Select a primary language to get the most out of our Journal pages:
English 日本語 Español Português

We have made a lot of improvements to our Journal section pages. Please send your feedback to editor@DiscoverNikkei.org!

¿Es o no una ventaja ser Nikkei?

La importancia de la asociatividad entre los japoneses, formación de asociaciones, federaciones y entidades de beneficencia y deportivas

Se dice que tres japoneses se reúnen y se forma una asociación. Tal es la necesidad de agruparse para la realización de un objetivo común en la búsqueda de beneficios que redunde al grupo y su posterior trascendencia hacia una comunidad.

Esta forma asociativa esta inserto profundamente en el alma de los japoneses con el lema “dos cabezas valen más que una” y el valor de trabajar en equipo y lograr el equilibrio entre todos.

Se puede comparar el trabajo grupal con un equipo de baseball o el football en donde el pitcher o el capitán del equipo manejan el grupo con habilidad y responsabilidad para que cada uno haga su debido trabajo de ataque o defensa del equipo en forma concatenado y es el grupo el que logra el objetivo o éxito deseado.

En este sentido, desde los inicios de la inmigración japonesa en las Americas, tal vez una de las primeras agrupaciones que formaban era la deportiva en torno a equipos de baseball o yakyu como una forma de entrenarse el cuerpo, la disciplina que implica su inclusión, la diversión y, por encima de todo el sentido de la pertenencia a un grupo.

Como un ejemplo de esta asociatividad, en las primeras épocas de la colonia, La Colmena, en Paraguay en una población de un promedio 800 japoneses se ha dividido en cinco barrios en un predio total de 11.000. Cada una de estas agrupaciones han puesto un nombre elegido por consenso. El del área urbana se llamaba “Tacuara”, los otros tomaron el nombre de “Asahi,” “Arawashi”, “Condor” y “All Nipón.” De ahí, el equipo formado que era para baseball confeccionaba su uniforme con el nombre y su número respectivo. Los partidos de baseball eran verdaderas fiestas de camaradería, de competencia leal y de desafíos. El día del torneo cada equipo se presentaba con su hinchada con sus canciones respectivas con pancartas y banderas que sumaba con gritos de animación de gambare.

Este tipo de torneo sigue animando en todas las colonias con el equipo de adultos y el shonen yakyu, de los adolescentes. Estos últimos participan en torneos internacionales Sudamericanos y en Japón. En torno al deporte se formaron también muchas otras entidades de apoyo.

Uno de los principales promotores de asociatividades en Paraguay fue Hisakazu Kasamatsu, quien creo primero el grupo juvenil de deportes para los adolescentes y jóvenes japoneses de La Colmena para quienes vivían abrumados por el trabajo del asentamiento sin que tengan una expansión hacia un disfrute de la vida como jóvenes. En los años setenta se fundó por su iniciativa la Asociación Japonesa de Asunción y la Federación de Asociaciones Japonesa del Paraguay(1972), cuando se crearon similares asociaciones en todas las colonias japonesas. Al mismo tiempo se crea la Asociación de Damas Japonesas, una funjinkai mientras que la Cámara de Comercio e Industria Japonesa creó en el año 1969.

En los años 1991 fundó la Asociación de Ancianos Japoneses de Asunción y esto rápidamente se expandió en todas la colonias por lograr una expansión digna y recreativa para los ancianos japoneses del Paraguay. De esa manera, se creó la Federación de Ancianos Japoneses del Paraguay. Según sus apreciaciones, él quizo dejar un centro de atenciones y recreaciones para los ancianos japoneses y la sociedad japonesa y construyó con la financiación de Jinnai Foundation y el aporte de las colonias japonesas el edificio del Centro Social de Beneficencia Japonesa del Paraguay, en cuyo predio funciona también la Clínica Nikkei, el área recreativa, salones y pensionado y está integrada la Directiva por los principales dirigentes de japoneses y nikkei del país.

Cuando llegó al Paraguay el deporte Gate Ball que trajera Senshi Narimatsu, Kasamatsu se dio cuenta de la importancia de la práctica de este deporte para los de la tercera edad, en un pequeño espacio disponible y ejercicio al aire libre, muy efectivo para la salud física y mental, se creo la Asociación de Gate Ball en cada una de las colonias y por ende organiza la Federación de Gate Ball del Paraguay que dio un realce inusitado en las diferentes competencias nacionales e internacionales, el equipo japonés paraguayo estuvo compuesto por niños, jóvenes, mujeres, varones y ancianos, cuya participación en numero era el mayor en Paraguay en lo respecta a deportes. En el torneo internacional Sudamericano organizado durante su presidencia en el año 1995 acudieron unas 1.500 personas y se realizó en la Colonia Yguazu de los japoneses.

Kasamatsu no fue el único líder de la colectividad japonesa del Paraguay, surgieron a través de los tiempos, muchos otros destacados dirigentes en la comunidad Nikkei y japoneses y crearon entidades tales como el Centro Nikkei Paraguayo (1987) que es un modelo de expansión y organización de los nisei paraguayos con un magnífica sede en la ciudad de Ytaugua, mediante el esfuerzo que los sucesivos dirigentes han puesto para el logro del éxito alcanzado.

Otra como la Central Cooperativa Nikkei Agrícola Ltd. con la presidencia de Yoshihiko Koda realza la importancia de la pujanza y del valor de los japoneses en el trabajo grupal, en cuanto a la unidad y apoyo mutuo en el suministro de materiales, de semillas y equipos, la producción, la comercialización y exportación de los productos agrícolas. En ella se agrupa cinco cooperativas de las colonias japonesas y es considerado como modelo organizacional exitoso en el país.

Dentro de una crisis social y económica que ahonda cada vez más las brechas existentes entre los ricos y los de escasos recursos, en las que el 10% de la población paraguaya acapara el 80% de la riqueza del país, la comunidad japonesa del Paraguay esta ajena a esta crisis debido al grado de asociatividad existente entre ellos y la solidaridad que están fuertemente concatenados entre los asociados y, cuyas decisiones se toman con prudencia, en consenso, respetando las jerarquías de sus cargos.

El sentido grupal inserto en el alma del japonés sigue persistiendo entre sus descendientes como un sello distintivo del valor del trabajo en equipo que contrasta claramente con los valores del individualismo occidental.

© 2007 Emi Kasamatsu

About this series

Emi Kamatsu hace un desarrollo histórico del Paraguay desde los primeros inmigrantes hasta la actualidad. Indaga en las barreras de los países receptores de inmigración japonesa: económica, política, cultural. La herencia organizacional, moral y ética de la era Meiji, la expulsión postguerra de los kimines , su gran aporte al desarrollo cooperativo y asociativo a pesar de la segregación. Finalmente, el cambio generacional y contextual.