de noticias con ‘katsuji’, unos moldes con los que se imprimían los kanji uno a uno, y para lo cual el diagramador debía leerlos al revés. “Hasta que el señor Ryoichi Jinnai envió una donación para la impresora que hasta ahora sigue operando”, agrega Martina. Desde que apareció el primer periódico nikkei en Perú, a inicios del siglo XX, solo dos de ellos siguen circulando: Perú Shimpo y Prensa Nikkei (fundado en 1985).


Periodistas con compromiso

Diversos periodistas han pasado por este periódico, entre ellos Chihito Saito, quien firmaba su columna de actualidad con el pseudónimo ‘Don Jueves’; Luis Tsutomu Ito (creador del “Libro Verde”) junto a Ricardo Isamu Goya (que, con más de 80 años sigue como redactor de planta); Alfredo Kato (especializado en periodismo de espectáculos) y Alejandro Sakuda; estos últimos como directores del diario. Pero uno de los más recordados y queridos fue Ricardo Mitsuya Higa.

Escribía una columna con el pseudónimo ‘Tres flechas’, en la que hacía análisis y reflexiones humanas que no han perdido vigencia; pero se hizo conocido internacionalmente cuando se dedicó a la tauromaquia, al punto de viajar a España para vivir del toreo. A su regreso al Perú, laboró en Perú Shimpo, donde empezó una valiosa investigación para traducir del japonés el llamado “Libro Verde”, sobre los inicios de la inmigración japonesa, que había sido editado en Perú Shimpo.

Esfuerzos como este son parte de la mística de un diario que siempre mantuvo un compromiso con la verdad y la ética para tocar asuntos como la candidatura de Alberto Fujimori en 1989 (que abordó con objetividad) al secuestro de la residencia del embajador japonés en 1996. “Durante el secuestro se tejieron muchas versiones pero nosotros no publicábamos nada hasta estar seguros de que la información era correcta”, dice Martina Hasegawa, cuyo esposo estuvo de rehén.


Nuevos retos

Han ocurrido muchos cambios desde que el diario fuera escrito mayoritariamente en japonés y tuviera solo dos pliegos a la actualidad, en que se imprimen 16 páginas (24 los viernes y domingos), se incluyen varias páginas a color y se cambiara el formato a tamaño tabloide, en 2010. Perú Shimpo ha estado en permanente renovación y eso se debe al espíritu de seguir ofreciendo un medio de comunicación atractivo para la colectividad nikkei.

“La mayoría de nuestras páginas ahora están en español porque en Perú ya estamos entre la quinta y la sexta generación”, explica Alberto Kohatsu. Más que la pérdida del idioma, al director gerente lo que más le preocupa son los valores y la identidad nikkei, los cuales pueden transmitirse gracias a publicaciones como Perú Shimpo y llegar a las nuevas generaciones mediante la tecnología digital. Solo en la página web2 han llegado a tener más de un millón de visitas, sin contar las redes sociales, con más de tres mil seguidores.

Pero aquí no acaban sus esfuerzos. Los planes de la directiva apuntan, a diferencia del resto de los diarios nikkei del continente, a expandirse. “Estamos formando redactores-traductores pensando en hacer una agencia de noticias de Perú a Japón, China y Corea. También queremos crear una sección de medios y marketing para pequeñas y medianas empresas”, dice Kohatsu, quien no cree que los periódicos en japonés de América Latina tengan que desaparecer.

“Es cuestión de que vean a la cultura nikkei como un ‘marketing niche’ (nicho de mercado)”, explica, y de que sepan que su rol es el de promover los valores de una cultura oriental que, en medio de una sociedad individualista, busca “una formación natural, en armonía con la naturaleza”, añadiendo que ello es importante para que los nikkei latinoamericanos la aprecien más y le pongan mayor atención.

Notas:

1. “La prensa japonesa en el Perú” Por Alejandro Sakuda (Setiembre 20. 2010) 

 

© 2015 Javier Garcia Wong-Kit

community media newspaper peru