Select a primary language to get the most out of our Journal pages:
English 日本語 Español Português

We have made a lot of improvements to our Journal section pages. Please send your feedback to editor@DiscoverNikkei.org!

Kizuna: Historias Nikkeis del terremoto y tsunami de Japón

Sismo de Tohoku: Red de información de los latinos en Japón

El sismo-tsunami de Tohoku llamado formalmente “Higashi Nihon Dai-Shinsai” (Gran Catástrofe de la Región Este de Japón) ha sido el terremoto más grande de las últimas centurias o como lo señalan algunos geólogos “uno de cada 1.000 años”. Su magnitud en la escala Richter ha sido de 9.0 y es el quinto de mayor intensidad en el mundo.

Al día siguiente, muchas embajadas y consulados dispusieron un servicio de atención a sus connacionales y atendieron también a los miles de llamadas de los familiares del país de origen. Varias embajadas, principalmente las europeas, cerraron sus oficinas de Tokio para trasladarse temporalmente a Osaka u otra ciudad del interior y recomendaron la evacuación de sus connacionales. Ante la explosión de hidrógeno en la planta de Fukushima del día 13, los medios generaron una enorme alarma y esa información, ya de manera sensacional y exagerada, provocaron que los gobiernos tomaran medidas de evacuación de sus nacionales en Japón, sea facilitando aviones charteados o la provisión de tickets como fue el caso de la Argentina. Las Embajadas de Panamá y Venezuela se trasladaron a la región de Kansai y el de Bolivia a Okinawa. El Consulado de Brasil envió un autobus a Tohoku para evacuar a sus nacionales a zonas más seguras de la región Kanto. Sin embargo, las víctimas y damnificados extranjeros de la zona Tohoku han sido ínfimo en números que de por sí eran pocos los residentes en esa región1. Los que estaban en calidad de “entrenamiento (kenshu)” en las fábricas de semiconductores o de procesamientos de productos de mar, la mayoría de nacionalidad china, fueron evacuados de manera inmediata por las mismas empresas y cooperativas y en días posteriores al sismo y al tsunami retornaron a su país2.

Cada país tomó determinadas medidas según la percepción que tenían o la información que consideraban fiable o procesable. De todos modos, deja una sensación de que los diplomáticos y los periodistas extranjeros no analizaron con un poco más de calma las informaciones provistas por las autoridades japonesas. El pánico generado por los mismos medios ha incidido en las decisiones de las cancillerías y por ende también a las embajadas y consulados acreditados en Japón.

El autor analizando información para cargarlo al facebook. Durante el mes pos-sismo ha respondido a los requerimientos de los medios de la Argentina.

Por otra parte, también de manera simultánea, los municipios y asociaciones internacionales de la región Kanto y de otras zonas, establecieron una especie de hot-line en diversos idiomas para tratar de orientar a la comunidad extranjera. En la web estaba la información básica del sismo, los índices de radiación que se actualiza cada hora, etc. Los brasileños como los peruanos fueron invadidos más por las informaciones sensacionalistas y apocalípticas del país de origen que la provista directamente por Japón, que es donde viven. Las redes sociales como el facebook también tuvieron un rol informativo importante y quien escribe ha usado esta herramienta para ofrecer datos e informaciones más elaborada y comprensible, además de responder via skype a los noticieros de la televisión o la radio argentina3.

A pesar de los esfuerzos que mucha gente ha realizado, de manera personal e institucional, en transmitir información más confiable, la falta de una estrategia informativa del gobierno japonés no ha podido apaciguar la confusión y la desconfianza de los medios extranjeros. Si bien muchos de los comunicados estaban traducidos al inglés, no fue suficiente para que los gobiernos extranjeros tomaran medidas apresuradas de evacuación o restricción hacia Japón.

El día 15 de abril, el Departamento de Migraciones del Ministerio de Justicia de Japón, publicó las salidas y entradas al país en el mes posterior al sismo, cuyos datos indican que si bien hubo una salida importante de extranjeros no se puede decir que haya sido una fuga masiva. En la primera semana fueron 240.000 los extranjeros que salieron de Japón, en la segunda semana 150.000, en la tercera 80.000 y en la cuarta, 60.000. En cuanto a los latinoamericanos, desde el 12 de marzo hasta el día 8 de abril, 7.472 brasileños y 1.731 peruanos salieron del país, aunque ingresaron, la mayoría con permiso de reingreso, 2.459 y 658, respectivamente. Se calcula también que unos 400 argentinos y varios centenares de otras nacionalidades de países de la región han retornado a sus países.

En este mismo lapso, ingresaron unos 50.000 por semana, aunque ya en la primera semana de abril se estaba recuperando a 100.000, de los cuales unos 30.000 eran con fines de turismo. Teniendo en cuenta que el año 2010 Japón tuvo un flujo de 8.5 millones de turistas extranjeros, donde en los meses de marzo y agosto superaron los 700.000, es obvio que la catástrofe natural ha provocado y está provocando serias consecuencias en el sector turístico, pues las cancelaciones han llegado del 70% al 90% en localidades y hoteles donde usualmente suelen recibir muchos extranjeros. Todo esto se ha agravado por la autolimitación de los japoneses que por consideración a los damnificados han restringido sus salidas, la organización de eventos y espectáculos y por ende todo consumo que en definitiva retrasa la normalización de la cadena productiva y la recuperación de la zona afectada, etc.

Y en cuanto a la “fuga de los japoneses” hacia otra región o al exterior también ha habido cierta confusión de los medios extranjeros, pues si bien es lógico que por prevención algunas familias han enviado a su esposa e hijos a las provincias de origen o al domicilio de algún familiar, si se considera que un tren bala puede transportar 1.200 pasajeros sentados y que cada hora salen 6 (de hecho salen 8 a 10 en los horarios pico), en las 14 horas de servicio por día, pueden transportar tranquilamente 100.000 personas. Lo mismo con los vuelos internacionales, pues en un solo día pueden despachar tranquilamente unos 50.000 pasajeros solo desde el Aeropuerto de Narita.

Los que conocen cómo se llenan los aeropuertos y estaciones de trenes en un feriado largo la “fuga” pos sismo no ha sido nada comparable, por cuanto no hubo casi gente parada en el tren bala (shinkansen) ni congestión de tránsito de 40 a 50 km en las principales autopistas. El pánico lo crearon “periodistas” que no saben nada de Japón.

Al igual que después de la crisis de Lehman, muchos extranjeros, principalmente latinos, han retornado a sus países. Pero, muchos otros retornaron al Japón porque no encontraron trabajo ni un lugar en su sociedad. En tal sentido, los trabajadores o migrantes no muy calificados o que tienen su trabajo y familia aquí, deben asumir todo el peso de sus decisiones bajo su propio riesgo. En cambio, los diplomáticos y ejecutivos de las empresas internacionales, en la medida que los traslados o “evacuaciones” sea por orden de sus gobiernos o la sede central, tienen garantizado los costos de traslado y su trabajo.

Todo espacio perdido en el trabajo o en la sociedad y en su comunidad no es fácil de recuperar. Los años de esfuerzo con la familia, la integración a la sociedad japonesa, la educación de los hijos, etc., es también un patrimonio. Cada uno es libre de tomar la decisión que mejor se adecue a sus necesidades y expectativas y a sus temores, pero cuando las decisiones son a destiempo o inadecuados el costo es muy alto.

Japón se encuentra en una etapa muy difícil en todo sentido con un desafío donde debe reconstruir la zona afectada, evaluar su política energética, su estilo de vida, su exceso de ofertas y también su perfil productivo y de desarrollo económico.

Para los extranjeros que residen aquí, acompañar este proceso es también un enorme desafío y riesgo porque no todo va a ser compensado como lo planean ni todos van a quedar satisfechos. Habrá nuevas frustraciones e incertidumbres. Pero, el aprender de este proceso es también un nuevo patrimonio que se puede compartir y transmitir a las generaciones venideras4.

Japón vuelve a la vida, Revista GENTE, Nº 2383, editado el 2011.03.23. Buenos Aires.

Notas:
1. En Iwate estaban registrados 175 brasileños y 10 peruanos, en Miyagi 187 y 42, y en Fukushima 383 y 78, respectivamente. Y en la zona costera de Ibaraki, unos 250 latinos.
2. En las 3 provincias del Tohoku estaban registrados unos 15.000 chinos, unos 8.000 coreanos y 4.400 filipinos, de los cuales cerca del 40% de los chinos estaban con visado de entrenamiento.
3. http://www.facebook.com/media/set/fbx/?set=a.10150125643704078.295034.678394077
http://www.facebook.com/media/set/fbx/?set=a.10150130901889078.296922.678394077
http://www.facebook.com/media/set/fbx/?set=a.10150155977684078.301553.678394077
http://www.youtube.com/watch?v=bC4GbDkmWos 
http://dixiti.com/archivo/invitado/nota-elinvitado.html 
4. Entrevista realizado el 19 de abril de 2011, Programa de Canal Latino, con la participación del periodista peruano Mario Castro y la educadora mexicana Marcela Lamadrid de Matsumura. “A 40 días del Sismo de Tohoku”, Iº Parte: 40 min.  http://www.slide.com/r/1iUsWZVi0j_seSEAmCTNS48yq0fEp4K5
IIº parte (35 min.): http://www.youtube.com/watch?v=JSCVoQlJsao&feature=player_embedded#at=619

© 2011 Alberto J. Matsumoto

earthquake JPquake2011 media nikkei in japan

About this series

En japonés, “kizuna” significa fuertes lazos emocionales.

Estas series comparten las reacciones y perspectivas de los Nikkeis tanto en forma individual y/o comunal en el Gran Terremoto de Tohoku Kanto ocurrido el 11 de marzo de 2011 y el tsunami como también otros impactos- esfuerzos de colaboración o cómo afectó lo sucedido y sus sentimientos hacia el Japón.

Si quieres compartir tus experiencias, ver la página de instrucciones para enviar un artículo. Recibimos artículos en inglés, japonés, español y/o portugués. Estamos buscando diferentes historias alrededor del mundo.

Creemos que estas historias brindan consuelo a las víctimas en Japón y en el mundo, y esto resulta ser una cápsula de tiempo de reacciones y perspectivas de nuestra comunidad Nima-kai en el futuro.

* * *

Hay diferentes organizaciones y fundaciones en el mundo que colaboran con Japón. Nos puedes seguir enTwitter @discovernikkei para los diferentes eventos y acciones Nikkei o chequear en la sección Eventos. En caso de colocar un evento de beneficencia favor agregar la etiqueta “JPquake2011” para que aparezca en los eventos relacionados con el terremoto en Japón.